Consumo de pescados, una fiel tradición de samarios

128

Existe una gran variedad de pescados, desde el popular bonito hasta el fino salmón que se consiguen a unos precios muy accesibles para todos los presupuestos y hogares. 

POR 
EDGAR TATIS 
GUERRA 

Comer carne en esta época religiosa no pega bien y así lo han entendido la gran mayoría de samarios que en esta Semana Santa consumen todo tipo de pescados y frutos del mar.

Gracias a los fuertes vientos que ayudan a enfriar las aguas del océano los cardúmenes de peces se acercan a las costas del mar Caribe y los pescadores han logrado extraer el recurso para comercializarlo en la ciudad.

En la plazoleta de pescados y mariscos de ‘El Pueblito’ así como en la principal despensa del mercado público y pescaderías aledañas, los samarios continúan con la tradición de comprar este alimento rico en nutrientes saludables para el organismo.

Existe una gran variedad de pescados, desde el popular bonito hasta el fino salmón que se consiguen a unos precios muy accesibles para todos los presupuestos y hogares. Hay pescados para satisfacer el paladar tanto de propios como de los visitantes quienes pueden adquirir bocachicos, tilapias, jureles, pargos rojos, atunes, sábalos, meros, sables, mojarras e inclusive otros frutos del mar como langostas, pulpos, rayas o camarones.

Por estos días los pescados y mariscos mandan la parada en los hogares y restaurantes de Santa Marta no solo por la Semana Santa sino por su alto valor nutricional que aporta vitaminas y ayudan a elevar el sistema inmunológico ante la pandemia vigente.

COMPRE EN SITIOS SEGUROS 

La directora de Salud Pública del Distrito, Lisney Mendoza, hizo un llamado a la ciudadanía samaria y a los visitantes para que adquieran los pescados, mariscos y cocteles en sitios seguros en donde existan buenas prácticas de manipulación de estos alimentos.

 “Efectivamente desde la Secretaría de Salud a través de Salud Pública venimos preparándonos con anticipación para recibir a nuestros turistas y asimismo atender a los ciudadanos samarios. Realizamos inspección, vigilancia y control en los diferentes establecimientos tales como restaurantes, pero también a los vendedores ambulantes y estacionarios que venden estos productos”, recalcó Mendoza.

La funcionaria enfatizó en que antes de consumir mariscos sobre todo si los compran a vendedores ambulantes o estacionarios es bueno constatar que estos alimentos cumplan con una refrigeración adecuada y que se vean frescos. “En el caso del camarón es bueno decir que siempre tienen una venita oscura la cual debe retirarse. La persona que prepare un coctel de camarón debe contar con condiciones de higiene, portar una indumentaria recomendada como es el gorro, su tapabocas y sus guantes”, indicó.

Vale recordar que la ingesta de mariscos o cocteles de los frutos del mar en ciertas personas puede originar reacciones como el malestar estomacal, diarreas, náuseas, dolores de cabeza o articulares e inclusive vómitos.

También podría gustarte