Vargas advierte que reforma tributaria del gobierno cerrará inversión en el país

159

El exvicepresidente Germán Vargas Lleras, aseguró que la reforma tributaria que llevará el gobierno al Congreso de la República para que le sea aprobada es un “conejazo”, el cual además llevará a que Colombia sea un país al que un inversionista extranjero no mirará.

“No es aceptable asumir una reforma que nos vuelva a poner como el país en que ningún extranjero quiere invertir y al que muchos colombianos quieren abandonar. El Gobierno debería concentrarse en lograr un acuerdo político para ampliar gradualmente la base gravable del IVA, como lo han hecho la mayoría de países latinoamericanos”, señaló el jefe de Cambio Radical, quien estaría pidiendo a esa bancada de congresistas que se aparten de la reforma.

Vargas igualmente cuestiona al gobierno por el eufemismo con el cual quiere que se le llame a la reforma tributaria, “ahora el Gobierno bautiza a este gran conejo con el apelativo de ley de solidaridad sostenible. Vaya concepto de sostenibilidad aquel de asfixiar al sector productivo y quitarle toda competitividad, expropiar el ahorro, castigar a la clase media y convertir al Estado, por vía de subsidios multibillonarios y antitécnicos, en responsable de todo, como en Venezuela. Esta reforma es peor por el lado del gasto que por el del recaudo. Nunca el populismo, de ningún origen, ha sido sostenible”.

El exvicepresidente le crítica al gobierno que las recomendaciones de la comisión de expertos que presentó sus propuestas sobre la reforma no fueron tenidas en cuenta. “El propio Gobierno creó grandes expectativas sobre las conclusiones de la famosa Comisión de Beneficios Tributarios y ahora no sabe qué hacer para explicar que no acogerá ninguna de sus importantes conclusiones. Ya no sirve este grupo de expertos internacionales de primer orden, desprovistos de interés particular, alejados de todo cabildeo y que, además, entregaron su trabajo en tiempo récord de seis meses”, indica.

Dice Vargas que “el Gobierno ha anunciado una reforma que en materia del IVA no incluirá ampliación de la base gravable, pero sí el traslado de los bienes exentos, como la carne, el pollo, la leche, a la categoría de excluidos, lo que significa gravar con IVA los insumos requeridos por el productor nacional, sin posibilidad de recuperación. Es decir, un arancel al producto nacional que no se aplica al importado. Es lo que se conoce como protección negativa de la industria nacional en beneficio de la industria extranjera. Todo lo contrario a la propuesta de la comisión, que aboga por gravar estos bienes, nacionales y extranjeros, o mantenerlos en la categoría de exentos si ello no fuere posible”.

Finalmente manifiesta que sorprende que el gobierno insiste en introducir el impuesto al patrimonio a partir del 2022, “pero ahora como gravamen permanente y con una tarifa del 3 % anual, que es simple y sencillamente una expropiación de la renta y del patrimonio de los inversionistas y ahorradores. ¿Qué pensarán ahora las personas que normalizaron sus patrimonios con la promesa de que ese impuesto se eliminaría a partir del 2022?”.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte