HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Hay poca sangre, donaciones han disminuido 35%

La pandemia originada por el coronavirus hizo notable la disminución de los donantes de sangre. Marylin Hernández, directora (e) del Banco Nacional de Sangre de la Cruz Roja Colombiana, indicó que comparando el año 2020 con el 2019 las donaciones disminuyeron en un 35%. 

Si se tiene en cuenta que Bogotá es distribuidor para toda Colombia, esa disminución tiene grandes consecuencias, ya que la vida de muchos pacientes depende de una transfusión de sangre.

“En el país la disminución fue mucho mayor porque desde comienzo de la pandemia, según cifras del Instituto Nacional de Salud, hay una disminución del 44% total de los donantes, una cifra que afecta en la salud porque sabemos que la vida de las personas, muchas veces, depende de un tipo de RH específico”, explicó Hernández.

La disminución en la cifra se debe al aislamiento obligado por la pandemia, ya que gran porcentaje de las donaciones se debían a las universidades y empresas que hacían campañas para los donantes. Este año no se pudo contar con eso.

¿Cuáles son los tipos de sangre más requeridos? 

En Colombia la captación de los grupos sanguíneos son esenciales para la recolección a nivel nacional, pero hay algunos tipos que tienen menor cantidad que otros.

Katerynne López,  indica que “los tipo de RH negativos son los más escasos en la ciudad, ya que hay una menos frecuencia de ellos, por eso se hace un llamado a que sean conscientes y acudan a las donaciones habituales”.

Así, cualquier persona que cumpla con los requisitos básicos para donar sangre puede llamar a las líneas de atención, en las que los recogerán y serán llevados a los sitios de recolecta.

 “Es importante que la ciudadanía acudan a los sitios o acepten la invitación de llegar a los puntos donde están ubicados la colecta de sangre, para ayudar a los que lo necesitan”, resaltó Hernández.

TODO UN DESAFÍO 

La directora de Medicamentos y Tecnologías en Salud, Carolina Gómez Muñoz, insistió que el desafío que tiene Colombia es incrementar la tasa de donación de sangre que hoy tiene un registro de 220 mil colombianos al año. “Promover la donación voluntaria es el mayor reto que tenemos en el sistema de salud porque al día se realizan más de 2400 transfusiones que salvan vidas de niños, maternas, adultos mayores”, dijo.

Gómez Muñoz señaló que, desde 2013, la Organización Panamericana de la Salud reconoció los grandes avances del país en materia de seguridad transfusional. “Tenemos que fortalecer los más de 81 bancos de sangre con los que cuenta el país porque este es un componente vital para tratar diversas enfermedades como leucemias, anemias, cirugías, cáncer y otras patologías”, agregó.

 En el último año se recolectaron en el país alrededor de 830mil unidades de sangre en todo el territorio nacional. El 52.6% de los donantes fueron hombres y 47.4% mujeres. El  22.1% fueron donantes habituales (Colombianos que donan al menos dos veces al año) y 77.9% fueron nuevos donantes (Colombianos que donaron por primera vez).

Los departamentos donde más se dona sangre son los siguientes.: Bogotá, Tolima, Santander, Atlántico y Cesar.

“A pesar de los grandes avances que tenemos a diario en medicina no ha sido posible sustituir este componente de manera artificial. Es por eso que cada 14 de junio hacemos un alto en el camino para invitar a los colombianos a donar sangre por lo menos dos veces al año”, invitó.  La directora de Medicamentos y Tecnologías en Salud explicó que los hombres pueden donar hasta cuatro veces al año y las mujeres hasta 3.

SANGRE SEGURA 

Actualmente existen en Colombia 81 bancos de sangre (los cuales se puede localizar en el siguiente vínculo: http://sig.sispro.gov.co/bancossangre/ donde los donantes voluntarios pueden acercarse cualquier día a realizar su donación de sangre.

Los hombres pueden donar sangre cada tres meses mientras que las mujeres pueden hacerlo cada cuatro meses.  En cada donación se extraen entre 450-480 mililitros de sangre y de esta se obtienen glóbulos rojos, plasma y plaquetas los cuales pueden beneficiar hasta tres personas.

