Comerciantes piden flexibilizar prohibiciones para no ‘quebrar’

505

Los comerciantes de la ciudad que están asociados en Undeco (Unión Nacional de Comerciantes de Santa Marta), solicitaron a las autoridades del Distrito que se flexibilicen las prohibiciones contempladas en los decretos 068 y 069 para que sus negocios no se quiebren. 

El gremio de tenderos, pequeños, medianos y grandes empresarios de la ciudad reconoce que los efectos negativos de la pandemia a la economía han sido graves ya que muchos establecimientos cerraron por la disminución en sus ventas debido a las restricciones en la movilidad social.

En un comunicado a la sociedad samaria, Undeco Santa Marta solicita que, así como se imponen medidas restrictivas a la actividad de las empresas por cuenta de hechos que no son de su control, de la misma manera se consideren compensaciones o alivios que procuren la sobrevivencia de las unidades productivas.

 “Convocamos a una mesa de trabajo con la Alcaldía Distrital de Santa Marta donde podamos revisar los actuales horarios establecidos en los decretos vigentes y el duro impacto a nuestras actividades comerciales”, recalcó Rosa Delia Rueda, directora ejecutiva de Undeco Santa Marta.

Vale decir que Undeco es un gremio que representa a 1.355 pequeñas, medianas y grandes empresas de la ciudad, que generan empleos formales y cancelan impuestos al Distrito. Pero los comerciantes están preocupados por las decisiones tomadas recientemente por la administración distrital, en el marco de la actual emergencia sanitaria.

 “Es bien sabido por todos los empresarios que en consecuencia al actual incremento en casos de la Covid-19 y la elevada ocupación de camas UCI en el Distrito, la administración está obligada a tomar medidas de control que permitan reducir el número de contagios, pero también es igualmente cierto que el actual pico de la pandemia que se registra en la ciudad, no es culpa del comercio formal, que desde el inicio ha sido reiterativo y consecuente en el compromiso de mantener el cumplimiento de estrictos protocolos de bioseguridad en sus establecimientos y entornos”, señala el comunicado.

Y más adelante reseña: “Lamentablemente la situación que vivimos se genera en la indisciplina social, desde nuestra agremiación hemos sido testigos de la multiplicación de sitios clandestinos (patios y casa rumberas) que sin ningún tipo de protocolos y evadiendo descaradamente todas las disposiciones emitidas por la administración, expenden bebidas alcohólicas hasta altas horas de la noche. Sumado a lo anterior, hemos visto como el comercio informal florece sin ningún tipo de control y se aglomeran en esquinas y avenidas generando potenciales focos de infección y propagación”.

La directora ejecutiva Rosa Delia Rueda, asegura que no puede desconocerse que también ha existido un relajamiento de una parte de la ciudadanía en las medidas de autocuidado y un poco cumplimiento del Pico y Cédula. “Son definitivamente hechos que se salen del control de nuestros empresarios quienes sienten que con las medidas dadas a conocer en los decretos 068 y 069 del 2021 están asumiendo todo el costo de la indisciplina social que se ha generado en el Ciudad”, indicó.

También podría gustarte