Solicitud de preclusión de la Fiscalía a favor de Uribe será apelada por víctimas

56

El fiscal Gabriel Jaimes defendió su actuación y afirmó que esta determinación se produjo en el marco del ordenamiento jurídico. 

El escrito que radicó formalmente la Fiscalía General ante el Complejo Judicial de Paloquemao y en el que solicita una audiencia de preclusión del proceso adelantado contra el expresidente Álvaro Uribe, por supuesto soborno a testigos, fue conocido ayer.

Se trata de un documento de cuatro páginas, en el cual el fiscal jefe de la Unidad Delegada Ante la Corte Suprema de Justicia, Gabriel Jaimes, pide de manera oficial, la programación de una diligencia para sustentar la preclusión de la investigación contra el exsenador, por los delitos de fraude procesal y soborno en actuación.

Luego de cinco meses y cinco días, el fiscal Gabriel Jaimes defendió su actuación y afirmó que esta determinación se produjo en el marco del ordenamiento jurídico en cumplimiento del deber que le asiste como fiscal según lo establece la constitución.

El fiscal delegado aseguró que tomó la decisión, tras establecer que “varias de las conductas por las cuales se vinculó jurídicamente al excongresista no tienen la característica de delito, y otras que sí lo son, no se le pueden atribuir como autor o partícipe”.

En el escrito, el fiscal delegado insiste que la causa para solicitar la preclusión a favor del exsenador Uribe se centra en “la atipicidad del hecho investigado y la ausencia de intervención del imputado en el hecho investigado”.

Tras ser radicada la solicitud, el Complejo Judicial de Paloquemao definirá, por reparto, el juez de conocimiento de Bogotá que resolverá la petición de la Fiscalía de precluir el proceso contra Álvaro Uribe, y la eventual apelación será definida por los magistrados del Tribunal Superior de Bogotá.

La historia del complejo y voluminoso proceso contra Álvaro Uribe Vélez se origina el 23 de febrero de 2012, cuando el expresidente denunció ante la Corte Suprema al senador Iván Cepeda, por un supuesto ‘cartel de falsos testigos’ en su contra que lo incriminaba en vínculos con el paramilitarismo.

Sin embargo, el 16 de febrero de 2018 el caso tomó un giro importante y la Sala de Casación de la Corte Suprema de Justicia archivó el proceso contra el senador Iván Cepeda y ordenó investigar a los entonces congresistas Álvaro Uribe Vélez y Álvaro Hernán Prada, por presunto fraude procesal y soborno de testigos.

Un año más tarde (octubre de 2019), Uribe fue escuchado en indagatoria por la Corte Suprema y en agosto de 2020, la Sala de Instrucción de ese mismo tribunal, ordenó su captura, convirtiéndose en el primer expresidente de Colombia en estar bajo la figura de detención domiciliaria.

No obstante, por cuenta de la renuncia de Álvaro Uribe al Senado y una maratónica audiencia, fue dejado en libertad luego de 67 días.

Todo el expediente de más de 70 cuadernos, 22.000 interceptaciones telefónicas documentos, bajo reserva, y un listado de más de 40 testigos, pasó al despacho del fiscal jefe Delegado Ante la Corte Suprema, Gabriel Jaimes, mano derecha del fiscal General Francisco Barbosa.

LA REACCIÓN DE URIBE 

Tras conocerse la decisión de la Fiscalía de solicitar la preclusión del proceso en  contra del expresidente Álvaro Uribe Vélez por presunta manipulación de testigos,  las distintas reacciones políticas no se han hecho esperar.

Uno de los primeros en reaccionar a la decisión fue el mismo expresidente, quien  dio gracias a Dios por la decisión que tomó la Fiscalía. También manifestó su agradecimiento a las personas que lo han apoyado en este proceso.

Sin embargo, el senador del Polo Democrático Iván Cepeda, declarado como víctima en el  proceso que se adelanta  contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez por presunta manipulación de testigos, señaló que en compañía del exfiscal Eduardo Montealegre interpondrá una denuncia en contra del fiscal del caso, Gabriel Jaimes.

“A Uribe le digo hoy: triste historia la suya, al final de su vida pública, intenta torcer y mancillar por todos los medios la justicia. Pero eso ha sido inútil. El país sabe de su culpabilidad, la juventud conoce su verdadero rostro. Para usted no habrá luz al final del túnel”, señaló Cepeda.

Por el lado de la oposición frente a la preclusión del caso, la representante de la Colombia Humana, Ángela María Robledo,  dijo que mientras la Fiscalía pide declarar la inocencia de Uribe, a Hernán Prada todavía lo investiga la Corte Suprema y Diego Cadena está capturado. “Este es un episodio más de la vieja estrategia con la que durante décadas Uribe se le ha escurrido a la justicia: “todo fue a sus espaldas”, añadió.

En este mismo sentido la senadora Aida Avella aseguró que lo que ha pasado con el caso del expresidente es una vergüenza nacional porque el fiscal Francisco Barbosa está al servicio del Gobierno. Indicó que, a su juicio, reinó la impunidad.

 “La Fiscalía es Uribista, es la defensora de oficio de Uribe. La solicitud de preclusión no es sorpresa. Fiscalía de bolsillo que no pretende justicia sino impunidad”, manifestó el representante a la Cámara David Racero.

Antonio Sanguino, senador de la Alianza Verde,  dijo que estaba ‘cantada’ la decisión de la Fiscalía de solicitar la preclusión del caso dl expresidente Álvaro Uribe, lo cual, según él pone en duda la independencia de la justicia del país.

