4 concejales y 3 funcionarios más con Covid-19 en Ciénaga

Es desafortunado que una gran parte de la población no esté acatando los protocolos de bioseguridad por ello es urgente endurecer las medidas para meter en cintura y aplicar sanciones ejemplares a los desobedientes. 

POR 
EDGAR TATIS 
GUERRA 

Los contagios por Covid-19 no paran. En las últimas horas se conoció que un total de siete personas resultaron positivos con el virus, todos ellos laboran en el Concejo Municipal de Ciénaga. Así lo confirmó Carlos Padilla, en su calidad de presidente de esa Corporación, quien precisó que se trata de 4 concejales, del pagador, del secretario y de su asistente personal.

Padilla dijo que de sus compañeros en el Concejo la más comprometida es Jaqueline Marin Aya, quien se encuentra en una clínica de Barranquilla recibiendo las atenciones médicas respectivas, mientras que los otros tres concejales ya vienen en un proceso de recuperación.

 “Nosotros estamos rogando a Dios por la pronta sanidad de la honorable concejal Jaqueline Marín Aya quien fue trasladada a la capital del Atlántico y esperamos su recuperación!”, aseguró el presidente del Concejo.

Fue categórico al manifestar que el virus ha cobrado la vida de muchas personas en la población de Ciénaga y que las autoridades municipales han adoptado algunas medidas para contener la propagación de los contagios, pero reconoció la falta de un sentido de pertenencia porque existe demasiada desobediencia social.

“Hay muchas familias cienagueras llorando la pérdida de sus seres queridos y eso nos tiene muy preocupados por el desorden social, aunque la administración municipal haya implementado algunas estrategias para minimizar el impacto de este virus, pero desafortunadamente la comunidad no ha colaborado. Se han presentado desordenes con el tema de fiestas y la afluencia de personas en bares y billares”, enfatizó Padilla.

Según el presidente del Concejo Municipal de Ciénaga, es desafortunado que una gran parte de la población no esté acatando los protocolos de bioseguridad por lo que considera urgente que se endurezcan las medidas para meter en cintura y aplicar sanciones ejemplares a los desobedientes porque son ellos los que están llevando el virus a la casa de sus seres queridos.

 “La Secretaría de Gobierno y la Secretaría de Salud conjuntamente con la Policía han hecho lo que han podido, pero considero que falta una mayor contundencia en la aplicación de los decretos que ha expedido la administración municipal. El fin de semana había un billar abierto en donde habían más de 30 personas departiendo y con una cizalla abrieron la puerta y lógicamente la gente salió despavorida. Esa es una muestra de la irresponsabilidad de muchos habitantes del municipio de Ciénaga en cuanto a minimizar el impacto de los contagios”, puntualizó.

También podría gustarte