Corpamag recupera 41 hicoteas víctimas del tráfico ilegal en Santa Ana

57

El operativo conjunto entre la Policía Nacional y el Ejército en el que fueron incautados los reptiles, se registró en la vereda Los Palmitos, municipio de Santa Ana. 

En una importante noticia para la preservación de las especies en peligro, Corpamag confirmó que fueron incautadas por la Policía, un total de 41 tortugas hicoteas pertenecientes a la especie Trachemys callirostris, las cuales eran transportadas en dos cajas de cartón para ser comercializadas de manera ilegal.

Los infractores ambientales fueron capturados por la Policía Nacional y las hicoteas entregadas a la Corporación Autónoma Regional del Magdalena Corpamag y actualmente se encuentran en el Centro de Atención de Fauna y Flora Silvestre de la entidad, para  ser devueltas en los próximos días a su hábitat natural.

El daño ambiental ocasionado sobre los recursos naturales al extraer esta especie es considerado de gravedad, debido a que por sus hábitos alimenticios las hicoteas participan en el control poblacional de otros animales silvestres. Además su extracción, para ser traficadas y vendidas para el consumo humano, representa un caso de maltrato animal debido a la forma en la que son cazadas y cocinadas, ya que fracturan el plastrón o pecho para poder ser hervidas vivas y los cazadores por lo general capturan sólo las hembras que están anidando en playones, afectando  la reproducción de la especie.

En el marco de la ley 1777 de 2016 y bajo el código nacional de Policía, tipifican los delitos de maltrato animal  y consideran que los animales son seres que sienten, no son cosas y recibirán especial protección contra el sufrimiento y el dolor, en especial, el causado directa o indirectamente por los humanos.

Es importante tener en cuenta que aquellas personas  que exploten, transportan, mantengan, trafiquen, o se beneficie de los especímenes, productos o partes de los recursos de fauna, flora, hidrobiológicos, biológicos o genéticas de la biodiversidad colombiana, incurrirá, ante las autoridades competentes,  en prisión de cuarenta y ocho (48) a ciento ocho (108) meses y multas hasta de treinta y cinco mil (35.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes. La pena se aumentará de una tercera parte a la mitad, cuando las especies estén categorizadas como amenazadas, en riesgo de extinción o de carácter migratorio, raras o endémicas del territorio colombiano.

La comercialización de esta especie es un delito que aumenta conforme se acerca la temporada de Semana Santa, época en la que se dispara la demanda del animal para usar su carne y huevos en la preparación de platos típicos.

Tradicionalmente la hicotea ha sido comercializada de forma ilegal y anualmente miles de ejemplares son rescatados para devolverlos a las Ciénagas y humedales. Por este motivo, las autoridades del departamento del Magdalena se encuentran trabajando de manera articulada para detener esta tortura a la que son sometidas cada año las especies silvestres.

También podría gustarte