La migración desde la mirada de la infancia

120

“Mi bandera es tricolor ¡la mía también!”, es la historieta ganadora del concurso de cómic “Somos el mismo cuento”, que lideró la Fundación Casa en el Árbol (FCA) con el apoyo del Programa de Alianzas para la Reconciliación de Usaid y Acdi/Voca;  en unión con la Universidad del Magdalena y la Secretaría Distrital de Cultura, que permitió, por medio de un lenguaje sencillo y creativo, dar a conocer las diferentes voces de la migración.

Majo, una niña venezolana, es la protagonista de este cómic creado por la ilustradora colombo-venezolana Laura Guarisco, quien desde hace cinco años vive en Colombia, y tuvo que vivir en carne propia el acto de migrar de su país de origen y separarse de parte de su familia, debido a la falta de oportunidades en Venezuela.

La historia de encuentros y desencuentros de esta niña al llegar a Colombia comienza cuando en el colegio la profesora les pide pintar la bandera de Colombia, y ella a su bandera tricolor le añade unas estrellitas. Luego, Majo se da cuenta de que los “tequeños” en Colombia se llaman deditos de queso, y queda sorprendida al preguntarle a su mamá qué es el desplazamiento y darse cuenta de que así como ellos, hay familias en Colombia que debido al conflicto armado también han tenido que dejar su lugar de origen. El mensaje al final es que colombianos y venezolanos somos el mismo cuento.

Laura Gurisco, además de ilustradora es arquitecta, nació en Caracas y dice que durante los últimos años ha sentido la necesidad de narrar la historia de la migración a través de su arte. Ha participado con sus historietas en diversas revistas de cómic, y su trabajo ha sido publicado en el diario El Espectador.

En total fueron 40 personas las que se inscribieron en el concurso de cómic “Somos el mismo cuento”, de las cuales 15 entregaron sus propuestas en los tiempos estipulados y cumpliendo los lineamientos del concurso, logrando recrear las diferentes situaciones del migrante con mensajes positivos. Participaron personas de 10 departamentos de Colombia. Los trabajos participantes se pueden consultar en las redes sociales de la FCA @fcasaenelarbol.

El concurso premió los dos primeros puestos. El segundo lugar fue para Henry Alejandro Toloza, con su personaje “Mister Man”, un superhéroe con el poder de hacer los oficios del hogar, que esta vez hace un llamado a la inclusión de los migrantes. Henry Alejandro es estudiante de último semestre de Artes Visuales, originario de Pamplona, Norte de Santander, cerca de la frontera con Venezuela, y dice que se motivó a participar porque en su ciudad se topa con migrantes y sus historias a diario, y ve la necesidad de promover mensajes de reconciliación entre colombianos y venezolanos.

Este concurso de cómic hace parte de las acciones de movilización de PaZaporte a la Convivencia, un proyecto del Programa de Alianzas para la Reconciliación, con el que se viene trabajando con 200 jóvenes de las instituciones educativas distritales Pedagógico del Caribe, de Ciudad Equidad;  José Laborde Gnecco, de Gaira y en general jóvenes de Santa Marta en la estrategia “Decido Ser”, una herramienta de Acdi/Voca que les brinda habilidades para la vida, y en una Escuela Virtual de Comunicaciones Positivas. Y con quienes además se lleva a cabo la campaña en redes sociales #somoselmismocuento.

También podría gustarte