Futuras abogadas lograron distinción en Unimagdalena

303

Futuras abogadas lograron distinción de género en los diplomas de grado de Unimagdalena. Se trata de Keila Rebolledo Castillo y Andreina Daza Gámez, quienes apoyadas por más de 50 estudiantes del Programa de Derecho de la Universidad del Magdalena lideraron la iniciativa que llegó hasta el despacho del rector Pablo Vera Salazar y que fue concedida en pro de la reivindicación de los derechos de la mujer.

“En mi carrera me preocupé por el tema del género. Yo no me sentía identificada con que el diploma dijera ‘Abogado’, porque no es simplemente una letra, sino que se trata del reconocimiento de la mujer”, estas fueron las palabras que manifestó Keila Rebolledo Castillo, estudiante de grado del Programa de Derecho de la Universidad del Magdalena; cuando se le preguntó ¿Por qué decidió emprender un proceso en pro de la distinción de género en los títulos universitarios?

Keila es una mujer que anhelaba que su diploma de grado reconociera su género femenino, otorgándole el título de ‘Abogada’.

Ella, junto a Andreina Daza Gámez, también estudiante de grado del Programa de Derecho de la Alma Mater, decidió marcar un antes y un después en su Casa de Estudios Superiores; cambiando el esquema que durante 59 años se había tenido establecido en los diplomas profesionales de los más de 50.000 graduados (as) de la Institución, con relación a masculinizar todos los títulos.

Ambas estudiantes se pusieron en la tarea de efectuar un derecho de petición al Consejo Académico de la Universidad en pro de la distinción de género, pero este órgano no pudo concederlo debido a que la Resolución del Ministerio de Educación Nacional establece el título como ‘Abogado’ y en ello se basa la Institución para otorgar el diploma. Cabe mencionar que, en años anteriores otras estudiantes también habían realizado la solicitud, la cual no fue avalada por la misma razón.

Sin embargo, Keila y Andreina no perdieron sus esperanzas y remitieron esta vez el derecho de petición al mismo MinEducación; el cual respondió dándole la potestad a Unimagdalena de tomar la decisión de concederlo o no, en el marco de su autonomía universitaria.

“La política de nuestra Universidad es que es aún más incluyente e innovadora, lo cual para nosotras quería decir que sí nos iban a incluir como sujetos de derecho en los diplomas”, señaló Andreina Daza Gámez, justificando su persistencia en el caso.

Fue allí cuando las dos futuras abogadas apoyadas por más de 50 estudiantes del Programa de Derecho, se encargaron de hacer llegar la iniciativa hasta el despacho del doctor Pablo Vera Salazar, quien en cuanto la conoció, mostró su total acuerdo y la concedió, como una forma de reivindicar los derechos de la mujer.

En este sentido, el rector determinó que el reconocimiento de género no solo fuera para el caso de ellas como abogadas, sino también para los títulos de todos los Programas Académicos de la Institución.

La futura abogada Keila Rebolledo, expresó su emoción al respecto, “yo me sentí muy contenta porque realmente eso era lo que yo quería, que se reconociera que quienes se estaban graduando eran mujeres. Creo que la respuesta del rector Pablo Vera Salazar fue muy acertada porque esto permitió, así como me dijo él, reivindicar los derechos de las mujeres”.

De esta manera, gracias a la gestión de Keila Rebolledo Castillo y Andreina Daza Gámez, ya se han otorgado 31 títulos profesionales en acepción femenina en el año 2021 en la Universidad del Magdalena, tales como: Administradora de Empresas, Abogada, Licenciada en Educación Básica, Antropóloga y Contadora Pública. Asimismo, próximamente las promotoras de la idea, recibirán su título como Abogadas.

“Me encuentro muy agradecida con el doctor Pablo Vera Salazar, ya que gracias a él se pudo realizar esta distinción de género, por su política de inclusión, por tener en cuenta a las mujeres y por este gran reconocimiento”, declaró la estudiante de grado del Programa de Derecho, Andreina Daza.

Además el máximo dirigente de esta Casa de Estudios

A través de estas nuevas medidas, Unimagdalena ratifica que ‘La Gente Es Primero’ y avanza en la vía correcta de la agenda institucional de inclusión, no discriminación, equidad e identidad social.

También podría gustarte