HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Santos ofrece mediar para ayudar a destrabar la crisis

El expresidente Juan Manuel Santos, quien hasta el momento ha optado por mantenerse al margen de los asuntos políticos del país, le envió un mensaje al presidente Iván Duque en el que se ofrece como mediador de la crisis política y social que se está viviendo en este momento en el país.

“Presidente Duque, estoy a disposición suya y de los colombianos para salir de esta crisis. El país necesita diálogo, entendimiento. Duele esta situación. No más violencia, no más sangre. Nunca olvidar que la paz es el camino”, dijo Santos.

Además sostuvo que en esta crisis el país debería unirse en torno a cuatro puntos “respeto por los derechos humanos; un nuevo contrato social para buscar equidad; implementación del acuerdo de paz; Una política ambiental agresiva. Escuchando y dialogando es como se resuelven los problemas”.

El ofrecimiento del expresidente se da en el momento en que el gobierno busca el diálogo con los sectores de oposición. En la tarde de ayer el ministro del Interior, Daniel Palacios, aseguró que este martes el gobierno se reuniría con el sector conocido como la coalición de la esperanza.

Esta alianza política conformada por: Carlos Amaya; Juan Fernando Cristo; Humberto De La Calle; Sergio Fajardo; Juan Manuel Galán; Jorge Londoño; Iván Marulanda; Sandra Ortiz; Ángela María Robledo; Jorge Enrique Robledo y Antonio Sanguino declinó el ofrecimiento al diálogo.

Según se conoció, el exministro y precandidato presidencial, Juan Fernando Cristo, indicó que aunque se había acordado por todo el grupo de la Coalición de la Esperanza de ir a media mañana al Palacio de Nariño, la situación de lo sucedido en el sector de Siloé, en Cali, durante la noche, en donde se denunció de situaciones de abuso por parte de la Policía, les llevó a no ir a la cita.

La representante a la Cámara, Katherine Miranda, de la Alianza Verde, sostuvo que sólo irán a reunirse con el gobierno hasta que el presidente de la República de la orden de no militarizar las ciudades y que no se intervenga con al fuerza pública a las manifestaciones, como está sucediendo en varias ciudades del país.

Bogotá, (Colprensa).

También podría gustarte