HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Irán amenaza a Israel con “venganza”, tras ataque a planta nuclear

Irán acusó el lunes a Israel de estar detrás del ataque a su planta de enriquecimiento de uranio de Natanz y prometió “venganza” en medio de esfuerzos diplomáticos para conseguir que el acuerdo internacional de 2015 sobre el programa nuclear iraní vuelva a su cauce.

Fue en esta misma planta del complejo nuclear de Natanz, uno de los centros neurálgicos del programa atómico de la República Islámica, donde Teherán puso en marcha o comenzó a probar el sábado nuevas cascadas (conjuntos interconectados) de centrifugadoras.

Estas máquinas ofrecen a Irán la posibilidad de enriquecer uranio más rápidamente, en unas cantidades y con un grado de refinamiento prohibido por el acuerdo de 2015.

El domingo, la Organización de la Energía Atómica de Irán (OIEA) anunció que la planta de enriquecimiento de Natanz, en el centro del país, había sufrido un “accidente” por la mañana, calificado de acto “terrorista”, que provocó un “corte de energía” y no causó “ningún muerto, herido o contaminación”.

Es aún “demasiado pronto” para determinar los daños materiales causados por el ataque”, declaró el lunes en una conferencia de prensa en Teherán el portavoz de Relaciones Exteriores iraní, Said Khatibzadeh. “Tenemos que inspeccionar cada una de las centrifugadoras para evaluar los daños”, indicó.

“Con esta acción, el régimen sionista ha intentado por supuesto vengarse del pueblo iraní por la paciencia y la sabiduría que ha demostrado en lo concerniente el levantamiento de las sanciones”, afirmó.

De este modo, acusó indirectamente a Israel de hacer naufragar las conversaciones en curso en Viena para intentar que Estados Unidos vuelva al acuerdo internacional de 2015 y levante las sanciones que Washington volvió a instaurar contra Teherán.

Por su parte Heiko Maas, el jefe de la diplomacia alemana, uno de los países firmantes del acuerdo de 2015, dijo el lunes que los acontecimientos recientes “no son positivos” para las negociaciones en curso.

“TRAMPA”

“Si [el ataque] tenía como objetivo limitar la capacidad nuclear de Irán, diría al contrario que todas las centrifugadoras que [fueron dañadas] eran del tipo IR-1”, es decir, de primer generación, aseguró Khatibzadeh.

“Que todo el mundo sepa que serán definitivamente sustituidas por máquinas más avanzadas”, añadió, prometiendo que “la respuesta de Irán será la venganza contra el régimen sionista en el momento y lugar adecuados”.

Según la agencia oficial de noticias Irna, varios diputados dijeron que el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, había “subrayado (…) la necesidad de no caer en la trampa tendida por los sionistas”.

“Pero no permitiremos [que Israel haga descarrilar las conversaciones de Viena] y nos vengaremos de los sionistas por estas acciones”, habría dicho, según las mismas fuentes, durante una reunión a puerta cerrada en el parlamento sobre el ataque de Natanz.

Estados Unidos, bajo la presidencia de Donald Trump, denunció unilateralmente en 2018 el acuerdo nuclear con Irán alcanzado en Viena tres años antes, restableciendo de paso las sanciones estadounidenses que se habían levantado en el marco del pacto.

Como represalia, desde 2019 Irán se ha alejado de la mayoría de los compromisos clave para limitar sus actividades nucleares que asumió en Viena.

Joe Biden, que sucedió a Trump en enero, señaló su intención de reincorporarse al acuerdo de Viena.

ACTIVIDADES “PACÍFICAS” 

Teherán siempre negó querer una bomba atómica y el presidente Hasan Rohani reiteró el sábado que todas las actividades nucleares de su país eran puramente “pacíficas”.

A principios de julio de 2020, una planta de ensamblaje de centrifugadoras perfeccionadas en Natanz resultó gravemente dañada por una misteriosa explosión.

Las autoridades concluyeron que se trataba de un “sabotaje” de origen “terrorista”, pero aún no dieron a conocer los resultados de su investigación. La agencia oficial Irna advirtió a Israel y a Estados Unidos de cualquier acción hostil.

El miércoles, Netanyahu advirtió que “un acuerdo con Irán que allanara el camino hacia las armas nucleares (…) no sería vinculante en modo alguno” para su país.

Fuente: AFP

 

También podría gustarte