Aplazado el inicio del juicio por la muerte de Floyd por un policía

45

El inicio del juicio contra el expolicía Derek Chauvin, acusado por la muerte de George Floyd, fue aplazado hasta el martes para que el magistrado que preside la audiencia pueda analizar si agrega un cargo adicional contra el inculpado. 

El juicio debía haber comenzado este lunes con la selección del jurado, un proceso percibido por la opinión pública como muy simbólico después de las masivas manifestaciones contra el racismo y la violencia policial que desató la muerte de Floyd el 25 de mayo pasado.

Pero, mientras cientos de manifestantes se congregaban cerca de un tribunal de Minneapolis fuertemente custodiado, el juez del condado de Hennepin, Peter Cahill, ordenó que la selección se pospusiera hasta al menos el martes.

Los fiscales habían solicitado la pausa hasta que una corte de apelación decida si el juez debe restablecer un cargo de asesinato en tercer grado contra Chauvin.

“La Corte sentará a los miembros del jurado para un juicio sobre el que todavía no sabemos las acusaciones exactas”, afirmó Matthew Frank, el fiscal principal.

Chauvin, de 44 años, está acusado de asesinato en segundo grado y de homicidio involuntario por la muerte de Floyd.

El afroestadounidense murió asfixiado después de que el agente lo inmovilizara apretándole el cuello con la rodilla durante casi nueve minutos.

Cahill dijo que pensaba que la selección de los 12 jurados y cuatro suplentes debe continuar, pero estuvo de acuerdo en detenerla mientras se resuelve la apelación.

“Los posibles jurados están aquí, pero seamos realistas, esto no va a comenzar antes de mañana”, dijo el magistrado. “Por lo que, salvo objeción de alguna de las partes, voy a liberar a los jurados y comenzar todo mañana con la selección”, agregó.

El agente, en libertad bajo fianza, compareció ante la corte vestido con un traje azul y una mascarilla negra.

Chauvin fue filmado presionando con su rodilla el cuello de Floyd durante casi nueve minutos mientras el detenido estaba esposado. Sus últimas palabras, “no puedo respirar”, conmocionaron a Estados Unidos.

 

También podría gustarte