Trampa para cazar animales lo mató en Palmor

280

Andrades Aparicio murió de la manera más irónica que pueda existir. Después de pisar una trampa para animales momentos en los que sembraba café.  

Las autoridades indicaron que el hecho se produjo hacia las 8:30 de la mañana de ayer en el corregimiento de Palmor, estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Se indicó que el hombre cavaba un hueco en la tierra para ingresar el grano y de manera accidental accionó la trampa que lo impactó en la pierna y en la parte baja del abdomen.

Personas que se encontraban con el caficultor lo auxiliaron y seguidamente lo trasladaron hasta el puesto de salud de esa población. Los médicos al notar la gravedad de las lesiones, decidieron remitirlo hasta el Hospital San Cristóbal de Ciénaga, donde finalmente se produjo su deceso.

Familiares lamentaron lo ocurrido y al tiempo, llamaron la atención a las autoridades a fin de que este tipo de trampas sean puestas en lugares más alejados para evitar este tipo de incidentes.

 “Esas trampas son las que se accionan con una cuerda y dispara una lluvia de perdigones. Desafortunadamente mi hermano no sabía que eso estaba ahí y le costó la vida. Estos cazadores tienen que ser más precavidos  en colocar esas trampas para que se evite otro accidente similar que le pueda costar la vida a otra persona”, sostuvo un hermano de la víctima.

Notificados del hecho, una comisión de la Sijín del Tercer Distrito de la Policía Metropolitana de Santa Marta, se desplazó a ese centro asistencial para realizar la inspección técnica al cadáver, que fue llevado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de la segunda ciudad en importancia en el Magdalena para el procedimiento de la necropsia.

De la víctima se informó que contaba con 40 años y se dedicaba al cultivo de café desde hace 20 años.

También podría gustarte