HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Comenzó la reculada y gobierno acepta la ‘trasquilada’ del 80%

El Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, anunció profundos cambios en la reforma tributaria, luego del descontento que generó el proyecto del Gobierno y la negativa de los partidos políticos de votarlo tal cual como está. 

Confirmó que al observar que los partidos políticos en su mayoría no apoyarían el IVA a los servicios públicos, el Gobierno tomó la decisión de retirar este punto de la iniciativa.

“Hay un tema que puedo anunciar y es que vimos que todos los partidos dijeron que no acompañarían el IVA a los servicios públicos, entonces ese IVA no irá en la reforma y buscaremos otras alternativas para financiar los programas”, aseguró el Viceministro.

Además admitió que hará un recorte en las aspiraciones de recaudo de dinero que tenía estimado con esta reforma, reconociendo que ya no recaudarán los 23 billones de pesos que pretendía el Gobierno.

“En este momento un consenso es que el monto es muy alto, ese sería el primer consenso, tenemos que buscar una reforma que tenga un monto menor, ¿Cuál será el monto? pues el que podamos consensuar entre todos”, indicó el viceministro Londoño.

El alto funcionario del Gobierno explicó que es importante que la reforma tributaria se apruebe antes del mes de julio para poderle dar continuidad a los programas de ayudas del Gobierno que están financiados hasta junio. “Cada peso menos que reciba la reforma es un peso menos que podamos gastar para atender la pandemia y tener programa robustos”, agregó.

Señaló que la tarea del Gobierno es buscar consensos para que el país en conjunto logre los recursos que necesita para ayudar a la población vulnerable. “Esos consensos son para ver de dónde salen los recursos  y cómo vamos a ayudar a la población. Aplaudimos que partidos nos han presentado otras propuestas y nos han dado ideas de financiación. Todo eso nos ayuda”.

Finalmente puntualizó: “El unanimismo es imposible, pero nosotros buscamos consensos”.

LO QUE RETIRAN

El congresista caldense Mario Castaño Pérez, uno de los coordinadores de la reforma tributaria que comienza a discutirse en el Senado esta semana, advirtió que los artículos que tengan efectos negativos sobre las economías de la clase media colombiana, serán eliminados.

Dijo que la reforma fue mal presentada porque no se concertó con los diferentes sectores políticos y sociales del país, antes de ser radicada en el Congreso. Esta ha dejado al garete cuáles son las bondades y los requerimientos que tiene el Gobierno para continuar con los programas sociales y la consecuencia es que ha dejado al imaginario de los colombianos, lo que pueden ser las necesidades del recaudo de la nación.

Esto ha predispuesto a la sociedad a no entenderla y les ha dado combustible a las organizaciones sociales y a los populistas para, sin tener conocimiento de la misma, digan que no se debe tramitar.

 “La reforma tributaria está satanizada y por eso se escucha a dirigentes como el expresidente Gaviria, del Partido Liberal, decir que no se votará ni un solo artículo a la Alianza Verde con Claudia López, que hay que concertar a Alexánder López del Polo que la deben pagar las instituciones financieras y las grandes empresas y me pregunto cómo así que la izquierda presentando soluciones y partidos de gobierno, como Cambio Radical, que tiene varios ministerios, decir que no la votará positivamente, es decir, aquí no hay responsabilidad política, ni responsabilidad fiscal y es un enredo que lo que hizo fue satanizarla”, explicó el senador Liberal.

Consideró que “la reforma tributaria se requiere para recaudar los fondos que mantengan los programas sociales como los del DPS, ICBF, universidades, pago de deudas y como por la pandemia no hubo rentabilidad, el recaudo se cayó y en consecuencia el Gobierno tiene que presentar una reforma para cubrir esos programas. El déficit presupuestal del estado es de 24 billones de pesos, un acumulado de varias administraciones”, aclaró.

