HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Detener la tercera fase del virus 

La devastadora agresividad con la que el virus está atacando a las personas en esta tercera fase, se está propagando rápidamente por toda Colombia. En los departamentos más afectados estamos viviendo una crisis desbordada que debe servir de advertencia para que el resto del país comience a adoptar medidas para detener la expansión del Covid-19.

De acuerdo a los últimos reportes nacionales, en estos primeros 11 días del mes de abril ya se registraron el 80% de los casos de marzo y el 61% de las muertes reportadas el mes pasado. La llegada de la Semana Santa que coincidió con el inicio de esta nueva ola, añade un mayor grado de preocupación a la compleja situación que se está presentando en Antioquia, Atlántico, Cundinamarca, Valle del Cauca, Magdalena, Guajira, y Córdoba, por las proyecciones de un incremento en los indicadores epidemiológicos para los próximos días.

En el departamento del Atlántico, son pocas las clínicas y hospitales que no presentan una ocupación del 100% en camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Situación que le está impidiendo a las personas acceder a una atención adecuada, y que ha desencadenado un terrible drama para cientos de familias que buscan desesperadamente salvar la vida de sus seres queridos.

A pesar de los esfuerzos para aumentar la capacidad de atención contra el Covid-19 y de ser, según la Secretaría de Salud Distrital, la ciudad del país con mayor número de camas UCI por cada 10 mil habitantes, Barranquilla se encuentra en un momento crítico en el que todo está resultando escaso para atender la emergencia. Una realidad que nos lleva a pensar en lo que podría suceder durante este nuevo pico en ciudades del país que no cuentan con camas UCI.

Hace un año la Alcaldía de Barranquilla anunciaba la instalación de un hospital de campaña en el centro de eventos Puerta de Oro para, como dijo en su momento el alcalde: “suplir la necesidad de camas hospitalarias de baja y mediana complejidad”, por su parte la Gobernación del Atlántico hizo también, para esa época, la entrega de un hospital de emergencia construido en el parqueadero del Hospital Universitario Cari. Los atlanticenses nos preguntamos: ¿Qué pasó con estos hospitales de emergencia que se acondicionaron para atender la pandemia?, ¿Qué se está haciendo para ampliar la capacidad y aliviar la presión de la red hospitalaria en esta nueva fase?.

Cuando las dificultades llegan son muchos los interrogantes que salen a la luz, pero más allá de buscar culpables o señalar, en estos momentos necesitamos unirnos para superar esta fase de la mejor manera. Pedimos a las autoridades nacionales y locales establecer medidas eficaces que contribuyan a reducir el número de muertes y de contagios en las ciudades y municipios que se encuentran presentando un intempestivo ascenso en la curva de contagios. Desde la Bancada del Atlántico, los parlamentarios del departamento hemos solicitado al Gobierno Nacional atender de manera prioritaria la emergencia que se vive en Barranquilla y el Atlántico para evitar un mayor impacto de este tercer pico.

Hoy después de más 400 días de pandemia en Colombia, nos duele decir que estamos reprobando esta dura prueba. La indisciplina social y el relajamiento en días anteriores, nos está pasando una alta factura que nos cobra a diario vidas humanas. Nuestro principal enemigo “la confianza” nos tomó ventaja exponiéndonos a mayores riesgos con un virus más agresivo que nos ha dejado en un mayor grado de vulnerabilidad.

Seguir cumpliendo con las medidas y restricciones establecidas es nuestra obligación, si no atendemos el llamado al autocuidado y el aislamiento, tendremos un mayor número de víctimas. Necesitamos de la responsabilidad de todos para superar pronto esta terrible tercera ola.

Elevamos una oración por todas las personas que han fallecido en nuestro país en medio de esta pandemia, el enorme vacío que han dejado es imposible de llenar. Clamamos por las familias que se encuentran luchando para ganar esta batalla, para que nunca pierdan la esperanza y se fortalezcan aún en la dificultad.

*Senador 

También podría gustarte