HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

3.010 menores de edad han sido atacados por el virus

POR 
KATIA 
VÁSQUEZ 

En las últimas semanas las autoridades de salud han notificado que actualmente Colombia está teniendo un comportamiento diferente del Covid a lo que se tenía en periodos anteriores e incluso se han registrado casos de niños que están en situación grave por el virus. Insistiendo en la importancia del autocuidado y de las medidas de bioseguridad para evitar nuevos contagios, justo cuando el país afronta una tercera ola de la enfermedad. 

HOY DIARIO DEL MAGDALENA contrastó las cifras oficiales –suministradas por el Instituto Nacional de Salud (INS) y por la Alcaldía de Santa Marta y este es el panorama actual en el Magdalena de niños infectados por Covid.

De acuerdo con las estadísticas entregadas en el sistema de información habilitado por la Alcaldía de Santa Marta, a corte del 30 de abril del año en curso, en el Magdalena 3.010 menores de edad han sido víctimas del Covid-19. El 68% de los casos se registran en la ciudad de Santa Marta, mientras que el 32% pertenecen a distintos municipios del departamento.

Es válido precisar que, con respecto a esta población, 2.843 se han recuperado, 2 han fallecido y otros 165 casos siguen activo; asimismo hay que mencionar que de esos casos el 2% encuentran internados en una Unidad de Cuidados Intensivos, el 21% permanecen hospitalizados y en casa se registra un 75%, tras no presentar síntomas o ser asintomáticos.

También se indica que, de esos grupos de infancia y primera infancia que han resultado afectados por la enfermedad, 1.553 corresponden a niñas y los restantes, 1.457 son de niños.

Tras el elevado número de menores de edad infectados en el Magdalena y a sabiendas que los expertos todavía continúan realizando estudios sobre la pandemia Covid-19, especialmente del efecto que el virus causa en niños, HOY DIARIO DEL MAGDALENA  entrevistó al médico Hanz Preneke García, especialista en medicina interna y subespecialista en medicina intensivista, quien actualmente labora en el Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche y en la clínica El Prado, además es docente en la Universidad Cooperativa de Colombia.

PROBABILIDADES DE QUE EL MENOR SE INFECTE DEL VIRUS 

Según lo informado por el médico internista e intensivista, “reportes detallan que normalmente es menos probable que los menores de 10 a 14 años se infecte con el virus, a causa de muchas otras patologías que pueden predominar en este grupo de edad, pero, comparado con otros jóvenes mayores que están oscilando entre los 17 y 20 años, se infectan un poco más que el rango de edad que hablé anteriormente, sin embargo, los niños que están por ese rango de edad entre 10 y 14 años, pueden desarrollar enfermedad grave y eso es algo que debemos tener muy en cuenta”.

Asimismo, precisó que “en cuanto a la población menor la población que está en edad escolar y los bebés, también pueden contraer actualmente el virus”.

Del mismo modo, el médico explicaba que “la aparición de nuevas variables, ha hecho que la patogenicidad como tal no ha variado, o sea, el ataque y el compromiso al sistema respiratorio sigue siendo igual de delicado y severo en  muchos casos, pero digamos que el periodo de transmisibilidad y velocidad de contagio si ha variado con estas nuevas variantes que ya está circulando en nuestra población, se ha vuelto un virus como una velocidad de contagio mucho más rápida e inclusive nosotros desde la perspectiva de lo que manejamos los médicos y en la revisión de muchos informes de historias clínicas, nos atrevemos a decir que inclusive el período de incubación creemos que ahora puede resultar ser un poco más corto de lo que se venía viendo en el comportamiento de la enfermedad hace un poco más de un año cuando arrancó esto”.

MAYOR INCIDENCIA EN LOS CONTAGIOS 

Otro de los aspectos que mencionaba el galeno, es que, al inicio de la pandemia, el tamizaje por pruebas fue un poco más lento y había la poca disponibilidad de esa, en cambio, tras un año de la emergencia sanitaria, hay una mayor disponibilidad para pruebas Covid-19, lo cual ha favorecido que sea más rápida la detención de la enfermedad en niño, lo cual explica porque también el aumento de nuevos casos y el aumento de la incidencia en los menores de edad.

“Esto sí pondría realmente a  reconsiderar muchas cosas como lo que significa el regreso a la escuela, el regreso a las actividades ya presenciales de escolaridad, sería un punto que las autoridades en educación tendrían que revalorar, realmente la población infantil enferma de gravedad, es una población que en nuestro medio tiene una cobertura, en cuanto a Unidad de Cuidados Intensivos se refiere, es mucho más reducida con respecto a la atención que se ha podido brindar a la población adulta, entonces eso aumentaría más los riesgos de mortalidad en los niños, al no tener la disponibilidad suficiente la UCI pediátrica para manejar los casos graves”.

¿REACCIONAN LOS  NIÑOS DE MANERA DIFERENTE AL COVID? 

Hanz Preneke García, menciona que no hay una respuesta clara, en cuanto a si los niños reaccionan de una manera diferente ante la infección por coronavirus, “todavía no se ha dilucidado un mecanismo por el cual podemos decir que los niños reaccionan de una manera diferente en favor de ellos con respecto a la población adulta; hay unos científicos que dicen que la clave de esto, está básicamente en la respuesta inmune del organismo infantil”.

