Noche de caos, asaltos y robos

Los hechos fueron protagonizados por una turba de desadaptados que ingresaron a saquear y llevarse lo que podían de los almacenes de cadena. Grupo de comerciantes en los barrios se armaron para repeler a los asaltantes. 

Anoche el caos fue total en la ciudad. Santa Marta quedó a merced de delincuentes que dejaron la impresión de haber sido entrenados para desatar una oleada de asaltos, robos y desmanes que ocurrieron en los cuatro puntos cardinales de la capital del Magdalena.

Después de la jornada de protesta en  la ciudad, un grupo de desadaptados no contentos con vandalizar la Estación de Policía de Mamatoco, se organizaron para realizar saqueos en almacenes de cadena del sector de Mamatoco y Troncal del Caribe de la noche de ayer.

La protesta pacífica que se convocó y adelantó durante la tarde del miércoles en la ciudad, terminó en actos vandálicos. En el punto acordado para darle finalidad al recorrido, un grupo de jóvenes se trasladó a los almacenes Justo & Bueno, D1 al igual que la supertienda Olímpica que se encontraban cerrados, violentaron la seguridad y saquearon el lugar, llevándose desde electrodomésticos, elementos de aseo personal, alimentos, medicamentos, y botellas de licor que encontraron a su paso.

La jornada de protestas que transcurría en paz, se vio empañada, según el relato de varios testigos, cuando un grupo de manifestantes inició una serie de agresiones con piedras a algunos miembros de la Policía Nacional, lo que generó que los uniformados lanzaran gases lacrimógenos para dispersar a los violentos. Se supo que en el marco de estas acciones, algunos participantes de la protesta vandalizaron un puesto de control de la Policía Metropolitana de Santa Marta, ubicado en el barrio de Mamatoco.

Al respecto, el antropólogo y experto en seguridad, Lerber Dimas, también hizo una importante denuncia a través de su red social Twitter, mencionando que en la protesta se identificaron a por lo menos seis grupos de jóvenes, con un sistema de comunicaciones, que además serían los encargados de alterar el orden de la manifestación.

“Fue un acto desafortunado dentro de un marcha que transcurría pacífica: había, por lo menos 6 grupos de jóvenes con radios de comunicación que alteraron el orden de la manifestación. Claramente estos muchachos y su modelo de coordinación obedecía a una mente criminal”, escribió.

No satisfechos con lo anterior, rompieron los controles de seguridad de los supermercados de Olímpica y Justo & Bueno, D1 y Ara del sector. A través de videos quedó registrado el momento en que varios jóvenes y residentes de barrios aledaños alertados por la alarma de seguridad que se activó, hurtaron la mercancía del establecimiento y huían a bordo de motocicletas o caminando rápidamente para evitar ser detenido por las autoridades.

Una hora más tarde, cuando el grupo jóvenes fuera de control se habían llevado grandes cantidades de elementos de valor, unidades de la Policía Metropolitana, tropas del Ejército y el grupo del Escuadrón Móvil Antidisturbios atendieron la situación de caos en la supertienda Olímpica y dispersaron a los desadaptados para que no continuaran robando dentro del local comercial que expenden alimentos, víveres y electrodomésticos.

El comandante de la Policía Metropolitana, coronel Óscar Solarte informó que fue necesario la intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbios para dispersar a los desadaptados que produjeron estragos, “Ante los hechos de violencia y de saqueos generados por un grupo de vándalos, una vez terminada la marcha pacífica en la capital del Magdalena, realizamos las coordinaciones con la Fiscalía General de la Nación para llevar a cabo las investigaciones correspondientes y judicializar y capturar a los responsables de este hecho”, dijo Solarte.

NOCHE DE TERROR  

Ante la mirada de decenas de personas, jóvenes entre los 15 y 23 años de edad y adultos entre los 40 y 60 años de edad decidieron abandonar sus casas para violentar las cerraduras de los supermercados más cercanos. La situación en Santa Marta se volvió caótica hasta tal punto que la Policía Metropolitana no dio abasto para atender todos los llamados.

