Parque Bolívar, el ‘hotel’ de los Indigentes

112

POR 
KATIA VÁSQUEZ 

El emblemático lugar es hoy el ‘dormitorio’ de las personas en condición de calle. No hay respuesta del Gobierno ante la grave situación social 

Día tras día, quienes transitan por el Parque Bolívar en el Centro Histórico de Santa Marta, observan cómo poco a poco crece el número de habitantes de calle que se ubican en los alrededores del Edificio de los Bancos y que se han establecido de forma permanente. Pero no es solo este lugar el elegido por estas personas para reunirse. Basta alzar un poco la mirada para ver que, sectores turísticos como el Rodadero, Taganga y las diferentes plazas del Centro, también se han convertido en el hogar de los que no tienen hogar.

Las imágenes diarias son profundamente dolorosas, estos hombres y mujeres se acomodan en las bancas ubicadas en el Parque Bolívar, la plaza principal de la capital del Magdalena. Son el retrato vivo de una problemática profunda de Santa Marta que no parece tener solución, y, muy por el contrario, los samarios evidencian cómo este drama crece y crece sin que se visualice ninguna medida efectiva.

Esta situación de habitantes de calles, es bastante compleja y poco a poco le va ganando la batalla a la ciudad, que pese a que la Policía diariamente realiza controles en las diferentes calles y vías de la Santa Marta para levantar a aquellos que se duermen eternamente en las calles y parques; las personas sin hogar vuelven a su concurrido lugar para seguir allí.

Al visitar la Plaza Bolívar, se puede evidenciar que, a diario, los habitantes de calle utilizan este espacio para dormir, asearse y como área de recreo. En este lugar, el ‘favorito’ por los habitantes de calle, la Fuente de las Cuatro Caras, es utilizada para refrescarse ante la inclemente temperatura de Santa Marta, es decir, muchos de ellos, aprovechan la poca agua que hay para ducharse y cuando está seca es utilizada como letrina pública.

Aunque es importante resaltar que, las mismas autoridades reconocen que, esta población sigue en aumento y son la muestra de un problema mucho más hondo de nuestra sociedad: el abandono afectivo de la niñez y el maltrato intrafamiliar, que hace que estos hombres y mujeres terminen en el abandono físico, la adicción a las drogas y finalmente la calle. Por ello, es necesario mencionar que también desde los hogares se debe fomentar el amor propio, el diálogo de apoyo y que se hable sobre la realidad de las drogas, que puede llevar a cualquier persona, sin importar su origen, a terminar en la calle.

UNA MALA IMAGEN  

Una mala imagen, se están llevando los turistas que visitan Santa Marta, a raíz de la cantidad de personas que pernoctan en la calle, especialmente en la zona del Centro Histórico.

Omar García, director de Cotelco capítulo Magdalena, dijo que muchos de los visitantes nacionales e internacionales, que se hospedan en los hoteles de la capital del Magdalena, han manifestado su incomodidad y temor de salir a conocer el destino.

La razón corresponde a que en el camellón de la Bahía, parques y zonas céntricas están colmadas de habitantes en condición de calle, quienes en cuanto ven a un foráneo lo interceptan para pedirle limosna.

La indigencia y mendicidad es un problema que históricamente ha tenido que enfrentar Santa Marta, pero este año, según el dirigente gremial se ha intensificado, debido a la llegada de familias enteras provenientes de Venezuela que permanecen en la calle de día y de noche, dando una mala impresión al visitante.

 “Infortunadamente esa situación de habitantes de la calle es un tema social muy serio que por supuesto con la problemática de Venezuela, eso ha aumentado, también que mucha gente de otras ciudades, se vienen para Santa Marta y es que muchos de estos habitantes de calles se vinieron a estar ciudad pensando de que les iba a ir mucho mejor y no fue así”, dijo el director de Cotelco capítulo Magdalena.

Asimismo, García, agregó “sumado a eso es la problemática que tiene una ciudad, porque hay que reconocer que la pandemia ha afectado a muchos hogares, lo cual podría ser el causante de que también haya aumentado los habitantes de calles, y en esta situación, el sector turístico se ve afectado porque ya se ven en El Rodadero, en Bello Horizonte, Pozos Colorados, Centro Histórico y demás, reconocemos que el Distrito ha realizado acciones en favor a estar personas y creo que es un buen avance, sin embargo, la preocupación son los problemas de seguridad que estos generan, porque efectivamente hemos visto que muchos de ellos se ponen agresivos cuando el turista no les quiere dar dinero y sin duda, eso le da una mala imagen a la ciudad”.

