HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Transcaribe: sin recaudo y sin vigilantes, ¿parará el sistema?

Cartagena en otro día sin recargas en Transcaribe.

Escena 1:

Usuario: Buenos días.

Conductor: Buenos días, pase la tarjeta señor.

Usuario: ¿No es gratis?

Conductor: No, debe tener saldo para usar el alimentador.

Usuario se baja del bus y toma otro medio de transporte.

Escena 2:

Usuario: Buenos días, no tengo saldo en la tarjeta, ¿puedo pasar?

Vigilante: Muéstreme la tarjeta.

El vigilante de la estación verifica que efectivamente el saldo de la tarjeta sale en cero, mira a la señora y le dice que no puede pasar.

Escena 3:

Estaciones sin vigilantes ni personal del Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM) atentos a los usuarios, por lo que algunos deciden ‘volarse’ los torniquetes y utilizar gratis el servicio.

___

Estas historias se repitieron una y otra vez ayer en toda la ciudad, en medio de una nueva crisis en el sistema masivo donde los más afectados son los usuarios que utilizan las rutas alimentadoras o las pretroncales, ya que es ‘obligación’ tener saldo en las tarjetas para poder subir al sistema y llegar a su destino.

Pero, ¿qué pasa con aquellos que no tienen saldo ni forma de recargar? Les toca coger otro medio de transporte, así como le pasó a Marta Acevedo.

Esta mujer de 40 años reside en Nelson Mandela y es usuaria del Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM), primero porque es el único servicio público legal que pasa cerca de su residencia y segundo porque “es mucho más cómodo y rápido para poder llegar a Bocagrande, donde trabajo”.

Ella, como casi la mayoría de los usuarios de Transcaribe, recarga semanal su tarjeta y el lunes tenía el último pasaje, el cual utilizó para tomar el alimentador en su barrio y llegar hasta la estación de la Bomba del Gallo, donde pretendía recargar pero se encontró con la sorpresa de que no había recaudo. (Lea aquí: Transcaribe: si tiene saldo, puede usar el sistema)

“Ayer (lunes) no sabía qué iba a hacer, pues solo tenía el pasaje con el que subí en el alimentador y que era con el que me iba para el trabajo, pero debía recargar para regresar”, comentó agregando que “para venirme en la tarde me tocó caminar hasta La Bodeguita y allá mostrándole la tarjeta al vigilante fue que pude pasar, pero hoy (ayer) cuando estaba esperando el alimentador, pues me habían dicho que era gratis, ya que no había recargas, pero el conductor me dijo que no, que debía tener saldo par para poder subir”.

Ante la negativa del conductor, a Marta no le quedó de otra que parar una mototaxi que la llevara hasta una estación de Transcaribe, pensando que hoy podía tener la misma suerte de ayer de pasar con solo mostrar su tarjeta, pero no fue así.

“El vigilante vio que no tenía saldo y me dijo que no podía pasar, que debía usar otro medio de transporte”, finalizó indignada.
Mientras eso le pasaba a Marta, El Universal evidenció el momento en que algunos ciudadanos se volaban los torniquetes o abrían a la fuerza el acceso de discapacitados de aquellas estaciones donde no hay vigilantes ni personas que trabajen en el sistema pendientes de quienes entran o no a la estación, utilizando así de manera gratuita Transcaribe, replicando el nefasto actuar que ha representado un gran problema en otros medios masivos: ‘los colados’.

“Esta contingencia es más compleja”

En conversaciones con Sebastián Nieto, gerente de Sotramac, contó que la situación que vive Transcaribe es mucho más compleja que la del mes pasado, por lo que pide que el Distrito o la gerencia de Transcaribe se pronuncien o emitan un acto administrativo dando solución.

“La contingencia que estamos viviendo desde ayer (lunes), creo que es más compleja que la que vivimos durante dos semanas con el operador del recaudo. En esta ocasión ellos (Transcaribe) no han apagado las funcionalidades del sistema, este sigue funcionando, sin embargo retiraron todo el personal de taquillas de forma tal que la gente no tiene hoy cómo comprar pasaje o recargar sus tarjetas”, explica.

Nieto añade: “¿Qué diferencia esta crisis de la que vivimos el mes pasado?, que en la que vivimos antes Transcaribe decidió abrir el servicio de forma gratuita al público y al menos la gente tenía accesibilidad a la prestación del servicio, pero hoy día Transcaribe, a pesar de la contingencia y de que la gente no tiene cómo recargar, no permite que quienes no tienen saldo en sus tarjetas suban al sistema”.

Esto, según comentó el gerente de Sotramac, ha venido generando inconvenientes con la comunidad, afectando así a los conductores.

“Hemos tenido conductores que han sido amenazados por personas de las diferentes comunidades”.

Ayer (lunes) tuvimos buses retenidos en la estación de Santa Lucía por los usuarios y hoy (ayer) tuvimos la misma situación con la ruta de Blas de Lezo, por lo que tuvieron que suspenderla temporalmente por problemas de orden público. Esto, porque la gente está inconforme por la imposibilidad de subir al sistema, los usuarios quieren recargar y pagar el pasaje, pero no hay quién les resuelva”, aseguró Nieto.

