Banda de venezolanos detrás del asalto y robo de dos fusiles a policías

4.781

Los individuos que están siendo buscados por la fuerza pública por toda la ciudad, ‘amordazaron’ a los uniformados que prestaban servicio de vigilancia a la empresa Ecopetrol y los despojaron de su armamento. 

Con preocupación ha tomado fuerza en los medios de inteligencia que detrás del asalto a dos policías y el robo de sus armas de dotción oficial, dos fusiles, estaría una peligrosa banda de criminales venezolanos que vienen operando en la ciudad y a la cual se le atribuyen los últimos crímenes y hechos delincuenciales que se han perpetrado de manera fría y calculadora.

Fuentes judiciales dieron que no descartan que quien lidere esta peligrosa banda de criminales venezolanos esté el individuo que a sangre fría asesinó a un compatriota suyo en hechos ocurridos en la calle 27 del barrio Colinas del Río, sector de Timayui, cuando la víctima, identificada como Neucar José Ruíz Colina, natural de Coro, Venezuela, y de 32 años de edad, se encontraba en su inmueble en compañía de una mujer y fue acribillado con una pistola modificada a ráfaga..

Es por todo lo anterior que unos 300 policías están detrás de los delincuentes  que asaltaron a los dos uniformados activos de la Policía Metropolitana de Santa Marta. Este hecho, además de rebosar  el ‘vaso de agua’ en tema de inseguridad, puso en máxima alerta a las autoridades encargadas de velar por la seguridad de la comunidad samaria y visitante.

EL HECHO 

De acuerdo con la información suministrada por la institución, el caso se presentó pasada las 9:00 de la noche del viernes, en la trocha El Manantial, ubicada en la parte trasera de la empresa Ecopetrol, entre el barrio La Paz y Gaira, al sur de la capital del Magdalena.

“En ese punto de la ciudad, que es parte semi-rural, se presta un servicio de vigilancia para la mencionada empresa, por lo tanto siempre se mantienen auxiliares regulares con sus radios de comunicación y armamento de dotación”, indicaron fuentes policiales.

EL ROBO

A través de un comunicado, la Oficina de Comunicaciones de la Policía Metropolitana de Santa Marta señaló que el hurto del armamento de los uniformados se efectuó cuando un desconocido simuló presentar fallas mecánicas en la motocicleta que se movilizaba y pidió ayuda a las víctimas.

Según lo informado por investigadores de la Sijín, los auxiliares fueron abordados de manera sorpresiva por otros dos hombres, quienes se encargaron de ‘amordazarlos’ y de despojarlos de sus fusiles y radios de comunicación. Una vez cometido el asalto huyeron en el vehículo que presuntamente presentaba fallas.

LA BÚSQUEDA 

Una vez los policías afectados lograron salir de la zona y llegar hasta la estación del barrio La Paz, donde pusieron en conocimiento lo sucedido, el comandante de la institución, coronel Óscar Solarte, desplegó todo un componente policial por cielo y tierra para dar con la ubicación de los responsables.

“Más de 300 uniformados de la unidad de vigilancia por cuadrantes y de la Seccional de Investigación Criminal, Sijín, están en la búsqueda de los fusiles y de las personas que los robaron, porque deberán responder ante la Fiscalía por lo cometido”, afirmaron altos oficiales de la Policía.

Los uniformados que lideran las investigaciones y búsqueda del armamento, se tomaron en la tarde de ayer la parte alta del barrio Zarabanda, en Gaira, donde adelantaron órdenes de allanamientos en los diferentes inmuebles que han construido de manera ilegal en el cerro. “Estamos revisando casa por casa, verificando antecedentes a personas y recolectando información por parte de la comunidad”, indicaron.

RECOMPENSA 

Ante la grave situación que enfrenta la institución en esta jurisdicción del departamento del Magdalena, su comandante, es decir el coronel Óscar Solarte, reveló que están ofreciendo una recompensa de hasta 10 millones de pesos a la persona que entregue información del paradero de los responsables o ubicación de las armas.

El alto oficial hizo un llamado contundente a la comunidad en general para que no les de temor denunciar a través de la línea 123 de la Policía, pues aseguró que se garantiza absoluta reserva. “La comunidad es de suma importancia en esta búsqueda, cualquier información que nos entregue será valiosa, porque debemos dar con el paradero de los responsables”, manifestó.

INVESTIGACIÓN 

La tensión se apoderó de la Policía Metropolitana de Santa Marta, de acuerdo con lo informado, la institución abriría en las próximas horas una investigación contra los uniformados que se vieron afectados en este hecho delictivo para conocer a fondo cómo ocurrieron los hechos y si existe una presunta participación.

 “Se adelantan minuciosos trabajos de inteligencia para establecer si estas personas que perpetraron el hurto son de nacionalidad colombiana o por el contrario del vecino país. Le queremos decir que vamos a dar con su paradero y lo mejor es que hagan el entrego voluntario”, enfatizaron fuentes policiales.

También podría gustarte