PRONUNCIAMIENTO DE  LA ADMINISTRACIÓN 

Según Andrés Correa Sánchez, Secretario de Promoción Social del Distrito, se han desarrollado diferentes acciones para reducir el número de habitantes de calle en Santa Marta o retirarlos de las zonas turísticas, sin embargo, el panorama sigue siendo crítico, precisamente por la imposibilidad de controlar el fenómeno migratorio.

Es válido mencionar que ante esta situación es indispensable que el Gobierno Nacional intervenga, porque pese a los esfuerzos que hacen las autoridades distritales para retirar a dos habitantes de calle, llegan hasta tres familias venezolanas y ocupan ese espacio.

En el último censo que practicó la Secretaría de Promoción Social, fueron caracterizadas 298 personas que se encuentran en condición de calle en el Distrito de Santa Marta.

El funcionario explicó que “el habitante en calle, entendido como aquella persona que encuentra su sustento y su forma de vida en la calle, no es lo mismo. El habitante de calle es la persona que, además de lo anterior, duerme en la calle. Con el primero tenemos que definir acuerdos de coexistencia; para el segundo debemos buscar soluciones que eviten que duerma y enferme en la calle. Esta condición lo hacen más vulnerable y generan rechazo y riesgo por y para muchos otros habitantes de la ciudad”.

ACCIONES 

De acuerdo con lo informado por el Secretario de Promoción Social de Santa Marta, en el marco de la emergencia por el Covid-19, se puso en funcionamiento dos albergues para estas poblaciones, en esos dos albergues se logró atender alrededor de 300 personas, pero, además, se les dio atención a habitantes de calle y en calle, que se encontraba en diferentes puntos de la ciudad, con atención en salud y se les trazó un ruta de derechos, teniendo en cuenta que muchos de ellos no cuentan con identificación para que pudieran ser afiliados a las diferentes EPS de la ciudad.

 “Este años puede que ya no tengamos los albergues que tuvimos el año pasado, pero vamos a poner en funcionamiento, esperamos que en un mes, un centro de atención integral para personas que se encuentran en situación de calle y en calle, el cual será un punto que tendrá la Alcaldía por medio de la Secretaría de Promoción Social, donde nosotros le damos la alimentación, le damos e inclusive capacitaciones , les restableceremos los derechos con la identificación, con el tema de aseguramiento y es un punto donde cualquier caso que se reporte de una persona en calle que se encuentre en malas condiciones, evidentemente va haber un equipo interdisciplinario en su mayoría psicólogos y trabajadores sociales, que van a recoger a este ciudadano y lo a trasladar al punto, para ofrecerle la atención que requiere, obviamente eso no funciona como un albergue, pero, sí es un punto donde se distribuye y dónde se hace toda la articulación de la oferta para garantizar el derecho de los ciudadanos”, explicó Correa Sánchez.

LA OPINIÓN DE LOS SAMARIOS 

Por su parte, Rosa Morales, manifiesta: “Es urgente la atención de esta población en este punto específico de la ciudad, y en otros puntos críticos que se han detectado en la capital del Magdalena, como son los sectores turísticos. No podemos seguir indiferentes ante este problema social tan profunda”.

Del mismo modo se pronunció el samario Gregorio Barrios, “la verdad es lamentable que un lugar turístico como el Parque Bolívar, se encuentre lleno de personas de la calle, no es agradable que los visitantes se encuentren con esta escena, les toca a las autoridades tomar cartas en el asunto, crear algún programa o si lo tienen fortalecerlo además atenderlos y prestarles los cuidados necesarios”.

Por su parte, la ciudadana Lorayne Picón, mencionó “los habitantes de calle en el sector del Parque Bolívar se han convertido en un problema para las personas que diariamente transitan por este emblemático lugar, incluso, quienes trabajan en el Edificio de Los Bancos tienen que esquivar a estas personas para poder caminar, debido a que se amontonan a dormir en las escaleras de acceso. Es una problemática social a la que las autoridades le han hecho caso omiso. Estas personas pueden convertirse en foco de contagios si Salud Pública no los toma en cuenta e interviene pronto”.

Por último, Mario Fuentes, resaltó “el Distrito debería realizar campañas de socialización para incentivar a los ciudadanos a que no ofrezcan alguna ayuda monetaria, pues esto hace que la indigencia siga creciendo”.

También podría gustarte