Dadsa suspendió trabajos y decomisó materiales a una construcción ilegal

138

DADSA, impuso una medida preventiva a una construcción, la cual se adelantaba sin el cumplimiento de los requisitos legales. 

Los asentamientos ilegales en Santa Marta, son un tema complejo que preocupa por varias razones: muchos están en zonas de alto riesgo de desastre; en algunos casos quienes ocupan los predios son bandas criminales organizadas que negocian y estafan con las tierras, en grupos conocidos como tierreros; y finalmente, legalizar y llevar condiciones dignas a los asentamientos ilegales suele acarrear grandes costos para la administración distrital.

Por esta razón, el Departamento Administrativo Distrital de Sostenibilidad Ambiental, Dadsa, en los últimos días impuso una medida preventiva de suspensión de actividades y el decomiso de materiales a una construcción ubicada en Altos de San Jorge vía Taganga, la cual se adelantaba sin el cumplimiento de los requisitos legales.

De acuerdo con lo informado por la autoridad ambiental, las acciones correctivas se tomaron en aras de proteger esa zona de la ciudad, calificada como un ecosistema estratégico para la mitigación al cambio climático tras sus condiciones de Bosque Seco Urbano y área de protección ambiental.

Es importante mencionar que, a través de esta casa periodística, para mediados del mes de enero, líderes sociales, denunciaron que en cerros aledaños al barrio San Jorge, inescrupulosos estarían provocando quemas para habilitar terrenos y ejecutar construcciones de viviendas y cantinas.

Waudit Rangel, líder y presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio San Jorge, denunció en su momento que “construir en esta zona montañosa y de alto riesgo se ha convertido en un ‘negocio’, toda vez, que cualquier ciudadano llega al sector, socaba, lo limpia, construyen una casa y no pasa nada”.

De igual manera, Rangel en la entrevista pasada, resaltó que, “estamos viendo cómo día tras día va aumentando la invasión de los cerros, provocando con ello la erosión y un peligro inminente, porque hay gente que está construyendo en zonas que son inestables, que en cualquier momento pueden colapsar las viviendas que están construyendo ahí y sumándole a eso, no están haciendo murallas, sino que están colocando sacos con arena, murallas de palo”.

Estas denuncias, fueron atendidas por el Dadsa, quien intervino para evitar que se sigan apoderando ilegalmente de los cerros de la ciudad.

La entidad precisa que estos operativos de control y vigilancia, se vienen adelantando en cumplimiento al decreto 1076 del 2015 y a lo establecido en el acuerdo 011 del 16 de octubre del 2020.

También podría gustarte