HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Protesta social y vandalismo se tomaron ciudades del país

Pese a la decisión del Tribunal de Cundinamarca que ordenó aplazar la jornada de marchas y manifestaciones por la situación del covid-19 en el país, como estaba previsto, las concentraciones en el marco del paro nacional se realizaron ayer

La jornada de protesta, que en el marco del Paro Nacional se llevó a cabo ayer en las principales ciudades del país, comenzó desde un principio en medio de tensión por dos hechos que enturbiaron el ambiente.  

Fue una respuesta a un Gobierno indolente, que la soberbia no lo deja ver la realidad del país, ni escucha las voces de sus ciudadanos.

Con sus influencias trató de acallar la protesta social con la decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca de ordenar aplazar la jornada de protesta, con una medida cautelar que fue calificada por expertos como arbitraria, porque fue aprobada de oficio y sin relación directa con la tutela en la que estaba basada. Es decir, le salió el tiro por la culata.

Y la otra, el ataque por parte de un grupo de indígenas Misak contra la estatua de Sebastián de Belalcázar, en el oeste de Cali, en el que el reconocido monumento terminó caído en medio de un enfrentamiento con la Policía.

A partir de allí, las marchas convocadas por el Comité Central de Paro en varias ciudades, transcurrieron con presencia masiva, sin ningún distanciamiento, a pesar de los protocolos de bioseguridad anunciados por los organizadores, y con actos de violencia y vandalismo, especialmente en Cali, Bogotá y Medellín.

En Cali, se presentaron los hechos mas graves, pues fueron vandalizados varios buses del MÍO, destruidas varias cámaras de fotomultas, saqueados almacenes y  atacada a la sede de la Procuraduría Provincial, entre otros hechos violentos. Una persona resultó muerta.

En Bogotá, los enfrentamientos se presentaron en varios lugares del centro, especialmente en la plaza de Bolívar, varias patrullas de la policía fueron atacadas y una gestora de convivencia resultó herida.

En Medellín, fachadas de edificios y cámaras de fotomultas resultaron afectados.

La situación más compleja se vivió en la capital del Valle del Cauca, donde los manifestantes salieron a las calles desde las cinco de la mañana, específicamente  en el sector de Sameco. Minutos después las autoridades reportaron bloqueos en los corredores que conducen a Yumbo, Palmira, Jamundí y en la salida a Buenaventura.

También en la madrugada de este miércoles las autoridades reportaron el derribo de la estatua de Sebastián de Belalcázar, ubicada en el barrio La Arboleda del oeste de Cali, por parte de un grupo de indígenas Misak. En medio de enfrentamientos, un teniente de policía resultó herido y la estatua fue derribada.

En otros hechos, se reportó la destrucción de cuatro buses de la Troncales de las flotas MÍO en medio de enfrentamientos con las autoridades y la quema de otro en la terminal Paso del Comercio.

También se reportó el saqueo de un almacén de cadena en el oriente de la ciudad y el ingreso de aproximadamente 100 personas al lobby del CAM, en el centro de la ciudad.

Por estos hechos el alcalde  de la ciudad, Jorge Iván Ospina, anunció a medio día  el adelanto del toque de queda para la 3:00 p.m. y el envío del Ejército a las calles para apoyar acciones de control.

Por su parte el ministro de Defensa, Diego Molano, anunció a través de su cuenta de Twitter, el envío de a 554 agentes de Policía, 300 miembros del Esmad y 450 soldados del Ejército en las próximas horas, para aumentar el pie de fuerza en la tarde.

A pesar de estas medidas los desmanes no pararon a lo largo  de la tarde en la ciudad, pues se han presentaron varios enfrentamientos en las calles entre manifestantes y Policía, que dejaron como saldo graves daños a sedes bancarias, establecimientos comerciales y oficinas de servicio público.

En la capital de la República el paro también comenzó de madrugada, pues desde pasadas las seis de la mañana la gerencia de Transmilenio anunció que se cerraba el servicio desde el Portal de Suba y el Portal de Usme.

También se reportan alteraciones en la movilidad en la calle 170 con carrera séptima, principal salida de los Bogotanos por el norte de la ciudad y el bloqueo de la autopista sur con camiones. Los primeros enfrentamientos entre el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) y los manifestantes se dieron en la calle 13.

En el transcurso de la mañana, aunque las manifestaciones en su mayoría fueron pacíficas, se registraron bloqueos en Suba, troncal América, calle 26 y la avenida NQS. Hacia la tarde, comenzaron los enfrentamientos entre manifestantes y Esmad.

La alcaldesa Claudia Lopez anunció que el sistema de transporte masivo de Bogotá solo funcionaría hasta las 5 de la tarde y pidió a los manifestantes desplazarse a sus hogares desde las 2 de la tarde, pues el toque de queda en la capital por razones del COVID comienza a partir de las 8 de la noche.

Pese al llamado de las centrales obreras para mantener el distanciamiento social, la enorme cantidad de asistentes provocó aglomeración, aunque en su mayoría se respetó el uso del tapabocas.

Una funcionaria de la Alcaldía de Bogotá, que trabaja como gestora de convivencia, resultó herida, luego de que recibiera un impacto con un objeto contundente, lanzado al parecer por uno de los manifestantes.

En las primeras horas de la mañana, en Medellín se reportaron caravanas cumpliendo protocolos de bioseguridad. A las 10 de la mañana, miles de manifestantes salieron del Parque de los Deseos con destino al Parque de Las Luces. Los enfrentamientos con la fuerza pública comenzaron cuando un grupo de personas intentó destruir dos cámaras de fotomultas. Estas confrontaciones dejaron varias edificaciones del sector afectadas.

En el departamento de Antioquia se reportaron movilizaciones en los municipios de Betania e Hispania, en el Suroeste del departamento y hay cierres en dos puntos de la autopista Medellín-Bogotá, especialmente en el kilómetro 39 en el municipio de Marinilla, debido a la presencia de manifestantes.

En Bucaramanga a lo largo de la jornada se adelantaron multitudinarias manifestaciones que se llevaron a cabo pacíficamente. A esta ciudad llegaron manifestantes de Floridablanca, Girón y otros puntos del área metropolitana. La manifestación llegó a la Plaza Cívica Luis Carlos Galán.

En municipios como San Gil y Puerto Wilches también se presentaron manifestaciones, en este último contra los proyectos de fracking en esta zona del departamento.

Cartagena  

En La Heroica las marchas también iniciaron a muy tempranas horas de la mañana. Centrales obreras bloquearon la zona industrial de Mamonal, en donde esperaron a más manifestantes para iniciar su recorrido hacía el centro histórico de la ciudad./Colprensa 

También podría gustarte