Privados quieren vacunar, pero Gobierno condiciona

103

El debate en torno a la participación del sector privado en la vacunación en Colombia contra el covid-19 creció ayer luego de que se radicara un proyecto de ley al respecto. 

La iniciativa del senador conservador Miguel Ángel Barreto busca darle las herramientas al Ejecutivo para regular el proceso de adquisición, importación, distribución, aplicación y precio de venta de los biológicos por parte de las empresas.

Explicó que es urgente apoyar al sector público para acelerar el Plan Nacional de Vacunación (PNV) y llegar al objetivo de inmunizar a 35 millones de colombianos antes de terminar este año. Esa meta es clave porque a partir de la misma Colombia alcanzaría la llamada inmunidad de rebaño, en decir la velocidad de contagio cae sustancialmente y se supera la etapa pandémica.

Tras iniciar la vacunación el 17 de febrero, el país tenía ayer alrededor de 400 mil personas inmunizadas (personal médico y mayores de 80 años), pese a que ya llegaron alrededor de dos millones de dosis. De allí las críticas de algunos sectores en torno a que urge mayor agilidad en el esquema de vacunación, aunque desde instancias gubernamentales se replica que es imperativo tener una reserva estratégica para garantizar la administración de la segunda dosis. De hecho, ayer la jefe de enfermería de Sincelejo, que fue la primera vacunada en Colombia, la recibió.

Lo cierto es que el país apenas pasó esta semana a segunda etapa de la fase 1 del PNV. Aquí la prioridad son las personas de 60 a 79 años y el personal médico de segunda y tercera línea de atención. Luego vendría, en la etapa 3, la población de 16 a 59 años con comorbilidades y el 100% de los docentes. En la segunda fase hay dos etapas adicionales. En la 4 se inmunizará a cuidadores institucionales (Fuerza Pública y demás) así como población y ocupaciones de alto riesgo. Y en la etapa 5, la final, los colombianos de entre 16 y 59 años libre de comorbilidades. Es decir, la mayoría de la población.

LA INICIATIVA 

Según explicó ayer Barreto, el proyecto (frente al cual se le pedirá al Gobierno que envíe un mensaje de urgencia) es complementario a la ley tramitada por el Congreso y sancionada en diciembre que establece la vacunación masiva y gratuita en Colombia.

Para garantizar que no haya especulación en el mercado ni “canibalismo” entre los colombianos por acceder a la vacuna, se establece que los privados deben acatar las fases del PNV y el precio de la vacuna sería regulado por el Estado.

Sin embargo, el representante uribista a la Cámara, Ricardo Ferro, quien fue ponente de la ley ya sancionada sobre acceso gratuito a la vacuna, sostiene, en primer lugar, que no es necesario ni hay tiempo para tramitar una nueva norma al respecto (tardaría no menos de dos meses y medio). Asegura que la ley vigente desde diciembre contempla la participación de privados a partir de la segunda fase de la vacunación y lo procedente es que el Gobierno expida el decreto reglamentario.

EN ETAPA 5: RUIZ 

Desde hace dos meses el sector privado insiste en que se le permita adquirir e importar vacunas para comercializarlas, pero el Gobierno replica que ello no es posible en la primera fase.

Incluso universidades se han mostrado interesadas en participar de este proceso. Según Alejandro Cheyne, rector de la Universidad del Rosario, “cumplidas las dos primeras etapas de la fase 1 del PNV, podría permitirse la contribución del sector privado que no riña con los objetivos del Plan sino más bien que lo complemente, en un esfuerzo público-privado para aumentar la consecución de los objetivos del PNV”.

A ello se suma que algunas gobernaciones y alcaldías también han urgido al Gobierno que les autorice comprar, importar y aplicar vacunas para acelerar la inmunización de la población.

Sin embargo, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, insistió esta semana en que en esta primera fase no se permitirá la participación de los privados y solo podrían hacerlo al final de la segunda, en la etapa 5, cuando se inmunizaría a la mayoría de la población, es decir entre 16 y 59 años sin comorbilidades.

Incluso días atrás Ruiz había indicado que todavía no existía una propuesta clara del sector privado en torno a plan específico para adquirir las vacunas, nivel de factibilidad y viabilidad, cómo serían importadas y el modelo y redes de aplicación, que tendrían que articularse con el PNV.

El Ministro recordó que se necesita un proceso regulatorio para viabilizar esta participación de los privados en todos los pasos de la cadena de vacunación.

También podría gustarte