HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Dos familias afectadas por intercambio de cadáveres

Un nuevo escándalo producto del descuido y posible negligencia se presentó en la ciudad de Barranquilla, como consecuencia de otro insólito caso de intercambio de cadáveres que afecta a dos familias..

El hecho involucra a los allegados de las señoras Carmen Alicia Varón y Carmen Alicia Márquez, cuyos cuerpos no fueron entregados de forma correspondiente a sus seres queridos.

Franklin Gutiérrez, sobrino de la señora Carmen Alicia Varón, explicó detalles de la sorpresa que se llevaron cuando él y sus familiares se disponían a retirar el cuerpo de su tía fallecida a la edad de 64 años, en la Clínica General del Norte: el cuerpo ya había sido entregado a otra familia y sepultado, sin su conocimiento.

“Esta mañana iban a entregarnos a otra persona diferente cuando pretendíamos retirar el cuerpo de mi tía Carmen Alicia Varón Olarte, quien falleció hace dos días. Tuvimos la oportunidad de esclarecer que había sido sepultada ya por otra familia en un cementerio en donde no teníamos la tumba nosotros, que es el de Jardines de la Eternidad”, explicó el afectado.

El familiar lamentó el manejo que se le ha dado a la situación: “Un manejo inhumano. Nosotros habíamos solicitado que nos entregaran el cuerpo durante todo el día y no lo hicieron, porque ella había ingresado por covid al centro hospitalario, pero tenía 38 días de estar allá y la vigencia del virus son 14 días; ella muere de las secuelas que le dejó el covid; no sé si se trata de algún incentivo económico que reciben las clínicas por atender la epicrisis o el certificado de defunción”.

La familia solicitó formalmente un reconocimiento del cuerpo, que yace en el cementerio Jardines de la Eternidad, a través de una exhumación.

“No entregaron el cuerpo; sin embargo dispusieron de él y lo sepultaron anoche, a las 11:00 de la noche, sin la presencia de algún familiar y por confusión. Porque esta mañana iban a entregar un cuerpo diferente al de mi tía, a nosotros su familia. Solicitamos un reconocimiento, antes que de que lo entregaran y, efectivamente, era de otra persona”, añadió.

El procedimiento para reconocer el cuerpo enterrado en el cementerio, estaba programado para realizarse en horas de la tarde del lunes, con el acompañamiento de  funcionarios de Personería, salubridad pública y secretaría de Gobierno de la población de Puerto Colombia.

No obstante, se adelantaba el proceso para obtener la autorización de hacer la exhumación por parte de la funeraria Jardines de la eternidad.

“Es un trato inhumano, doloroso y negligente, ahora por parte de la funeraria; el error lo comete la clínica, disponiendo del cuerpo, y ahora la funeraria, totalmente negligente en el dolor que representa la pérdida de un ser querido, dilatando este proceso. Queremos que nuestro familiar descanse en paz, que sea sepultado ahí mismo, donde está”, puntualizó Franklin Gutiérrez.

Los allegados a la señora Carmen Alicia Márquez recibieron su cuerpo y ya adelantaron sus exequias.

Fuente: Sistema Integrado de Información

 

También podría gustarte