Judas pinta la pasión de Cristo

191

Para no quedarse sin hacer nada y ser útil, Judas Tadeo empezó a comprar lienzos, pinceles, témperas, tizas, acuarelas, óleos, tintas chinas y lápices de colores. Así empezó una nueva aventura en su vida…   

POR 
EDGAR TATIS 
GUERRA 

Los fieles católicos conmemoran por tradición en la Semana Santa, la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Es un tiempo religioso que inicia con la Cuaresma, 40 días de reflexión y de unión familiar, donde pequeños y grandes comparten juntos diferentes experiencias.

En pleno Centro Histórico de Santa Marta, más exactamente en la Calle Burechito (Calle 21) entre carreras tercera y cuarta, reside con su esposa don Judas Tadeo Pereira, un pensionado del Sena que lleva cuatro años dedicado al trabajo artístico pintando cuadros para ‘ser útil y alargar mi vida’.

Por estos días previos a la Semana Mayor acaba de culminar un cuadro inspirado en la pasión de Jesús, en donde plasma el sufrimiento del Hijo de Dios en la cruz. Dijo que se basó en una estampita religiosa que le regaló el administrador del almacén El Cañón que está ubicado en la Calle Grande (calle 17).

 “La estampita religiosa que me obsequiaron me mostraba el rostro de Jesús y me animé a pintarlo. Tuve que recurrir a varios amigos que son destacados artistas de la ciudad para que me brindaran asesoría en el manejo del óleo y para pintar todo el cuerpo de Jesús en la cruz. Fue un proceso fascinante que me ocupó por varios días mientras pintaba sus manos clavadas, el manto de la castidad y sus pies ensangrentados”, relató muy emocionado.

Don Judas Tadeo Pereira cuenta con 75 años de edad, vive con su esposa Margarita Elena Parodi Ortiz, con quien tuvo tres hijos: Carlos Rafael, Mia Margarita y Beatriz Elena. Toda su vida la dedicó a la instrucción en el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) regional Magdalena, de donde logró pensionarse. Por fuera de su matrimonio tuvo a Rita Elena Pereira Ortiz. Se considera un hombre feliz porque goza con sus siete nietos, y con su esposa que también es pensionada del Instituto Agustín Codazzi.

Para no quedarse sin hacer nada y ser útil, Judas Tadeo empezó a comprar lienzos en sus bastidores, pinceles, témperas, tizas, acuarelas, óleos, tintas chinas y lápices de colores. Así empezó una nueva aventura en su vida llena de inspiraciones que le producen regocijo y paz interior.

 “Siempre me ha gustado dibujar, inclusive cuando planeaba mis clases me apoyaba en las imágenes para lograr una mayor comprensión de los temas relacionados con el sector agropecuario y zoo cría de las especies menores, la crianza de cerdos, conejos, chivos, gallinas y aves”, explicó Judas Tadeo.

Una de las anécdotas más humanas que nos contó Judas Tadeo fue aquel momento cuando conoció a una hermana después de 64 años. “La historia de mi familia daría para escribir una novela porque cuando yo me inicie en la pintura ya había logrado conocer a mi hermana Sara López Niebles, que tenía 64 años que no veía. Ella que cuenta ahora con 87 años de edad me descubrió aquí en Santa Marta y fue algo realmente conmovedor porque desde muy niños no nos volvíamos a reencontrar”, recalcó.

UNA CASA GALERÍA 

La residencia donde vive Judas Tadeo se ha convertido en una galería de arte porque en sus paredes es posible exhibir cuadros en distintos tamaños y técnicas. Ha dibujado animales, casas antiguas, bodegones, retratos, paisajes y también se ha atrevido a realizar algunas réplicas de obras de artistas famosos como Leonardo da Vinci.

En la entrada a su vivienda tiene la réplica de la obra ‘Salvatore Mundi’ del genio italiano Da Vinci considerado el cuadro más costoso del mundo ya que fue subastado por 450 millones de dólares en el año 2017.

En el cuadro se plasma el rostro de Cristo que emerge de las tinieblas bendiciendo con una mano al mundo, mientras que con la otra sostiene una esfera transparente. Es importante recordar que hay todo un misterio sobre el paradero del cuadro original sobre todo cuando se cumplen 500 años de la muerte de Leonardo da Vinci.

El original “Salvatore Mundi” cuya dimensión es de 65×45 cm aún no se sabe oficialmente quién la compró. Según The Wall Street Journal, el comprador sería el príncipe saudí Badr bin Abdalá, quien habría actuado en nombre del poderoso príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán (MBS), quien nunca confirmó ni desmintió esta información.

 “En opinión de Artprice, líder mundial de bases de datos sobre cotización de arte, los ulemas (teólogos) de la universidad Al Azhar de El Cairo habrían recomendado a MBS no mostrarse con el cuadro por motivos religiosos: el cuadro presenta a Jesús como salvador del mundo, es decir, como Dios, cuya representación es imposible para el Islam”, reseñaron los diarios.

LA PASIÓN DE JESUCRISTO 

Al referirse al cuadro que pintó sobre la pasión de Jesús, Judas Tadeo explica que refleja un momento religioso sublime que nos llama a una reflexión interior sobre todo en estos tiempos de pandemia.

 “Ver a Jesús con sus brazos extendidos en la cruz para redimir al mundo es una invitación a ser obedientes, en especial en esta época de pandemia. No podemos andar como antes, debemos cumplir con los protocolos de bioseguridad, creo que estamos viviendo un tiempo donde el mismo Cristo pide que cambiemos nuestro andar por este mundo”, puntualizó Judas Tadeo.

JUDAS ISCARIOTE: EL TRAIDOR 

Curioso saber que la Biblia menciona a Judas Tadeo (primo hermano de Jesús) y a Judas Iscariote como apóstoles de Jesús de Nazaret. Ambos le siguieron como su maestro durante su predicación por Palestina, aunque Judas Iscariote fue el traidor que reveló a los miembros del Sanedrín el lugar donde podían atrapar a su Maestro sin que sus seguidores interfirieran, tal como el propio Jesús lo había anunciado en la Santa Cena.

Fue el apóstol Judas Iscariote, quien era de Iscaria y no de Galilea, el que dirigió a los guardias que arrestaron a Jesús y les indicó quién era al darle un beso. Con su traición recibió una recompensa de treinta denarios, pero al poco tiempo se arrepintió de sus actos. Intentó devolver las monedas a los sacerdotes que se las habían dado, y al no aceptarlas, las arrojó en el templo.

Luego, desesperado ante la magnitud de su delación, se suicidó ahorcándose de un árbol. Es por ello que la figura de Judas se mantiene en la tradición religiosa como el traidor por antonomasia. Por fortuna, en Santa Marta vive Judas Tadeo Pereira que con su cabello plateado no aparenta su edad cronológica porque con el arte aviva el niño que habita en su interior.

También podría gustarte