Lo que propone Anif para sumar 3,7 millones de contribuyentes

La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), presentó su informe semanal titulado ‘Ahora sí llegó el momento de la reforma fiscal’, en el que socializó algunos puntos que considera relevantes para tener en cuenta en esta iniciativa que el Gobierno destapará en las próximas semanas.

En concreto, el documento de la agremiación hace referencia a la situación fiscal del país y las propuestas para “mejorar el esquema tributario para las personas naturales”.

En este sentido, frente al impuesto de renta, lo que explica es que se debe ampliar la base de quienes declaren y paguen dicho impuesto conforme a sus ingresos, a través de una estructura progresiva en la que las personas que observen recursos totales hasta por 495 UVT (unos 1,5 millones de pesos mensuales) estarían exentos, y los que se encuentren desde ese tope hasta las 1.000 UVT (que serían cerca de 3,2 millones de pesos al mes) tengan unas tarifas marginales de entre 5 % y 15 %.

“A partir de las 1.000 UVT y hasta las 1.500 UVT (cifra cercana a los $4.5 millones al mes) las tarifas marginales estarían entre el 20 y el 25 %. De los 1.500 UVT y hasta los 3.000 (ingresos mensuales del orden de $9 millones) la tarifa sería del 30 %”, reseñó la Anif, y añadió que para cantidades mayores habría una tarifa gradual que empiece en 35 % y vaya hasta el 40 % en el caso de ingresos a $90,7 millones al mes.

“Se pasaría de cerca de 1,6 millones de individuos que contribuyen hoy en día (4,7 % de la población mayor de 18 años) a una cifra cercana a los 5,3 millones (15,8 % de los mayores de edad)”, precisa el documento sobre la propuesta.

SIMPLIFICACIÓN DEL IVA

Sobre este impuesto, Anif puso sobre la mesa la idea de ampliar la base de bienes y servicios generadores de IVA a partir del próximo año, al igual que fortalecer la estrategia para su devolución incrementando el grupo de hogares beneficiarios de 1 a 4 millones a 2024 y el monto que perciben.

En su esquema ello se lograría con tres fases. La primera, en 2022, haría que tres de las 14 subclases exentas pasen “a pertenecer a la categoría de bienes excluidos, mientras que los restantes 11 pasarían a recibir una tarifa reducida de 5 %”, al tiempo que “todos los bienes que hoy reciben una tarifa de 5 % (13 subclases) pagarían una tarifa reducida “nueva” de 10 %”.

Para la fase 2, en 2023, plantea que las 24 subclases que tributaron con la tarifa reducida de 5 % o 10 % en 2022 pasen a pagar una nueva tarifa plena que sería del 18 %, mientras que un conjunto de 21 subclases excluidas de alimentos, bebidas y servicios de recreación empezarían a pagar el 10 %. “Las restantes 36 subclases permanecen con su estatus de excluidas”, aclara.

Por último, en la fase 3, que se realizaría en 2024, aquellos bienes que pagaron el 19 % en 2023, pasarían a contribuir el 18 % “que sería la nueva tarifa general”.

“De forma similar, los bienes que en el 2023 tributaban con una tarifa reducida de 10 % ahora lo harían con la tarifa general de 18 %. Los demás bienes estarían excluidos”, se explica sobre esta última fase.
Cabe resaltar que para 2022 la propuesta contempla eliminar la categoría de bienes exentos, al igual que desaparecer los de tarifa reducida en 2023 y suprimir los que tributan con una tarifa diferenciada en 2024.

“La evolución del sistema planteado da como resultado que, de las 188 subclases, 144 pagarían el IVA a una tasa general del 18 % en 2024, mientras que 44 subclases continuarían excluidas, incluidas las 5 que seguirían sin pagar este impuesto, pero sí el del consumo”, anota el reporte, según el cual habría un recaudo adicional por IVA en 0,7 puntos del PIB.

Para la Anif, en resumidas cuentas el país está obligado a realizar la reforma fiscal este año y esta es la oportunidad idónea para empezar a hacerlo bien.

/Colprensa

También podría gustarte