“Hay una rama del sistema inmunitario de los niños que ha evolucionado para protegerlos de patógenos desconocidos, de los que habitualmente han contaminado a población mayor, y, estos digamos que a través de unas células  T de que son unos linfocitos T, está produciendo una respuesta inmune suficiente para tratar de contrarrestar este tipo de infecciones nuevas, digamos que está ráfaga actividades inmunitaria que los niños tienen, además de ser agresivas y eficaz, también es controlable, dado que tienen una respuesta inmune acelerada que inclusive puede empeorar el cuerpo, puede producir una respuesta inflamatoria acelerada y perjudicial para el cuerpo los niños”, explicaba el doctor,

Simultáneamente, el médico asegura que el sistema inmunitario de los menores está muy bien perfeccionado para tolerar esas alta respuesta inmunitaria y de pronto eso ha hecho que inicialmente no estén desarrollando enfermedad grave, “pero eso está cambiando con el pasar de estos meses, ya vemos niños que se están complicando más y que ya por lo menos están perdiendo esa garantía que les brindaba su sistema inmune, en tener una respuesta adecuada contra el huésped hacia la agresión del virus, pero, que eso también fuera controlada en el mecanismo de respuesta inflamatoria, eso es algo que se está cuestionando actualmente y que explicaría el por qué algún momento se defendieron muy bien contra la infección, pero que en las últimas semana, en los últimos meses, prácticamente están teniendo la misma tasa de complicación que están viendo la población adulta”.

EL COVID EN BEBÉS 

Por otra parte, la doctora Tatiana Drummond, quien es una destacada autoridad y científica, también explicaba que en los niños primero hay que tener un alto índice de sospecha, es decir, cuando uno tiene familiares que salieron positivos o familiares enfermos para los más pequeñitos cualquier cosa puede ser coronavirus y hay que estar previniendo.

“Lo que antes decíamos es una gripa normal, ahora hay que pensar en la posibilidad de coronavirus. Los niños pequeños pueden comenzar como un cuadro gripal nada más y puede mantenerse así o puede con el transcurso de los días se vaya complicando, en estos momentos cualquier cuadro gripal febril uno tiene la obligación de pensar en coronavirus”, menciona.

Además, Drummond, agregó “si me preguntas en qué momento hacer los exámenes, tengo que decirte que depende de cómo vaya el paciente. Si mantiene una sintomatología leve que uno pueda aguantar el examen y evaluar al paciente, porque el diagnóstico es que sigue siendo un asintomático. Por el contrario, si el paciente comienza a presentar deterioro, aumenta la tos, está decaído, la fiebre aumenta, hay que hacer los exámenes del coronavirus”.

En un niño no hay específicamente un cuadro que uno diga ABC, si bien en un adulto uno dice fiebre, tos y dificultad respiratoria, son los síntomas, en niños pequeños por ejemplo la fiebre o rechazo en alimentos puede ser una sintomatología del coronavirus. Entonces, como padres deben observar mucho detenimiento y consultar al médico si hay fiebre, diarrea, un deterioro y en todos los casos debe descartarse el coronavirus.

“No podemos esperar que necesariamente haya fiebre, tos, dificultad respiratoria como en el adulto para descartar el coronavirus de los niños, gracias a Dios el gran porcentaje de los niños evoluciona con sintomatología leve a moderada a menos de que seas menor de un año” añadió.

LAS FAMILIAS Y LOS NIÑOS CONTAGIADOS 

Una vez que el niño es diagnosticado uno debe tratar de que el niño haga su cuarentena, no va a salir de la casa, no va a salir al parque, todo va a hacerlo en la casa. “Es muy difícil decir que un niño va a permanecer en un cuarto como hacemos con los adultos, porque el niño no entiende que se tiene que quedar en su cuarto, entonces si uno puede jugar con ellos al uso de las mascarillas, la probabilidad de transmisión es menor”.

“Básicamente lo que necesitamos es que esté hidratado y esto es importante aclararlo, no hay un alimento especial en el que uno diga si le doy vitamina c o d o cualquier multivitamínico puede mejorar del coronavirus, eso no está comprobado, lo que tenemos que hacer es tratar de hacer es controlar los síntomas y si tiene fiebre utilizar el Paracetamol, si tiene mucha congestión nasal un antialérgico”, afirmó la infectóloga.

Cabe resaltar que el uso de medicamentos en niños para el tratamiento de coronavirus al igual que adultos, se reserva para cuando sean moderados a severos, porque de estos medicamentos no hay ninguno que esté comprobada su eficacia al 100% para el coronavirus

Digamos que todos los medicamentos son en cierta forma preventivos, cuando uno va a probar un tratamiento o algún medicamento uno necesita tener consentimiento informado que es decirle al papá mira yo le voy a poner el tratamiento no está comprobado que efectivamente sirva para el coronavirus, pero es lo que tenemos.

Entonces para resumir, los adultos deben permanecer todo el tiempo con la mascarilla para evitar el riesgo del contagio, porque el niño, no va a permanecer todo el tiempo con ella, además los niños menores de tres años no deben usarla, porque a esa edad si el menor se está asfixiando no va a pensar en quitarse la máscara y se puede ahogar.

Se va a salir a la calle con un niño menor de tres años, lo recomendable es cargar al niño con la carita hacia el pecho de uno, esto para evitar el contacto del niño con el resto de las personas.

También podría gustarte