EE.UU. concede el Estatus de Protección a los venezolanos

64

El gobierno de Joe Biden anunció ayer que Estados Unidos otorgará un Estatus de Protección Temporal (TPS en inglés) a cerca de 300.000 venezolanos que están en su territorio, una medida que impide su deportación y les permite trabajar. 

Un alto cargo del gobierno estadounidense informó a los periodistas, bajo condición de anonimato, que este decreto estará vigente por 18 meses debido a las “extraordinarias circunstancias temporales” que hay en Venezuela, cumpliendo con una promesa de campaña hecha por Biden.

“No es seguro para los venezolanos volver”, indicó el funcionario estimando que unas 300.000 personas pueden acceder a este beneficio.

En el anuncio, el gobierno de Biden recalcó que este estatuto es exclusivo para personas ya presentes en el territorio estadounidense el lunes 8 de marzo.

“Si alguien llega mañana o cualquier día después, no califica”, advirtió el alto cargo.

“Esta designación se debe a las extraordinarias circunstancias temporales que impiden que los venezolanos retornen de forma segura, incluyendo una crisis humanitaria compleja marcada por el hambre y la desnutrición generalizadas, la creciente presencia de grupos armados no estatales, la represión y una infraestructura en ruinas”, indicó el Departamento de Seguridad Interior (DHS) en un comunicado.

La protección del TPS está diseñada para países que sufren conflictos armados o desastres medioambientales como huracanes o terremotos, o situaciones catastróficas como epidemias.

Este beneficio está actualmente disponible para Siria, Sudán, Sudán del Sur, Somalia, Nicaragua, Nepal, Honduras, Haití, El Salvador y Yemen.

Además del permiso de trabajo y la garantía de que no serán deportados, los beneficiarios del TPS pueden optar a una autorización de viaje.

El destino de los venezolanos en Estados Unidos lleva años en el debate político de Washington y, en el último día de su mandato, el expresidente republicano Donald Trump les otorgó una protección frente a las deportaciones, denominada Salida Forzosa Diferida (DED en inglés).

Durante la campaña electoral, Biden criticó a Trump por deportar “sin piedad” a los venezolanos y por negarse a otorgarles el TPS, ya que el gobierno republicano quiso terminar con este estatuto, temiendo que se volviera una vía hacia la ciudadanía para muchos indocumentados.

MOTIVACIONES POLÍTICAS

El funcionario estadounidense negó que esta medida tuviera una motivación política de cara al electorado del sur de Florida, una pieza clave en las elecciones en Estados Unidos y que en las últimas elecciones favoreció a Trump.

“Para nada, el sufrimiento y la continua inestabilidad que ha soportado el pueblo venezolano está bien documentado”, indicó el alto cargo.

El gobierno de Biden ha desmantelado muchas de las políticas migratorias del gobierno de Trump y actualmente los demócratas impulsan una reforma migratoria en el Congreso con el apoyo de la Casa Blanca.

También podría gustarte