Monumento de Bastidas permanecerá ‘forrado’

114

El proceso de conservación del monumento constituye una apuesta valiosa que se rige bajo las normas establecidas por el Ministerio de Cultura y la Dirección Nacional de Patrimonio. 

POR 
EDGAR TATIS 
GUERRA 

Samarios, residentes y turistas se encuentran asombrados al ver el monumento al fundador de Santa Marta, don Rodrigo de Bastidas quien amaneció forrado con una capucha de color blanco.

La ciudadanía quedó estupefacta al ver el ícono cultural e histórico sin la balaustrada que lo rodeaba y ahora completamente forrado. El gerente de la Empresa de Desarrollo Urbano EDUS, Dagoberto Ospina, vocero de las autoridades del Distrito, explicó que la escultura está cubierta dentro del proceso de protección luego de hacer sido sometida a un proceso de restauración.

Según lo precisó el funcionario ahora se continuará con la intervención del suelo y luego se procederá a la nivelación del estampado. “La escultura fue intervenida y restaurada, la mantendremos forrada hasta la entrega del Camellón de la Bahía, después de que finalicemos la fase de acabados y la arborización del nuevo espacio público para el goce de samarios y visitantes”, recalcó Ospina.

Vale indicar que con las obras de remodelación del Camellón de la Bahía y la entrega muy pronto del Teatro Santa Marta se aportará a la revitalización del centro histórico de la ciudad convirtiéndolo en un espacio urbano renovado de fácil accesibilidad y gran disfrute para todas las personas.

El proceso de conservación del monumento a Don Rodrigo de Bastidas constituye una apuesta valiosa que se rige bajo las normas establecidas por el Ministerio de Cultura y la Dirección Nacional de Patrimonio, quienes podrán contemplar quienes transitan por la Avenida del Fundador o Carrera Primera del centro histórico de Santa Marta.

Vale recordar que la construcción del Camellón de la Bahía se inició en el año 1908, el cual fue denominado ‘Paseo Barros’ ya que era muy pequeño y apenas la ciudad iba teniendo una vocación turística distinta a la actividad bananera. Fue en el año de 1926 cuando se instaló la escultura de Don Rodrigo de Bastidas, obra del escultor sevillano José Lafita Díaz que en esa época no tenía ningún encerramiento, balaustrada o baranda.

También podría gustarte