Unión no pudo con Boca Juniors

273

Unión Magdalena sufrió ayer su segunda derrota consecutiva en la semana, luego de caer 1-0 frente al Boca Juniors, compromiso por Copa Colombia, en juego que se desarrolló en el estadio Francisco Rivera Escobar de Palmira.

A pesar que el equipo de Carlos Silva  tuvo la posesión de la pelota, al final sucumbió en la definición, sin desconocer el buen ritmo que mostró la defensa local.

En el compromiso de ayer,  prevalecieron las deficiencias de corte defensivo, y la falta de variantes a la hora de ofender. Andrés Canchano tuvo la opción más clara para cambiar la historia del juego finalizando la segunda parte pero el remate salió sin fuerza.

El tanto de los dirigidos por Alejandro Guerrero llegó por medio  de Nahin Morales en el minuto 43, en una acción donde Daiver Vega intentó despejar pero el balón quedó en los pies del vallecaucano y con fuerte remate venció a Jhon Wallens.

ACCIONES DEL COMPROMISO

La primera opción de la contienda la originó la visita, con un cabezazo potente de Juan Vacca, y que al final el remate salió desviado.

La pelota fue el elemento de valía que intentó controlar el Unión, sin embargo la osadía de Boca Juniors llevó a que el juego en Palmira fuese de ida y vuelta.

Lo irónico es que mientras Unión tenía posesión del balón, en una acción desafortunada, Daiver Venga intentó despejar el balón dejando el esférico en los pies del vallecaucano que con fuerte remate mandó el esférico al  fondo de la red.

 La anterior opción puso en evidencia las lagunas defensivas que tienen el plantel bananero, y que amerita mayor trabajo del entrenador.

La etapa complementaria estuvo llena de sorpresas, sobre todo desde el punto de vista táctico, el Unión fue nuevamente el dueño del  balón pero le faltó contundencia a la hora de finalizar la jugada.

 Sobre el minuto 50, Iván Iseda sacó un remate de media distancia pero el balón salió ligeramente desviado.

Después del minuto 75, el juego se volteó a favor de Unión, pero a base de pelotazo, que por momentos se tornaron insulsos, ya que terminaron en las manos del arquero Juan Sarmiento.

Los bananeros incrementaron su accionar en predio rival, pero la mística de la zaga pero con rechazos muy largos. La última jugada que lamentaron los samarios fue un remate tenue que salió de los pies de Andrés Canchano que pudo ser el empate.

Ahora estos dos equipos se volverán a ver las caras la próxima semana cuando se celebre el juego de vuelta en el estadio Sierra Nevada.

También podría gustarte