Actos vandálicos dejan graves daños al comercio

Heriberto Romero, un comerciante del Centro de Bucaramanga, dice que sus ventas se desplomaron en un 60% durante la última semana, tras los actos vandálicos y las restricciones de movilidad que los paros y las movilizaciones han generado en la ciudad. Él sostiene que todo esto, sumado a la crisis que le ha ocasionado la pandemia, lo tiene al borde del colapso.

No es el único comerciante afectado. Tiendas, cafeterías, salas de belleza, restaurantes y diversos negocios han vivido el colapso de sus ventas. Todo por el cierre obligado de sus locales o porque simplemente sus clientes habituales desisten de frecuentarlos por el miedo que provoca a las personas verse involucradas en las acciones de los vándalos que, aprovechándose de la situación, siembran la confusión y el caos para cometer actos delictivos contra la vida y los bienes ajenos.

Y es que al completarse una semana de movilizaciones y de protestas, muchas de las cuales han terminado en duras grescas, los primeros balances de daños a los establecimientos comerciales dan cuenta de pérdidas que sobrepasan los $2.000 millones.

La cifra se queda pequeña si se tiene en cuenta que no todos los atentados a fachadas son reportados, siendo los pequeños negocios los más afectados por las movilizaciones y actos vandálicos.

Lo propio pasa con los centros comerciales. Sandra Bibiana Toloza, gerente del Centro Comercial La Florida, explica que “a raíz de la constante presencia de manifestantes y personas violentas en los alrededores de esta zona, se han visto obligados a cerrar locales para prevenir los riesgos a la coopropiedad y al personal que labora en cada una de las marcas”.

La Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Regional Santander, es clara en decir que el 90% de comerciantes de las zonas aledañas a las movilizaciones han reportado pérdidas materiales en sus fachadas y servicios. Una de esas zonas es la que bordea al sector de la Universidad Industrial Santander, UIS.

El valor y los porcentajes de las pérdidas pueden ser más altos. Esto se trata de un informe preliminar, porque las encuestas a todos los comerciantes no han terminado, según expuso la agremiación del comercio formal.

PÉRDIDAS EN METROLÍNEA

Además de la pérdida de pasajeros, tras los constantes bloqueos viales, los hechos vandálicos de los últimos días le han generado considerables afectaciones a la infraestructura del Sistema Integrado del Transporte Masivo, Sitm.

Metrolínea estima que las pérdidas durante los hechos violentos de los últimos días sobrepasan los $200 millones.

De acuerdo con la gerente del Sitm, Emilcen Jaimes, “La situación más grave se presentó en la estación del Panamericano, ubicada sobre la paralela a Floridablanca. Todos los vidrios fueron arrasados, robaron cámaras de seguridad y dejaron inservible el ascensor usado por personas en situación de discapacidad”.

La directiva informó que la situación es compleja porque todas las estaciones de Floridablanca fueron vandalizadas y se debió dejar fuera de servicio tres de estas, “destruyeron validadores para acceder al sistema y los de consultar saldo de tarjetas. Las estaciones de Molinos, de Los Hormigueros y la del Panamericano no han podido funcionar normalmente”.

En las estaciones de Bucaramanga también hay daños, 48 vidrios: las más afectadas son San Mateo Chorreras, La Isla y todas las de las carreras 33 y 27.

/Colprensa

También podría gustarte