Sin embargo, se ha señalado que dicha reforma tributaria que aunque solo es un proyecto, es extremadamente lesiva con la clase media colombiana, la que en la historia siempre ha pagado más tributos. Desde el rey de Francia, cuando decía que a los ricos no les cobren porque son sus amigos y a los pobres tampoco, porque no tienen con qué pagar.

 “En este sentido, nuestra responsabilidad es discutir los textos, hacer los ajustes y eliminar muchos artículos que son lesivos para la sociedad, como por ejemplo, el IVA a los servicios de los estratos 4, 5 y 6. Todo lo que afecte a la clase media, pensionados que ganen menos de siete millones de pesos, no pueden ser gravados”, sostuvo.

Al preguntársele al coordinador de ponentes de la reforma tributaria, Mario Castaño, porqué Duque se metió en esa propuesta, si ya está para entregar el país?, respondió: “por responsabilidad fiscal con Colombia. Conozco el desbalance que tiene el gobierno y lo que observo es que no quiere dejar un estado quebrado y no es por defender a Duque, pero hay que entender que él no va a administrar un solo peso de esta reforma porque se va dentro de un año y si la reforma se aprueba es para el año grabable del 2022, cuando ya se ha acabado el gobierno actual”.

Indicó que “sería irresponsable entregar un país con una crisis financiera enorme y no se puede repetir la historia de 1998, cuando le tocó al gobierno de entonces, salir a rescatar la economía con una serie de estrategias que afectaron a la mayoría de colombianos”.

El senador liberal advirtió que hay muchos políticos que están aprovechando esta reforma que propone el Gobierno para hacer la campaña al Congreso del próximo año y para eso falta mucho.

Entre tanto, dijo que ahí están ellos como coordinadores de ponentes para responder con argumentos a los artículos que se tengan que aprobar y los que no, como por ejemplo, lo que tenga que ver con la canasta básica, huevos, panela, azúcar, café, lo mismo que no al IVA a los servicios públicos en los estratos 4, 5 y 6.

Anunció que a cambio propondrá que se graven las universidades privadas, “porque está el caso de la Externado de Colombia que tiene un patrimonio de 2.5 billones de pesos y de allí nacieron el Grupo Bolívar y la Constructora Bolívar que no le pagan un solo peso en tributos al estado y con el sofisma que es la academia, se están enriqueciendo unas familias y dicen que es que le están aportando al mundo del conocimiento”, reveló el senador Castaño Pérez.

Dijo que a los bancos que administran los fondos privados con recursos por 500 billones, hay que ponerlos a tributar el 0.5% de sus utilidades que son millonarias, esas son las propuestas que hay que hacer desde hoy cuando comencemos a debatir la reforma tributaria, señaló.

Otros puntos a los que se opondrán, dijo, son los relacionados con el IVA a los insumos agropecuarios y a la gasolina. A los combustibles, porque “un IVA afecta directamente toda la canasta familiar y sobre los insumos agropecuarios, hay es que proponer acabar con el monopolio que en ese frente manejan dos o tres familias bogotanas, que se creen honestas, con integrantes de sus familias que han sido ministros y que vienen cobrando los abonos tres veces más que lo que cuestan en México o en Ecuador”.

 “Tampoco me  gusta el IVA a los servicios de los  estratos 4, 5 y 6 y al internet y porque esos sectores de la sociedad ya pagan un tributo del 20% para subsidiar a los estratos 1 y 2, y cuando digo que el Gobierno presentó mal la reforma es por casos como este, era mejor el IVA del 19%, pero eliminarles esa carga del 20%, es decir, antes se les rebajaría un punto y así como se iban a oponer, ahora hay que decirle no al IVA”, advirtió.

El senador Castaño, coordinador de ponentes de la reforma tributaria dijo por último que si bien la esta propuesta del Gobierno tiene aspectos que no gustan y en su mayoría serán eliminados, también es cierto que son muchas las mentiras que circulan en redes sociales, con las que muchos actores políticos y sociales quieren sacar provecho, para sus propios intereses.

También podría gustarte