Fundación Banasan adelanta programa de mejoramiento de viviendas a 53 familias de Zona

66

Con aliados estratégicos se realizó un análisis socioeconómico donde se identificó el número total de habitantes por vivienda, caracterización del predio y acceso a servicios públicos. 

La Fundación Banasan, a través del programa de mejoramiento de vivienda “Construyendo Sueños”, realizan  intervención  de  53 casas, especialmente de mujeres cabeza de hogar y trabajadores de fincas bananeras.

Las familias beneficiadas con estos mejoramientos están ubicadas en los sectores de: Zona Bananera (Sevilla, Guacamayal, Orihueca, Río Frío, Julio Zawady, La Gran Vía, San José de Kennedy, Varela, Portón de Morán), Santa Marta (Buritaca, Calabazo) y Ciénaga.

El proyecto, que inició en el año 2020, tiene por objetivo principal mejorar las condiciones de habitabilidad de familias de bajos ingresos económicos por medio de la adecuación de espacios priorizando cocinas, habitaciones y unidades sanitarias. “Para la Fundación Banasan es un honor trabajar en alianza con Fyffes y Albert Heijn en un proyecto que transforma y mejora las condiciones de vida de las familias bananeras de nuestro departamento. Gracias a este recurso de cooperación internacional son 53 casas que vamos a intervenir, y de las cuales ya hemos entregado 12.” afirma Yamile Rodríguez Akle, directora ejecutiva de la Fundación Banasan.

COMUNIDAD BENEFICIADA 

De las 53 viviendas priorizadas para intervenir 41 de ellas corresponden a madres cabeza de hogar, 5 familias con nivel de hacinamiento alto (entre 6-10 habitantes por vivienda) y las 7 restantes presentan condiciones precarias de habitabilidad y vulnerabilidad.

Para la selección de los beneficiarios se realizó un análisis socioeconómico donde se identificó el número total de habitantes por vivienda, caracterización del predio y acceso a servicios públicos. En el análisis de vulnerabilidad se identificaron el estado de la estructura, tipo de cimentación, clases de amenazas, estado de las instalaciones, sistema estructural y eventos que han afectado el entorno. Por último, en la habitabilidad, se analizó los materiales de la vivienda, nivel de hacinamiento y tipo de intervención a realizar en la vivienda.

 “Anteriormente mi casa era de palito con carpa, había una canal en toda la mitad entonces esto se mojaba cuando llovía; era humedad tan tremenda que había que mi hija cogió una infección en la piel por medio de esa humedad. Y gracias a Dios nos brindaron esta oportunidad para un mejoramiento de vivienda y nos armaron un cuarto.” Así comenta Jhanerys Camacho, beneficiaria de este proyecto.

COMPONENTE PSICOSOCIAL Y EDUCACIÓN AMBIENTAL 

Durante el proyecto las familias participan de un componente psicosocial, en el cual se promueve el desarrollo sostenible a través del empoderamiento y la creación de estilos de vida y entornos saludables, y se implementan acciones de educación ambiental que mitiguen el daño generado por la deforestación, esto último se complementa con jornadas de siembras de árboles.

Dentro de las temáticas que se abordan en los talleres psicosociales se fomenta la participación, el liderazgo y la resolución de conflictos; fortalecimiento de valores y de la convivencia comunitaria; estilos de vida y entornos saludables; gestión ambiental y buenas prácticas de cuidado en casa.

También podría gustarte