Europa se quedó sin vacunas

95

Los problemas en el suministro de las vacunas en Europa centran este jueves una cumbre del bloque, dentro de un contexto mundial de retrasos en la entrega de los fármacos que afectará especialmente a los países más desfavorecidos. 

En Estados Unidos, el presidente, Joe Biden, que en la noche debe participar por videoconferencia en la cumbre de la UE, duplicó su objetivo inicial de vacunaciones y lo llevó a 200 millones de inoculaciones durante sus primeros cien días de mandato.

“Hoy estoy fijando el segundo objetivo, y esto es, para mi centésimo día en el cargo haber aplicado 200 millones de dosis en los brazos de la gente”, prometió.

Por su parte, los dirigentes de los 27 países de la Unión Europea (UE) debían abordar en un encuentro virtual soluciones a la lentitud de las campañas de vacunación, en momentos en que varios países del bloque vuelven a adoptar medidas de restricción ante la tercera ola de la pandemia.

La Comisión Europea endureció sistema de control a las exportaciones de vacunas producidas en su territorio hacia países externos, una decisión que provocó una irritada reacción del Reino Unido, principal receptor de estos fármacos producidos en la UE y exportados por los propios laboratorios.

El inmunizante del laboratorio anglosueco AstraZeneca, que junto al de Pfizer/BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson tiene la autorización europea, está en el centro de la polémica por sus retrasos y los temores que suscitó al detectarse que personas vacunadas desarrollaron coágulos sanguíneos poco comunes.

A raíz de estas dudas, la semana pasada varios países europeos suspendieron temporalmente su aplicación, antes de volver a reanudarla tras las recomendaciones del regulador europeo y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pero hay algunos países que siguen examinando la situación, como Dinamarca, que este jueves decidió prolongar tres semanas la medida, alegando que necesita “más tiempo” para descartar que el inmunizante esté relacionado con el riesgo de trombos.

El covid-19 sigue sin dar tregua en Europa y en Francia, ante la situación “crítica” de los hospitales, el gobierno anunció que ampliará el confinamiento parcial que rige en parte del país, incluyendo París, a otros tres departamentos, donde cerrarán comercios considerados “no esenciales” y cuyos habitantes quedarán sometidos a restricciones de movilidad. /AFP

También podría gustarte