Es importante recordar que para la implementación del SITM, fue necesario que se chatarrizaran varias rutas de servicio público, por lo que de cerrarse Transcaribe, los usuarios no tendrían otra opción formal de movilizarse y aumentaría el transporte informal.

“Es necesario que el Distrito o Transcaribe emitan actos administrativos que garanticen la accesibilidad al sistema a pesar de la contingencia que están viviendo con el sistema de recaudo. El que ellos no hayan podido llegar a un acuerdo o normalizar la situación con el operador del recaudo no es una excusa para poder dejar a la gente sin servicio que es lo que hoy está pasando”, afirmó el gerente de Sotramac.

Falla de hace meses

Mauricio Sandoval, gerente de Transambiental, explica que desde que se suspendieron, sin previo aviso, las recargas, los más afectados han sido los conductores, quienes han recibido insultos de la comunidad.

“Se están generando unos problemas de orden público y poniendo en riesgo la vida de nuestros operadores, porque los usuarios se alteran al no poder acceder al servicio público y esencial porque no hay puntos para recargar los pasajes, así el usuario tenga la intención de comprarlos”, comentó, explicando que “esto agrava mucho más la situación del sistema Transcaribe. Nosotros estábamos moviendo en promedio 55 mil usuarios para un día hábil, y ayer (lunes) se registraron 31 mil validaciones de pasajeros, porque también hay estaciones del sistema en donde los usuarios están accediendo de manera gratuita porque no hay puntos de control en los accesos, entonces el usuario que tiene el deseo de viajar, al ver que no hay ningún tipo de control y al no tener la posibilidad de recargar, está usando gratis el sistema”.

De las 18 estaciones que tiene el Sistema Integrado de Transporte Masivo, solo en 4 de ellas (La Castellana, Bazurto, Centro y La Bodeguita), son los que cuentan con servicio de vigilancia, del resto, los usuarios entran “como perros por su casa”.

“En Madre Bernarda, Los Ángeles, Los Ejecutivos, Villa Olímpica, Cuatro Vientos, El Líbano, España, María Auxiliadora, El Prado, Las Delicias, Pie de La Popa, Lo Amador y Chambacú no tienen ningún tipo de control y las personas están accediendo gratis ante la imposibilidad de tener una recarga en sus pasajes, situación que se hace insostenible ya que la oferta actual que tiene el sistema es para más de 90 mil pasajeros, si el lunes se registraron 31 mil, el día de hoy (ayer) el reporte a las 4 de la tarde de la plataforma tecnológica dice que 9.400 pasajeros han usado el sistema”, comenta Sandoval.

Debido a esta situación, ayer se presentaron altercados en diferentes puntos de la ciudad, por lo que fue necesaria la presencia de las autoridades para despejar las vías y dejar que los buses siguieran su recorrido.

“Estamos preocupados porque a pesar de que esta situación se viene anunciando desde hace más de 6 meses, Transcaribe no tiene construido un plan de contingencia que garantice la prestación del servicio público. Esto afecta y genera la insostenibilidad del sistema, y avecina una posible parálisis en los próximos días, ya que sin haber recaudo, que es la única fuente de ingreso del sistema, los llevaría a una parálisis”, finaliza Sandoval.

No será gratis

El gerente de Sotramac aseguró que le han manifestado a la gerencia de Transcaribe la situación que están afrontando y “se han mantenido en la posición de no dejar entrar gratis a la gente pensando en un posible detrimento patrimonial, sin embargo, qué más detrimento que dejar a los buses circulando en un servicio que van a tener que pagar de todas formas, sin permitirle a la gente que pueda recargar sus tarjetas y pagar”.

Crédito Findeter

Diana Villalba, secretaria de Hacienda Distrital, habló sobre la línea de crédito de Findeter y comentó que es tan solo una de las alternativas de financiación o de consecución de recursos para el SITM, por eso, aunque se está haciendo el trámite y cumpliendo con los procedimientos establecidos, es posible que al final no se utilice. “Desde hace un tiempo estamos recogiendo todos los documentos que oficialmente se requieren para acceder al crédito público que tarda entre 60 y 90 días en hacer un desembolso, primero se requiere la calificación de riesgo que la está adelantando Fitch y con base en eso nosotros procederemos a seguir el procedimiento en el evento que lo necesitemos”.

Agregó que se están evaluando todos los componentes de la línea de crédito, como la tasa, el periodo de gracia y los tiempos.

“Como tenemos varias fuentes las estamos agrupando para poder tener la financiación de Transcaribe, en el evento que se requiera se utilizará el crédito y puede ser en un monto mucho menor al que inicialmente se había planteado, así que estamos a la expectativa de que efectivamente se concreten las otras opciones para ver si se requiere o no se requiere”.

También podría gustarte