“Mi día a día es un desafío”, dice Daniella Álvarez

102

Con su participación en este programa envía un mensaje de inclusión, mostrando cómo se puede seguir en búsqueda de los sueños.

“Daniella Álvarez ha sido la inspiración para el Desafío The Box. Ella nos demostró que no hay problemas, lo que hay son soluciones, con positivismo”. Fueron las palabras de Juan Esteban Sampedro, gerente de Entretenimiento del canal Caracol.

La ex señorita Colombia jamás imaginó que volvería a este programa por todo el proceso que ha tenido que vivir con la amputación de parte de su pierna y la intensa recuperación en la que continúa trabajando en medio de las grabaciones de TV.

Sólo un mes de salir del centro clínico y retornar a su casa recibió el llamado de Caracol Televisión, y ella de inmediato aceptó y se convirtió en una motivación más para realizar una a una las jornadas de fisioterapias que requiere para adaptarse a la prótesis.

Ella, como anfitriona, acompañará a los participantes en cada uno de los cambios que tengan que experimentar durante su estadía. Además, todas las noches, les contará a los televidentes cómo interactuar con el Desafío The Box para ganar dinero.

Daniella habló sobre todo lo que ha significado para ella volver a la televisión y todo lo que ha hecho para poder tener el aval del equipo médico y hacer parte de este programa.

 

DESAFÍO PERSONAL

 

¿Cómo ha sido el reto de realizar el Desafío?

Para mí ha sido un desafío en cada uno de los espacios del campo de competencia, que algunos tienen tierra, otros barro o piedras. En todo este proceso, al recibir mi prótesis en octubre pasado, empecé a caminar en superficies planas, como la única manera de aprender, por lo que se volvió todo esto parte de mi fisioterapia probando caminar otros terrenos.

Han sido tres meses nada fáciles, entre subir a un Box, volver al camerino, subir a una montaña, aunque tenga que hacer varias paradas, pero todo hace parte de este lindo trabajo y mi proceso personal, para poder continuar con mis sueños.

¿Cómo es su interacción con los participantes?

Un excelente deportista tiene dos tipos de fuerza. Por un lado, la fuerza física, pero también la fuerza interior que los impulsa a no rendirse.

Yo siempre estoy muy cercana a los competidores y creo que me identifico en muchos aspectos con ellos, en esa parte interior, de las ganas, de la voluntad de lograr cosas importantes. También tengo la opción de sacarlos de la dinámica de la alta competencia, experimentando la alegría y conocerlos más a fondo.

¿Cómo es su día a día en el Desafío?

Mi día a día es un desafío que se ha incrementado con el programa, porque llegué aquí con apenas ocho meses de amputada, ahora sin mi familia, sin la gente que me ha venido cuidando, lo cual es un poco duro.

También es normal que una persona que ha pasado por un proceso de amputación necesite el apoyo de un psicólogo y la familia, por lo que todos los días trabajo mi inteligencia social y que mi mente es mi gimnasio favorito, en donde siempre trabajo en ser autónoma y necesitarme siempre de mi misma para salir adelante.

El equipo de producción me ha apoyado de una manera única. Les pedí desde el principio poder seguir con mis fisioterapias. Hago las pruebas, voy y hago mis fisioterapias, porque primero es la salud. Todo el tiempo en función del programa y creo que también me ayuda para la recuperación.

¿Cuál es el mensaje que cree que dejará esta edición del Desafío?

El mensaje que tiene este programa es fundamental en un momento tan duro como es la pandemia. Es ver cómo pese a las dificultades, uno puede salir adelante. Yo también estoy aquí para mostrarle a la gente cómo estoy, para agradecerle a la gente todo lo que me han dado en mis propios momentos difíciles.

En la vida siempre hay momentos difíciles, pero siempre hay algo que puede ser peor, por lo que no podemos dejar de ser agradecidos en medio de las dificultades, valorando todo lo que tenemos. Aquí sigo de pie con mis heridas de guerra en este programa motivacional.

Creo que mi participación en este programa envía un mensaje de inclusión, mostrando cómo las personas que tenemos alguna discapacidad, podemos seguir en búsqueda de nuestros sueños.

¿Qué es lo más difícil en el Desafío?

Aquí estamos en la jungla, así que peleamos a diario con los mosquitos, cucarrones y cuanto bicho se puedan imaginar, porque le tengo pánico a todo este tipo de insectos voladores. También las lluvias eléctricas son impresionantes, en especial en la noche, con un sonido impresionante de los truenos. A las 5:30 a.m. nos despiertan los pájaros que parece que fueran cientos cantando a la vez. Ese es otro desafío.

/ Colprensa
También podría gustarte