Por su parte, el  exnegociador de paz, Humberto de la Calle,  se limitó a criticar la forma en la que terminó el caso hasta el momento.  “Así como protesté cuando cogieron a patadas a la Corte cuando apresó a Uribe, tampoco creo q haya q destrozar la Fiscalía. Pero sí es muy raro un país donde renunciando al fuero, una persona es liberada por un organismo inferior a la Suprema”, dijo.

Por el lado defensor de la decisión están los miembros del Centro Democrático, quienes han celebrado la actuación de la justicia. Una de ellas fue la senadora María del Rosario Guerra, quien aseguró que con la preclusión del caso se cae el montaje  de Iván Cepeda, “acostumbrado a visitar cárceles para manipular y comprar testigos”.

El expresidente del Senado Ernesto Macías indicó que esta decisión debe convertirse en el principio del fin de un tortuoso camino, lleno de injusticias e infamias.

El senador Fernando Nicolás Araujo señaló  que siente una alegría infinita por  Uribe, su familia, el Centro Democrático  y por el país. “La noticia de la preclusión de la investigación contra Álvaro Uribe  significa justicia y verdad ¡Viva Colombia!”, dijo.

Previo a la notica, Araujo había dicho que lo único que ha unido a delincuentes, paramilitares y guerrilleros es el afán por destruir a Uribe, sin embargo, a su parecer, el tiempo se ha encargado de señalar la verdad: “Álvaro Uribe es honorable”.

La Fiscalía General de la Nación anunció que Gabriel Ramón Jaimes, el fiscal a cargo del proceso contra Álvaro Uribe,  solicitará audiencia ante un juez de conocimiento para pedir la preclusión del caso, argumentando que algunas conductas que se le imputan al expresidente no tienen el carácter de delito y otras no se le pueden atribuir.

“Luego de la valoración integral de los elementos probatorios, la evidencia física y la información legalmente obtenida durante el curso del proceso, el fiscal del caso estableció que varias de las conductas por las cuales se vinculó jurídicamente al ex congresista no tienen la característica de delito, y otras que sí lo son, no se le pueden atribuir como autor o partícipe”, señaló la Fiscalía en un comunicado.

CRONOLOGÍA:   
El proceso contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez completa ya casi 9 años de una historia marcada por demandas, contrademandas, tutelas, recusaciones, cambios de competencia y hasta cambios de ley aplicable, que tienen hoy un nuevo episodio con la decisión de la Fiscalía de solicitar la preclusión de la investigación.

El proceso tuvo su génesis en el año 2012 cuando después de un debate en el Congreso, el expresidente Uribe denunció al senador Iván Cepeda, por haber supuestamente ofrecido sumas de dinero y beneficios jurídicos a antiguos jefes paramilitares, para que estos declararan en contra del exmandatario y o señalaran de ser el presunto fundador del Bloque Metro de las Autodefensas y autor de crímenes como la masacre del Aro.

Seis años después, el 16 de febrero de 2018, la Corte Suprema determinó que no había motivos suficientes para culpar a Cepeda de los delitos que se le acusaban, y reveló que, por el contrario, había encontrado pruebas en contra de Uribe y de cómo había, presuntamente, manipulado testigos que su abogado Diego Cadena se encargaba de contactar en las diferentes cárceles del país.

– 14 de septiembre de 2018: Se conoció que la Corte Suprema de Justicia interceptó por error el teléfono del expresidente Álvaro Uribe. De acuerdo en el alto tribunal porque ese número aparecía en el expediente del excongresista chocoano Nilton Córdoba Manyoma. Esta interceptación se ordenó desde el 7 de marzo hasta el 22 del mismo mes.

– 16 de agosto del 2019: La sala de Instrucción del alto tribunal llamó a indagatoria a Álvaro Uribe para el 8 de octubre del mismo año. Una decisión que tardó un poco más de un año para ser tomada por orden de la Corte por los cargos de fraude procesal y soborno.

-12 de agosto de 2020: Álvaro Uribe fue reseñado como preso con el número 1087985, otorgado por el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), para cumplir con su medida de casa por cárcel anunciada por la Corte ocho días atrás.

-18 de agosto de 2020: El expresidente Uribe envió una carta al presidente del Senado, Arturo Char, presentando su renuncia a la curul que ocupaba en el Senado de la República, desde 2014. Según Uribe, la medida de detención domiciliaria en su contra anula sus posibilidades de regresar al legislativo.

En la carta, el exmandatario también denunciaba violaciones en las garantías de su proceso, interceptaciones ilegales y filtraciones a políticos y periodistas.

A partir de ese momento inició la discusión sobre si su proceso debía continuar en la Corte Suprema de Justicia o si debía pasar a la Fiscalía General de la Nación. Además, se presentó un debate sobre los verdaderos motivos que Uribe había tenido para salir del Senado.

– 4 de septiembre de 2020 A partir de la decisión de la Corte el caso llegó oficialmente a la Fiscalía, donde fue asumido por el fiscal delegado ante la Corte Suprema, Gabriel Jaimes.

– 6 de noviembre de 2020 El juez Cuarto de Conocimiento de Bogotá dejó en firme la decisión de que el expresidente pudiera afrontar el proceso en libertad, además tomó una decisión trascendental para el proceso pues consideró que en el proceso del exsenador Álvaro Uribe se podía equiparar la indagatoria hecha en la Corte Suprema de Justicia, bajo el antiguo proceso que se surte bajo la Ley 600 del 2000, con la imputación de cargos, que hace parte del actual Código de Procedimiento Penal, Ley 906 de 2004.

-5 de marzo de 2021 La Fiscalía General de la Nación anunció este viernes que el fiscal a cargo del proceso contra Álvaro Uribe, Gabriel Ramón Jaimes, solicitará audiencia ante un juez de conocimiento para pedir la preclusión de la investigación contra el exmandatario.

También podría gustarte