Tercer pico nos cogió sin plata

37

La Asociación Colombiana de Empresas Sociales del Estado y Hospitales Públicos (Acesi), explicó que los recursos que deberían llegar a través de la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres), para el pago de pruebas para detectar el coronavirus, no han sido girados a la mayoría de las empresas sociales del Estado. 

 “Ya no se trata solo de la enorme deuda multimillonaria que tienen las EPS, la cual supera los 6,5 billones de pesos y cada día crece más, ahora los hospitales públicos están contra las cuerdas, por cuenta de la tercera ola de contagio de Covid-19 y por el no giro de recursos para la mayoría de hospitales por conceptos de toma de muestras Covid, ni del anticipo para iniciar la vacunación”.

Así lo denunció la directora ejecutiva del Acesi, Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, quien manifestó que todo esto tiene en estado de agotamiento extremo al personal asistencial y médico, además de los problemas para el pago de los salarios a los profesionales que están dedicados a la vacunación contra el Covid-19 por falta de dinero.

 “Los dineros para la vacunación, que se supone iban a ser girados el 50 % de forma anticipada, no se han recibido y hay serias dificultades para la facturación por este concepto, situación que retrasará aún más la llegada de recursos a pesar de tener personal contratado adicional para el proceso de vacunación, como fue el requerimiento del Ministerio de Salud”, aseguró.

Zuluaga Rodríguez señaló que los hospitales están sin recursos, pagando personal adicional para los operativos de vacunación, haciendo claridad que para cada aplicación de vacuna contra el Covid-19, el protocolo exige un equipo de cinco personas, por lo que hacen “un llamado urgente al Gobierno”.

Los Hospitales Públicos piden que se agilice la normatividad correspondiente a los pagos por concepto de vacunación y se generen las capacitaciones necesarias para que los recursos fluyan de manera ágil, además que se dé celeridad al acuerdo de punto final, para que los prestadores logren alivianar sus carteras y responder de forma oportuna a los retos que exige la pandemia.

COLPRENSA

También podría gustarte