Con más de 103.000 muertos, Italia conmemora a las víctimas del coronavirus

76

El 18 de marzo de hace un año un asistente de vuelo se asomó a la ventana de su casa en Bérgamo, en el norte de Italia, y tomó la foto del convoy con decenas de camiones militares, una imagen que creó la conciencia de la tragedia que se estaba consumando en Italia por el coronavirus, pues transportaban decenas de ataúdes a los incineradores de otras ciudades.

Italia ha elegido esa fecha para conmemorar el Día Nacional de las Víctimas de la covid-19 y hoy se celebró en Bérgamo una ceremonia con la presencia del primer ministro, Mario Draghi, para recordar a las 103.432 personas que se ha cobrado la pandemia y que siguen aumentando en centenares cada día. Sólo ayer fallecieron 431.

Bérgamo, ciudad industrial del norte italiano, se convirtió en los primeros días de marzo en el epicentro de la pandemia en toda Europa, pero hasta que no se vieron los camiones llenos de ataúdes, porque no se sabía qué hacer con ellos en los hospitales, no se tuvo conciencia de lo que realmente estaba sucediendo.

Los vehículos militares llevaron más de 60 cuerpos de las víctimas de la zona de Bérgamo a Varese, Módena, Piacenza, Parma, Rimini y otras ciudades para su incineración, porque el crematorio de la ciudad, el de Orobic, había llegado al colapso.

A las 11:00 horas, Draghi depositó una corona de flores en el cementerio monumental de la ciudad y después asistió a la inauguración del Bosque de la Memoria, donde se han plantado los primeros cien árboles, de un lugar que recordará a las víctimas de la covid-19.

“Esta es una jornada llena de tristeza, pero también de esperanza. Quiero que me sintáis cercano en la tristeza y en la esperanza”, comenzó Draghi su discurso en la explanada donde se han plantado un centenar de árboles, pero que llegará a tener más de 800, como la cifra de víctimas de la covid-19 en la provincia de Bérgamo.

“Son muchas las imágenes de esta tragedia, que han afectado a todos, en Italia y en el mundo. Pero una de ellas sobre todo es imborrable: el convoy de camiones militares llenos de ataúdes”, afirmó.

Draghi ofreció a los ancianos su promesa de que nunca más suceda “que las personas frágiles no sean atendidas y protegidas adecuadamente”. “Solo así respetaremos la dignidad de quienes nos han dejado”.

“Recordar nos ayuda a tomar buenas decisiones para proteger la salud pública y salvaguardar el trabajo de los ciudadanos”, agregó.

Fuente: La FM

También podría gustarte