Lo mejor de los premios Grammy

82

Las actuaciones, respetando las pautas de distanciamiento social, debido al covid-19, parecieron más emocionantes que de costumbre.

La ceremonia de los Grammy suele ser más un gran concierto que una gala de entrega de premios, pues muchas de las decenas de trofeos se entregan antes del evento principal.

Pero en la noche del domingo, después de un año en el que la industria musical quedó devastada por la pandemia del coronavirus, las actuaciones -muchas de ellas en directo desde Los Ángeles, respetando las pautas de distanciamiento social- parecieron más emocionantes que de costumbre.

Primero fue Megan Thee Stallion, quien interpretó sus éxitos “Body” y “Savage”. Luego apareció la rapera Cardi B, con su último single “Up” .  “Es mi primera vez en los premios Grammy, pero no es la primera vez que os entretengo”, dijo emocionada Megan Thee Stallion al público.

El regreso del pop. Después de enfrentarse a años de acusaciones de que sus actuaciones eran aburridas, llenas de homenajes y ancladas en el pasado, la Academia de la Grabación presentó una serie de shows de peso que, por una vez, parecían mostrar la cara más genuina del pop.

En una secuencia perfecta, los raperos DaBaby y Roddy Ricch interpretaron una versión orquestal del éxito de las listas de clasificaciones “Rockstar”, seguida por la actuación del rey del trap latino Bad Bunny, que subió al escenario para ofrecer una brillante interpretación del éxito “Dakiti”.

Después llegó la estrella del pop británica Dua Lipa, que realmente pareció flotar con un enorme vestido fucsia de vuelos y mangas abullonadas para interpretar la canción “Levitating”.

La joven de carrera meteórica continuó despojándose de ropa hasta quedar con un bikini rosa de corte deportivo, perfecto para su éxito “Don’t Start Now”, que acompañó con una exigente coreografía de estilo aeróbico, digna de un vídeo de entrenamiento de Jane Fonda. Luego siguieron más presentaciones que disfrutó el público.

CUOTA DE COLOMBIA

Ayer, Colombia estalló en júbilo por la entrega del primer Grammy a la legendaria agrupación Niche, al igual que para la cantante pereirana Karly Marina Loaiza, más conocida como ‘Kali Uchis’, quien ganó su primer premio en la categoría Mejor Grabación Dance, con la canción “10%”. El éxito fue lanzado en el año 2019 y lo hizo junto al artista haitiano Kaytranada.

Con tan solo 27 años, la artista colombiana Kali Uchis se ha convertido en una de las cantantes más prometedoras en el mundo del espectáculo. La compositora está en la boca del plano digital con su reciente lanzamiento ‘Telepatía’.

De otro lado, en representación de los artistas latinos, Bad Bunny se llevó su primer Grammy; venció al colombiano Camilo y a Ricky Martin. El primer gramófono para el cantante puertorriqueño fue gracias a su disco ‘Yhlqmdlg’, premiado en la categoría de Mejor Álbum Latino de Pop o Urbano.

Bad Bunny también estaba nominado junto al colombiano J Balvin y Dua Lipa a la mejor actuación de un dúo o grupo por ‘Un día (One Day)’. Pero ese Grammy fue a parar a manos de Lady Gaga y Ariana Grande por ‘Rain on Me’.

También podría gustarte