Patrimonio afectado por el vandalismo en medio de las protestas

La infraestructura cultural y bienes patrimoniales e inmuebles de diez departamentos han sido afectados por alteración del orden público de los últimos días. Algunas estatuas de ciudades capitales como Pasto, Manizales y Popayán han sido derrumbadas, mientras que en Bogotá, la obra del Teatro Colón fue vandalizada, al igual que la biblioteca municipal de Dosquebradas, en Risaralda.

Este ha sido el balance realizado por el Ministerio de Cultura, «Tenemos reportes de afectaciones en Antioquia, Bogotá, Caldas, Cauca, Cesar, Huila, Nariño, Risaralda, Santander y Valle del Cauca. La cultura es uno de los aspectos más fundamentales en la libertad de expresión y estos hechos de violencia están atentando contra ese derecho fundamental”, señaló el ministro de Cultura, Felipe Buitrago.

Se han presentado afectaciones en la estación del ferrocarril de Medellín, que tiene declaratoria en el ámbito nacional. En Bogotá, se afectó el cerramiento posterior y se sustrajo material de construcción de la obra nueva del Teatro Colón, un bien de interés cultural del ámbito nacional.

En Manizales, Popayán y Valledupar fueron derribadas las estatuas de Gilberto Alzate Avendaño, la del Poeta Soldado, Julio Arboleda; y la de Peter Manjarrés, respectivamente.

Asimismo, fueron derrumbadas las estatuas de Misael Pastrana y del Fundador de la ciudad, Diego de Ospina y Medinilla, en Neiva. En el departamento de Nariño, más exactamente en Pasto, fue violentada la estatua de Antonio Nariño; la estatua de Bolívar en el municipio de Taminango y el busto Piedra de Bolívar, en el municipio de Cumbal.

En Risaralda, la biblioteca pública del municipio de Dosquebradas sufrió daños en la fachada y en los vidrios. De igual manera, la biblioteca pública de Pereira, ubicada en el tercer piso del Centro Cultural Lucy Tejada, sufrió daños en la fachada y en los vidrios de las ventanas.

Entre tanto, en Bucaramanga fue vandalizado con pintura el monumento conocido como la glorieta del caballo de Simón Bolívar. Y en Cali, un grupo de manifestantes realizaron graffitis en la fachada de la biblioteca pública departamental. También, fue incendiado el contenedor del Biblio Mio, sus colecciones, mobiliario y equipos; y derribaron la estatua de Sebastián de Belalcázar.

BOGOTÁ, (Colprensa)

También podría gustarte