Francia afronta situación crítica por el coronavirus

84

Francia intensificó los controles este sábado en estaciones y aeropuertos para intentar restringir los movimientos de población al máximo, ante una situación sanitaria crítica por la pandemia del coronavirus. 

Las autoridades francesas, ante el aumento de contagios (más de 200.000 nuevos casos por semana), reforzaron los controles para evitar los desplazamientos de la población. Y desde el viernes por la noche, extendieron a otras regiones las medidas de confinamiento ya impuestas en París y otros sectores.

En estas zonas, los comercios no esenciales están cerrados y los desplazamientos sin justificante no pueden superar los 10 km del domicilio. En el resto del país, rige un toque de queda de 19H00 a 06H00 y los bares, restaurantes y lugares culturales están cerrados.

Francia, que ya suma más de 94.300 fallecidos por covid-19, está en una situación “crítica”, según el primer ministro Jean Castex.

En la vecina España, donde el número de contagios ha vuelto a aumentar y el viernes se registraron 590 muertes, las autoridades exigirán a todas las personas que lleguen al país por carretera desde Francia un test PCR negativo de menos de 72 horas. Hasta ahora era obligatorio para los viajeros que venían en barco o avión.

En estas últimas semanas, España, sobre todo Madrid, con sus bares abiertos y su toque de queda nocturno, se ha vuelto el refugio favorito de los escasos turistas europeos, sobre todo franceses. Y los alemanes podrán viajar esta Semana Santa a la isla de Mallorca, en las Baleares, uno de sus destinos predilectos.

Una situación paradójica, cuando los desplazamientos están prohibidos entre las regiones de España salvo motivo imperioso.

Otros países europeos también han decidido reforzar las restricciones, como Bélgica, donde las peluquerías no volverán a abrir sus puertas hasta dentro de cuatro semanas, o Polonia, donde los jardines de infancia y las grandes comercios de muebles han cerrado sus puertas.

Y en Asia, el gobierno filipino ordenó este sábado el confinamiento de 24 millones de personas en Manila y su región, en un momento en que los contagios se incrementan y los hospitales de la capital están a punto de colapsar.

En cambio, en Reino Unido, el país europeo más golpeado por el virus con más de 126.000 fallecidos pero también el más ha avanzado en la campaña de vacunación con 29 millones de primeras dosis aplicadas (55% de su población adulta), se ha iniciado el proceso de desconfinamiento. Pese a las advertencias de algunos científicos, el primer ministro británico, Boris Johnson, dijo el sábado que este proceso tenía que avanzar.

En el mundo, el coronavirus ha matado a más de 2,7 millones de personas y más de 126 millones contrajeron la enfermedad, según un recuento de la AFP este sábado. /AFP

También podría gustarte