HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

INPEC pidió a la corte suprema traslado de testigo Juan Guillermo Monsalve

En una misiva de dos páginas, el general Mariano Botero Coy, director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC), le pidió a la Corte Suprema de Justicia reubicar en otro pabellón al exparamilitar Juan Guillermo Monsalve, testigo clave en la investigación que se surte contra el expresidente Álvaro Uribe.

La misiva está dirigida al magistrado de la Sala de Instrucción de la Corte, César Reyes, quien fue el que conoció el expediente de Uribe Vélez en su totalidad, y bajo su ponencia ordenó la medida de aseguramiento en su lugar de residencia durante el año pasado.

La intención del director del INPEC es que Monsalve deje de ocupar la casa fiscal que le fue asignada en abril de 2018, por orden del entonces magistrado del alto tribunal José Luis Barceló, por motivos de seguridad.

“De manera respetuosa me permito solicitar se estudie la posibilidad de reconsiderar la orden de permanencia en la casa fiscal, teniendo en cuenta que este no es el lugar destinado para la reclusión de personas privadas de la libertad, no es un pabellón de seguridad, ni hace parte del mismo”, dice en la misiva.

El general explicó que la casa fiscal tiene como finalidad el alojamiento del director del establecimiento de reclusión y adicionalmente se encuentra por fuera del perímetro de seguridad del mismo, por lo que no brinda garantías de efectiva seguridad, custodia y vigilancia de Monsalve.

De ahí que Botero Coy le solicite al magistrado que Monsalve sea trasladado a un pabellón que cuente con seguridad que requiere un privado de la libertad. Cabe mencionar que al testigo, en enero del año pasado, en un operativo le incautaron elementos que las autoridades del INPEC, denunciaron no debía estar en su poder.

Monsalve se ha convertido en la pieza clave en la investigación que se adelanta en contra del expresidente, pues en más de una ocasión ha mencionado de la posible relación entre el exmandatario y el paramilitarismo, no obstante, sus declaraciones han traído consecuencias que, supuestamente, llevaron a que uno de los defensores de Uribe, lo abordaran para que, a cambio de dinero y beneficios en su proceso judicial, se retractara de lo dicho.

Por la situación anterior, el expresidente, junto con su exdefensor Diego Cadena y el representante a la cámara Álvaro Hernán Prada, se encuentra ante los estrados judiciales.

En el caso del exmandatario, el proceso es adelantado por la Fiscalía, que solicitó el cese de la investigación penal en su contra. De otro lado, aunque es investigado por la misma institución, Cadena no corre con la misma suerte, pues está ad portas de un juicio.

Respecto de Prada, el caso está en la Corte Suprema y será esta la que decida si llama a juicio al congresista o si cierra la investigación que pesa sobre su nombre.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte