Alcaldía aclara que adulto no murió por inmersión

1.250

El anciano fue transportado en una lancha desde el balneario de Playa Grande hasta el centro de salud de Taganga, donde intentaron reanimarlo sin embargo se produjo su deceso. 

La Alcaldía de Santa Marta comunicó en las últimas horas que el anciano de 91 años que perdió la vida en una playa perteneciente a Taganga, conocida como Playa Grande, identificado como Gustavo Antonio Anaya, no se encontraba bañándose en ese momento, sino que estaba “a la orilla del mar, cuando sufrió un paro cardiorrespiratorio”.

Según lo informado por el Instituto Distrital de Turismo de Santa Marta, INDETUR, lo manifestado por algunos medios de comunicación no corresponden con la realidad, pues de acuerdo con la información notificada por las autoridades que atendieron la situación en el lugar de los hechos, el turista se encontraba junto a familiares cuando se produjo su deceso por causa natural, y no por ahogamiento o inmersión.

La administración distrital asegura que el “Guardián del Turismo del Indetur, que apoya en la zona, y la Policía de Turismo, prestaron primeros auxilios y, en compañía de algunas personas, transportan en una lancha al turista” desde Playa Grande, donde sucedió el incidente, hasta Taganga, para luego ser trasladado al centro de salud de ese sector.

 “En el centro de salud de Taganga, personal médico practicó procedimiento de reanimación al adulto mayor, con resultado negativo”, aseguró la Alcaldía por medio del comunicado oficial.

Cabe mencionar que el hecho se produjo en horas de la tarde del lunes, cuando según testigos, un sobrino fue quien vio al anciano boca abajo, pero pensó que estaba careteando, al ver que no salía decidieron acercarse voltearlo y notaron que el anciano había tragado agua y se encontraba inconsciente. Posteriormente, sus familiares lo llevaron al puesto de salud de Taganga, donde intentaron reanimarlo, pero los esfuerzos por salvarlo fueron infructuosos; también alegaron en su momento que no había cómo auxiliarlo.

Este es el segundo hecho lamentable que se presenta con turistas en las playas de la capital del Magdalena, pues el pasado 28 de febrero perdió la vida el turista bogotano César Augusto Bolaños, cuando disfrutaba de su luna de miel junto a su esposa en el Cabo San Juan del Parque Tayrona.

También podría gustarte