Hombre no aguantó heridas a bala y murió

681

La riña se presentó la tarde del pasado 24 de febrero en la vereda Puerto Mosquito, donde también murió la persona señalada de herir con un disparo en la cabeza a la segunda víctima fatal, luego que la comunidad lo atacara a golpes. 

Un obrero que había resultado considerablemente afectado de un disparo en la cabeza en medio de una riña presentada el pasado 24 de febrero en la vereda Puerto Mosquito, falleció la madrugada de ayer en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Julio Méndez Barreneche, al no soportar la herida.

Este fue identificado por las autoridades como Luis Rafael Gutiérrez Atencio, de 33 años, quien fue llevado hasta la sala de urgencias del hospital Julio Méndez Barreneche de esta capital, donde los galenos en turno lo intervinieron quirúrgicamente y permaneció en la UCI hasta ayer, luego que el personal médico oficializara su muerte, tras un paro cardiorrespiratorio que le sobrevino por la complejidad de la herida.

Cabe recordar, que en este mismo caso un adulto mayor, identificado como Wilberto Mendoza, de 65 años, también murió; esta persona fue señalada de herir de un disparo en la cabeza a Gutiérrez Atencio, hecho que desencadenó la ira de los familiares, quienes decidieron tomar justicia por sus propias manos, hasta causarle la muerte en el sitio.

ASÍ FUE LA RIÑA

Como se informó anteriormente, el hecho se produjo alrededor de las 10:25 de la noche, en el sector de la manzana 3 casa 5, cuando las víctimas que se encontraban por el sector sostuvieron una discusión acalorada, luego que presuntamente el adulto de 65 años pisó sin querer con su bicicleta al Gutiérrez Atencio, generándose un intercambio de palabras fuertes.

Posteriormente, el presunto agresor quien se dedicaba a cuidar una finca en la zona estaba armado y le disparó a la altura de la cabeza,  dejándolo en grave estado de salud. La comunidad enardecida que se percató del acto de intolerancia, reaccionó de forma inmediata y agredieron ‘salvajemente’ con palos, piedras y objetos contundentes al presunto agresor, destrozándose la cabeza y el rostro, y ocasionándole la muerte en plena vía pública de la vereda Puerto Mosquito.

Finalmente, el personal de criminalística de la Policía Judicial fue el encargado de adelantar la inspección técnica del cadáver y posteriormente su traslado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital, donde en las próximas horas será entregado a sus familiares.

También podría gustarte