Cajamag premió a participante de proyecto ‘Magdalena Tierra Prometida’

27

La Biblioteca Cajamag entregó una tableta a Jaime Tapia, como premio por su alta participación en el primer encuentro del  proyecto educativo “Magdalena Tierra Prometida” de la Caja de Compensación Familiar del Magdalena.

El evento donde Tapia se destacó con sus aportes se llevó a cabo el 12 de marzo en el municipio de Chibolo, Magdalena, con el apoyo de la Institución Educativa Departamental Liceo Santander, en cabeza de su rector, Hugo Fonseca.

En la actividad participaron 37 personas entre estudiantes, gestores culturales y líderes comunales. Y tuvo como  conferencista a María Victoria Chávez García (autora del Programa).

El proyecto educativo Magdalena Tierra Prometida fue creado para ofrecer al sector rural alternativas de estudios acompañadas de estrategias, con el fin de que los beneficiados adquieran una mayor capacidad en el uso de las tecnologías necesarias para enfrentar diversas situaciones laborales y de emprendimiento.

Con el fin de motivar a los beneficiados, la Biblioteca Cajamag premió recientemente su participación, en cuanto a soluciones de inquietudes generadas en el tema abordado durante la tutoría en el municipio de Chibolo.

“Este proyecto ya tiene 2 años desarrollándose; iniciamos en Aracataca y en Chibolo. Ahora lo vamos a extender a Tenerife, Pedraza, Zona Bananera y Ciénaga”, manifestó Addy Martínez, jefe de Programas Especiales de la Biblioteca, Cajamag.

Martínez aseguró que el programa que avanza con éxito, además ha ayudado a crear oportunidades en la práctica de aprendizaje. Explicó que su aplicación tiene cuatro líneas de trabajo: Educación Informática; Diplomado en Gestión Cultural y Competencias Blancas: Talleres en elaboración de artesanías y Emprendimiento verde.

Los actores vinculados son la Biblioteca Cajamag, la Jornada Escolar Complementaria, el Centro de Capacitación en Artes y Oficios y el Instituto de Formación Técnico.

El proyecto va dirigido a jóvenes de octavo a décimo grado que estén en la jornada escolar complementaria, afiliados de las categorías A y B de Cajamag, madres cabeza de hogar y en situación de vulnerabilidad, y gestores culturales.

También podría gustarte