Se incumplieron los acuerdos de organizadores de la marcha

Los acuerdos a que se había llegado entre la Alcaldesa de la ciudad Virna Jhonson y organizaciones sociales, centrales obreras, el Comité Departamental de Paro y la fuerza pública, para reafirmar la disposición de garantizar el derecho a la vida y a la protesta pacífica, se incumplieron ayer 

“Dialogamos con los representantes que convocan la marcha de hoy (5 de mayo), la Policía y el Ejército, solicitando que se trabaje en conjunto para no permitir infiltrados que atenten contra el objetivo real de la movilización y de quienes deciden ejercer su derecho a la protesta”, expresó la alcaldesa Virna Johnson, antes de que iniciara la marcha.

Sin embargo, durante las manifestaciones, algunos  infiltrados, cometieron actos delictivos, se habrían unido a la protesta para generar caos y destruir los bienes públicos que encontraban a su paso.

El primer ataque fue contra un letrero que indica la velocidad máxima en el sector de la Terminal de Transporte donde funciona una cámara de fotomultas. En ese mismo lugar fue destruido un panel solar.

Posteriormente, algunos vándalos arremetieron contra una estación de gasolina que se encuentra sobre la troncal del Caribe. A través de videos, las personas informaron que estaban intentando llevarse el combustible. Los vándalos también embistieron contra un cajero de Bancolombia.

Seguidamente, se conoció que, algunos encapuchados atacaron a los uniformados, arrojaron objetos, entre ellos e incluso, un grupo de jóvenes arremetió contra el puesto de control de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía Metropolitana de Santa Marta ubicado en Mamatoco, lo cual obligó a que el Escuadrón Móvil Antidisturbios interviniera e hiciera uso de los gases lacrimógenos para dispersar a los desadaptados que atentaron contra las instalaciones.

Es importante mencionar que, la Administración Distrital les ha garantizado a los jóvenes su derecho legítimo a la protesta pacífica y el Ministerio Público ha sido garante de que no se presente ninguna violación de derechos humanos.

En este sentido, Camila Vivas, representantes de los estudiantes, en medio de la reunión había hecho un llamado a la comunidad estudiantil para que salga a las calles de manera pacífica, debido a que en la reunión las autoridades se comprometieron a velar por sus derechos constitucionales con todas las garantías, no obstante, unos infiltrados se encargaron de hacer todo lo contrario.

Los desórdenes comenzaron cuando los participantes en las manifestaciones, llegaban al punto final de la movilización. En la arremetida, algunos protestantes intentaron detener a los vándalos, pero fueron superados por éstos.

Es importante mencionar que la alcaldesa Virna Johnson, en reiteradas ocasiones ha manifestado que “no respaldamos ningún tipo de violencia, venga de quien venga. Estaremos atentos a cómo se desarrollen las movilizaciones convocadas”.

SAQUEOS 

Un grupo de vándalos opacó la jornada de protesta ayer en la ciudad por cuenta de unos saqueos que se registraron. En medio del toque de queda decretado por la Alcaldía de Santa Marta, desde las 6 de la noche, vándalos saquearon los almacenes Justo & Bueno, D1, al igual que la supertienda Olímpica y RapiMercar, que están ubicados sobre la Troncal del Caribe, frente a la Central de Transporte de Santa Marta, del que sustrajeron productos de la canasta familiar.

Testigos afirmaron que los atacantes destruyeron las rejas de seguridad y entraron al supermercado de donde se llevaron todo tipo de productos alimenticios y para el hogar.

No se ha cuantificado por parte de las autoridades el monto de lo robado.

También podría gustarte