Neutralizan integrantes del Clan del Golfo

115

Mientras que en los municipios caucanos se adelantaba un acto simbólico por la paz, en la vía que comunica Caloto y Toribío fue asesinado Fernando Esneider Lozada Franco, integrante de la Unidad Nacional de Protección, UNP.

El caso sucedió alrededor del mediodía de este domingo, cuando la comunidad de El Nilo, Caloto, alertó sobre la existencia de un cadáver al lado de dicha carretera: la víctima tenía cuatro disparos en el pecho y el rostro.

Tras esto, y gracias a la labor humanitaria de algunos líderes sociales, el cuerpo sin vida fue llevado a Medicina Legal en el municipio de Santander de Quilichao, donde ya se conocieron más aspectos de este homicidio.

“Ya en la tarde se logró conocer la versión de la esposa de la víctima, quien indicó que Fernando Esneider Lozada Franco salió de Toribío hacia Caloto en la camioneta de la UNP ya que buscaba recoger unos mercados en este último municipio. Luego la llamaron para avisarle que el cadáver de su esposo yacía sobre un costado de la carretera”, indicaron las autoridades.

Después, en el lugar de los hechos, la compañera sentimental de la víctima fue informada sobre la forma cómo varios sujetos en motocicletas interceptaron a Lozada Franco en este punto de la carretera para después dispararle, sacarlo luego del vehículo y arrojarlo al césped.

“No le dieron chance de nada, porque le cerraron el paso y después otros sujetos se acercaron por el lado del conductor para después dispararle en la cabeza, tras esto lo bajaron de la camioneta y lo tiraron al lado de la vía, después tomaron el control de este vehículo y huyeron del sitio”, agregaron las autoridades.

Una vez se confirmó la noticia, trascendió que Fernando Esneider Lozada Franco era el escolta asignado por la UNP al coordinador del proyecto Nasa, además integrante del resguardo de Toribío, ubicado en el municipio del mismo nombre.

“El joven era parte del esquema de seguridad asignado al coordinador del proyecto Nasa, como quedó establecido en la sentencia T-030/16 de la corte constitucional de Colombia en cumplimiento a una providencia emanada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Cidh, que obliga al Estado colombiano a proteger a cinco comunidades indígenas del norte del Cauca”, explicó el Joe Sauce, líder indígena.

Otras personas indicaron que Fernando Esneider Lozada Franco, de 30 años de edad, era conocido cariñosamente entre los comuneros de Toribío como ‘Nikita’ y que se destacaba por su compromiso a la hora de velar por la seguridad de los dirigentes indígenas asentados en este municipio nortecaucano.

Es que este hecho sucedió en medio de la amplia jornada por la paz que adelantaron varias organizaciones sociales y comunitarias del Cauca, luego de dos semanas de combates entre grupos armados con el Ejército y atentados con explosivos.

“Hoy celebramos la paz, recordamos nuestro compromiso de apostarle al proceso de paz como forma de dejar atrás a la guerra. En municipios como Argelia la gente marchó porque quieren ver a sus jóvenes vestidos de blanco y no con el camuflado de los grupos armados”, manifestó un integrante de Marcha Patriótica, quien pidió mantenerse en el anonimato.

Es que la actividad consistió en vestirse de blanco durante este día y así participar en las movilizaciones que se adelantaron en los cascos urbanos de los municipios.

A esta jornada se unieron además funcionarios públicos, medios de comunicación regionales e integrantes de la fuerza pública, en una región que clama por vivir en paz.

POPAYÁN (Colprensa).

También podría gustarte