“En el corazón está el valor de la Mujer” Giuliana Mancuso Torres

97

Giuliana Mancuso Torres, nació en Montería, Córdoba, pero adora a Santa Marta como su segunda tierra, y por ello, se ha dedicado a trabajar con las mujeres, para que con sus propios talentos se conviertan en emprendedoras y cumplan sus metas.

Esta joven mujer tuvo la dicha de ser Reina Nacional de la Ganadería, demostrando que no solo con la belleza se puede conquistar muchas cosas, sino también con la inteligencia y por su puesto, el talento.

Giuliana Mancuso Torres es diseñadora, coach de vida integral, escritora y pintora, creadora de contenido digital y directora del Movimiento femenino ‘Mujer tu Brillas’.

“Actualmente estoy dedicada 100% al fortalecimiento de la mujer en cada área de su vida, este trabajo lo realizo hace más de 11 años y  me ha dado la oportunidad de conocer la necesidad que hay en el corazón de las mujeres.  Por eso, siempre he dicho que “En el corazón está el valor de la Mujer”.

El objetivo principal del Movimiento que lidera “Mujer tu Brillas” es empoderar  a las mujeres desde su esencia,  ayudarlas a recobrar su identidad  de Mujer y construir una relación sana con ella misma, desde el amor y el perdón,  aceptándose tal cual es, buscando cada día una mejor versión de si misma y aprendiendo a tener control sobre sus emociones.

Y con base en lo anterior, se ha dado cuenta, que la mujer del Magdalena se caracteriza por sus ganas de emprender y salir adelante. “Esto me quedo más claro durante el tiempo de pandemia, las magdalenenses son innovadoras, capaces y han sacado su máximo potencial, esto es un muy buen punto de partida para cumplir el propósito para el que están aquí en la Tierra. En mis conversaciones con ellas  y en cada lugar donde tengo la oportunidad de llegar, veo mujeres con una Fe absoluta en Dios y esto las hace fuertes aun en medio de sus debilidades”, precisó Giuliana Mancuso.

Ella se declara una convencida de que la Mujer es un pilar clave dentro de la sociedad, por lo tanto debe ser consciente de su valor y rol. “Estamos en tiempos donde nos ‘venden’ la idea de que todo es unisex y  hombres y mujeres están en una lucha constante: Quien es más fuerte, quien gana más, yo pago la cuenta, y quien tiene más, alejándose de cierta forma de lo que se estableció en el principio, por eso es importante volver  y mirar el orden en el que fueron creadas las cosas y la función que debía cumplir. La Mujer se caracteriza por su feminidad y ese es su poder, mostrarse Mujer, delicada, suave, tierna y dulce. Eso la diferencia del hombre”.

Por ello, considera que para empoderarse se necesita tener deseos en el corazón, una identidad que la empodere de su salud, de su rol, de su familia y saber para que es buena y por ahí comenzar.

“Este 8 de marzo es un día para hacer un alto en el camino y reflexionar  cómo vamos como sociedad, como país, y como vamos evolucionando en la inclusión y la no discriminación. También es un día para aplaudir a todos los que se han levantado con compromisos de trabajar a favor  del empoderamiento de la mujer e invitarla a hacer de la dignidad, uno de los valores principales en su vida”, manifestó.

Y con relación al maltrato hacia la mujer, indicó que su mensaje siempre ha sido el mismo: “El hombre debe tener claro que la mujer es delicada, por lo tanto, así necesita ser tratada. Recordar siempre que sus hijas serán dignas de buenos tratos por parte de los hombres, por lo tanto deben sembrar lo que ellas recogerán”.

Hoy, cuando se celebra el Día Internacional de la Mujer, Giuliana Mancuso Torres, proyecta celebrarlo en casa y con las dos mujeres que más ama y la inspiran a seguir creciendo como mujer, su mamá Gloria Torres y su hermana Johanna Mancuso.  “Todos los cambios que quiero ver en la mujer  magdalenense y colombiana comienzan en este lugar y con ellas dos”.

Por último, expresó un mensaje muy especial a las mujeres cabezas de familia…“ellas son gran inspiración para mí, no es lejana esta realidad, pues en mi familia hay de estas mujeres que yo las llamo ‘Mujeres sombrillas’, las que dan una cobertura en sus hogares, y son las proveedoras, las que dan sombra, las que cubren y protegen a su familia. ¡No se detengan! que su galardón es grande, hoy las honro y las exalto.  Invito a todas las mujeres, a las arquitectas de sus hogares y constructoras de paz, a darle el primer lugar a Dios en sus vidas”.

También podría gustarte