Extraña desaparición de colombiano, tras asistir a fiesta clandestina en España

465

Lo que comenzó hace tres años como un sueño hecho realidad para un joven colombiano que logró viajar a España en búsqueda de un mejor futuro para él y su familia, se convirtió hace dos meses en una pesadilla para sus seres queridos, quienes desde el 6 de enero de este año perdieron su rastro.

Se trata de Julián Esteban Beltrán Rivera, de 22 años, quien en 2018 viajó a España donde comenzó a trabajar como barbero. La comunicación con su familia era constante hasta el 6 de enero de 2021 cuando el joven salió hacia una fiesta en Cataluña y desde entonces no se volvió a saber de él.

Dos meses después de esta desaparición, allegados al joven continúan el trabajo por su propia cuenta; pues desde el pasado 9 de febrero la Policía de Cataluña les informó que se había decidido dar por terminada la búsqueda de Julián debido a que la investigación no había arrojado muchos resultados que dieran pistas sobre el paradero del colombiano, pese a que familiares insisten en que los amigos que estuvieron esa tarde con Julián pueden saber más sobre su extraña desaparición.

“Se fue con una maleta llena de sueños y hoy no sabemos nada de él y tampoco contamos con autoridades que nos apoyen, pero nosotros seguimos la búsqueda por nuestra cuenta”, aseguró a LA FM César Beltrán, padre del joven desaparecido.

Contó que pese a la investigación que adelantó la Policía en Cataluña, no es mucho lo que conocen del tema ya que no les entregaron nada de información asegurando que, pese a que se suspendió la búsqueda, aún el caso está abierto y que por lo tanto la información es confidencial.

Algunos medios de comunicación han filtrado apartes de declaraciones que algunas personas dieron a las autoridades, entre las que se destaca la de una mujer que asegura que al preguntar a dos amigos de Julián sobre su paradero, estos le respondieron: “el ya no está aquí.  Ha hecho un viaje astral porque ya está muerto”. Sin embargo, los familiares aseguran desconocer la veracidad de dicha información.

 “Nosotros realmente desconocemos si es en la zona de Montserrat o está en otra parte de España, por eso hacemos un llamado a sus amigos en ese país, si saben algo que nos ayuden brindándonos información, así sea de manera anónima o a través de autoridades”, agregó el papá del joven.

A esta súplica se unió su abuela paterna, Nancy Beltrán, quien dijo que a lo largo de estos meses han elevado las voces para que el caso de “Julián Beltrán no se quede como un caso más de desaparecidos en el mundo”.

La mujer agregó su llamado “de todo corazón a quienes estuvieron en esa fiesta con él, a aquellas personas que dicen que lo vieron salir o aquellos amigos que dicen que saben que él estuvo en esa reunión, que nos ayuden con información para poder encontrarlo”.

“Cualquier información que nos pueda colaborar con un hilito de vida de saber que mi nieto se encuentra vivo será de gran ayuda. O si alguien sabe, de pronto, que el ya no se encuentra en este mundo con nosotros, que nos digan dónde está su cuerpo para poder calmar este dolor”, agregó la mujer.

La búsqueda de Julián inició el 7 de enero de este año cuando sus familiares en Colombia se enteraron que en medio de la fiesta algo había pasado con su ser querido; pues, según cuentan algunos de sus amigos, él salió corriendo con rumbo desconocido.

Un amigo de Julián interpuso una denuncia ante las autoridades locales reportando la desaparición del colombiano, mientras en su país natal sus familiares iniciaban una angustiosa búsqueda, a la distancia.

Con el paso de los días y las investigaciones de la Policía en España se fueron develando algunos detalles del joven y la noche en que desapareció; sin embargo, estas pistas no han sido suficientes para hallarlo.

Según se ha conocido, Julián Esteban Beltrán salió junto a sus amigos a una fiesta donde departieron durante algunas horas. Las autoridades determinaron que se trató de una fiesta clandestina realizada en un chalet de El Bruc, un conocido pueblo de Barcelona.

Una vez allí, según reportan las personas que lo vieron por última vez, el joven, de un momento a otro comenzó a correr, desapareciendo entre una zona boscosa conocida como Montserrat.

Algunas versiones no confirmadas indican que el joven fue cuestionado sobre su actitud al correr, pero solo se habría limitado a decir que “la montaña lo llamaba”.

Los días comenzaron a pasar y las pistas sobre Julián cada vez eran menos, mientras su familia desesperada intentaba desde Colombia obtener algún rastro del joven y, además, lograr alguna ayuda por parte de la Cancillería para viajar a apersonarse de la búsqueda.

Tras varias dificultades por pandemia, finalmente, a finales de enero Lilian Rivera, madre de Julián, logró viajar a Cataluña donde aún se encuentra con la esperanza de saber algo del joven.

Pero tanto Lilian, como César Beltrán y el resto de sus familiares continúan con la angustia e incertidumbre al ver que los días pasan y no hay pistas sobre su ser querido./La FM

También podría gustarte