Es importante tener en cuenta que a cada unidad de sangre donada se le practican pruebas para la detección de hepatitis B, hepatitis C, Virus de la Inmunodeficiencia Humana –VIH, Sífilis, Chagas y Virus linfotrópico de células T humanas – HTLV. Una vez realizadas estas pruebas, el banco de sangre descartará aquellas unidades que fueron positivas para alguna de esas infecciones.

RECOMENDACIONES PARA LOS DONANTES 

Donar sangre también beneficia al donante ya que se estimula la producción de nuevas células sanguíneas que permiten la oxigenación de órganos y tejidos. No es cierto que después de donar las personas se engordan, se debilitan o que adquieran enfermedades ya que el proceso de donación es seguro.

Para ser donante se requiere:

  • Ser mayor de 18 años y menor de 65.
  • Portar el documento de identidad (cédula de ciudadanía o extranjería).
  • Pesar más de 50 kilos.
  • No haber padecido de enfermedades de transmisión sexual o sospechar ser portador de alguna.
  • No haber padecido de cáncer, ni tener enfermedades del corazón o los pulmones
  • No haber sido sometido a cirugías, transfusiones, tatuajes o piercing en los últimos 12 meses
  • No haber sido sometido a tratamientos odontológicos en los últimos 7 días.
  • No padecer de infecciones o estar en tratamiento con antibióticos, antiparasitarios o antivirales.
  • No estar en ayunas.
  • Pasar un pequeño reconocimiento médico que incluye: toma de tensión arterial, determinación de nivel de hemoglobina, verificación del peso, cuestionario con preguntas de salud.

MITOS 

  • Donar sangre no le engorda, no le adelgaza, ni le debilita
  • No disminuye la potencia sexual, tampoco contagia ninguna enfermedad.
  • La sangre no se comercializa, el costo es por el análisis y procesamiento, para asegurar su calidad y este lo asumen las EPS o ARS.
  • Se extraen 450 cc (menos de medio litro), esta cantidad equivale solo al 10% de la circulación total.

MENTIRAS COMUNES  SOBRE LA DONACIÓN 

“Me voy a debilitar si dono sangre” 

En el cuerpo el volumen de sangre se reemplaza rápido y en unas horas se normaliza, sin que se deban alterar las tareas normales. Sólo se aconseja evitar esfuerzos o cargar peso con el brazo del que se extrajo la donación durante 6 horas. Las personas para quienes está contraindicado donar sangre son los enfermos crónicos, embarazadas o madres dando pecho, o quienes consuman drogas.

 “Si dono sangre puedo contraer enfermedades” 

Los donantes no pueden contraer ninguna enfermedad ya que todo el material usado para la donación (jeringas, agujas, etc.) es estéril y desechable. Donar sangre es seguro.

 “Si tengo tatuajes o piercings no puedo ser donante” 

Aunque es un factor de riesgo para el equipo médico, ya que se ignoran las condiciones del lugar en que se los realizó, alguien con tatuajes o ‘piercings’ puede donar sangre un año después de habérselos hecho. Entonces ya se puede detectar cualquier anomalía en su sangre.

 “Donar sangre adelgaza o engorda” 

Esto no altera el peso corporal. El donante entrega cerca de 450 ml de sangre, pero esta se repone rápido y no hay cambios evidentes en su cuerpo. Tras la donación sí es normal que se abra el apetito, por la necesidad de recuperar energía. El consejo es comer de forma balanceada y beber mucho líquido en las 12 horas siguientes.

 “La sangre sólo se necesita en casos de emergencia” 

Se necesita todos los días. Cada donación se procesa para obtener distintos productos (glóbulos rojos, plasma, plaquetas) y puede ayudar hasta a tres personas diferentes, no sólo víctimas de accidentes, también pacientes con anemias, leucemia, etc. Además, donar en el momento en que ocurre un accidente grave puede ser demasiado tarde. La sangre necesita ser examinada antes de usarla por lo que es vital tener las donaciones antes.

También podría gustarte