HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Centrales Obreras en alerta contra la reforma tributaria

Las Centrales Obreras del país convocarán a un paro nacional para rechazar la reforma tributaria propuesta por el Gobierno Duque.

  El Comando Nacional Unitario, del que hacen parte las Centrales Obreras ratificaron su rechazo a la reforma tributaria que presentó el gobierno nacional al Congreso de la República.  

Los líderes de las organizaciones sindicales como la CUT, CTC y CGT; las Confederaciones de Pensionados CDP y CPC y la Federación de Trabajadores de la Educación (Fecode), exigieron el hundimiento de la reforma tributaria al considerar que afecta directamente el bolsillo de los colombianos trabajadores.

“Esta reforma atenta contra la estabilidad económica de los trabajadores, pensionados, clase media y personas de menores ingresos, mientras que Colombia requiere de un sistema tributario eficaz, en donde se honre la justicia social, la equidad y la distribución equitativa de la riqueza, y que sean quienes más tienen, quienes más tributen y que, al final, se beneficie de manera real y palpable a la clase social más necesitada del país”, afirmó Francisco Maltes, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Por su parte Persy Oyola, presidente encargado de la Confederación General del Trabajo,  afirmó que el aspecto social es un engaño desde el título hasta el contenido.

“Es una burla a la renta básica solicitada. El Programa Ingreso Solidario-PIS, como fórmula de equidad y eliminación de la pobreza, sólo trae cifras ridículamente bajas y para un escasísimo sector de la población, pobres y extremadamente pobres para quienes hasta la transferencia es de difícil ejecución”, dijo.

Para Miguel Morantes, presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia, el IVA a los combustibles y a los servicios públicos es otro ‘atraco’ a todos los colombianos.

 “Cerca de mil pesos por galón constituyen una nueva carga económica para los transportadores, los productores y finalmente para los 50 millones de consumidores por el impacto en los productos y en el presupuesto de los hogares con el alza de los servicios”, sostuvo.

Dijeron que la aplicación del IVA a los productos de primera necesidad, ya sea directamente o por efecto de pasarlos de excluidos a exentos, representa un recaudo nuevo por diez billones de pesos, un estímulo a las importaciones, un golpe a los productores nacionales y el saqueo al bolsillo de los colombianos especialmente de ingresos medios y bajos.

 “La ampliación de la base tributaria hasta quienes devenguen un poco más de un millón de pesos, significa que tres millones de colombianos, adicionales a los que hay, deben declarar renta y por lo menos la mitad de estos deben pagar impuesto. Duro golpe al bolsillo de los trabajadores y los más pobres”, apuntó.

Destacaron que gravar con IVA los insumos agrícolas constituye un golpe de gracia a los campesinos y productores del campo, a la producción agrícola y agropecuaria y a todos los colombianos por el encarecimiento que genera en la producción y en los precios de todos los productos alimenticios provenientes del campo.

 “El impuesto a las pensiones hasta de 4,8 millones de pesos es un impuesto a la vejez, es abrir la compuerta para extenderla luego a todos los pensionados; constituye un atentado económico a quienes dedicaron su vida al servicio del país”, dijo Johan Díaz, presidente de la Confederación Democrática de Pensionados.

Agregaron que la convocatoria es para el Paro Nacional programado para el 28 de abril, cuando se espera que las personas, los trabajadores salgan a las calles a protestar.

También podría gustarte