El reporte entregado de manera preliminar por las autoridades encargadas de la seguridad en la ciudad no es nada alentador, los propietarios de locales comerciales  y supermercados de pequeñas y grandes superficie lo han perdido todo. “El mismo pueblo está acabando con lo poco que hay, no es posible que participemos de estos hechos”, dijeron habitantes de la urbanización Ciudad del Sol.

Ante el lente de esta casa periodística quedó registrado el momento en que los vándalos se llevaron desde lo más pequeño hasta lo más costo: celulares, neveras, computadores, aires acondicionados, alimentos no perecederos, gaseosas, cervezas, y carnes frías. Por fortuna, los delincuentes no lograron hurtar la caja fuerte.

INTERVENCIÓN   

Después de aproximadamente una hora de continuos saqueos, uniformados del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía Metropolitana de Santa Marta arribaron hasta los establecimientos de comercio que estaban siendo saqueados para controlar el orden público y al mismo tiempo dar captura a los partícipes.

“La ciudad nunca había vivido algo como esto, fueron momentos de terror. La calma llegó cuando se sintió la explosión de los gases lacrimógenos y pudimos observas que la Policía estaba interviniendo para evitar este tipo de hechos. Las personas que fueron detenidas deben ser judicializadas, Santa Marta nunca había vivido algo así”, manifestó Alejandra Pérez, moradora del sector.

BANDAS DE MICROTRÁFICO  

Ante la lamentable situación que se presentó en Santa Marta y el vecino municipio de Ciénaga, Magdalena, el Gobernador del departamento Carlos Caicedo escribió a través de su cuenta de Twitter que los saqueos a los almacenes de cadena están siendo efectuados por bandas dedicadas al microtráfico financiadas por políticos de la extrema derecha.

El mandatario aseguró que los políticos de esta capital incitan a los vándalos con droga y dinero a la destrucción de CAI y locales comerciales. “Así buscan justificar la represión y empañar la legítima protesta social que respetan los gobiernos del cambio ¿Vandalismo inducido para justificar Conmoción Interior? Alerta, está en riesgo la democracia, la protesta legítima y las autoridades civiles elegidas popularmente”, dijo.

PRONUNCIAMIENTO  DE LA ALCADESA  

En el Puesto de Mando Unificado que lideró la Alcaldesa Virna Johnson desde el comando del departamento de Policía Magdalena, se entregó un balance de la situación que se presentó en Santa Marta durante la noche de ayer.

La mandataria sostuvo hasta el cierre de esta edición que cuatro uniformados resultaron heridos y dos de la Secretaría de Movilidad, y además afirmó que no hubo personas civiles heridas. “Nosotros hemos estados haciendo todo el monitoreo que corresponde. Desde aquí se ha evidenciado que los vándalos llegaron después de la pacífica movilización”, agregó.

LAS PERSONAS SON UTILIZADAS 

En su intervención la Alcaldesa manifestó que las personas que participaron de los saqueos al comercio en general son presuntamente utilizadas para generar caos en la ciudad. “Los individuos llegaron para enfrentarse a la Policía y posteriormente dirigirse a atentar contra los supermercados”, indicó.

Finalmente, la burgo maestre recalcó que la administración Distrital ha respetado el derecho constitucional a la protesta pacífica, sin embargo afirman que no están de acuerdo con los últimos hechos que se presentaron. “Rechazamos el vandalismo, rechazamos todo lo que hacen estas personas que al parecer son instrumentalizada. Siempre hemos estado con la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría”, puntualizó.

PARTICIPACIÓN DE VENEZOLANOS  

Uniformados de la Seccional de Investigación Criminal de la Policía indicaron que durante los constantes saqueos en la ciudad, los principales protagonistas fueron los ciudadanos de nacionalidad venezolana que complicidad de los nacionales se dirigieron hasta los supermercados más cercanos.

De acuerdo a la información que suministraron los investigadores, varias personas de esta nacionalidad fueron capturadas al igual que ciudadanos samarios, quienes de inmediato fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación por los delitos de daño en bien ajeno, alteración de orden público y terrorismo.

También podría gustarte