Comerciantes dieron apoyo a uniformados

Los propietarios de los  establecimientos de comercio del Centro Histórico de la capital del Magdalena, sector San Andresito, salieron a altas horas de la madrugada de sus viviendas para armarse con todo tipo de elementos, en busca de impedir el accionar de estos vándalos que al parecer buscan saquear más locales comerciales y cadenas de supermercados, llevándose de la sorpresa que un grupo de uniformados se encontraba custodiando la ciudad para evitar más afectaciones. 

La noche del miércoles la ciudad se mantuvo en zozobra y tristeza, luego de los actos vandálicos que protagonizaron delincuentes fuera de control, y hasta residentes de la ciudad, quienes aprovecharon el ‘papayazo’ para también beneficiarse de estos saqueos, sin embargo un grupo de comerciantes formales acudieron a tenderle una mano a la fuerza pública.

Los comerciantes se acercaron a los diferentes sitios de la ciudad que estaban custodiados por los uniformados, y uno a uno les brindó refrigerios y alimentos para sobrellevar la carga de una jornada en donde vándalos irrumpieron y se llevaron todo tipo de elementos de varios almacenes de cadena. “Es un gesto que agradecemos en estos momentos, aquí seguiremos vigilando y velando por la seguridad de los samarios, mientras ustedes están bajo el techo de sus viviendas”, dijo un uniformado de la Policía.

PROPIETARIOS Y LOS POLICÍAS EN ORACIÓN 

Este gesto de ayuda de comerciantes hacia la Policía, es sin duda otra cara d la noche que se vivió en horas de la noche, y que se une al de la oración realizada en plena quinta avenida, también entre miembros del sector comercial y uniformados, quienes clamaron para que la situación mejore en la capital del Magdalena.

Más de diez comerciantes del Centro Histórico y miembros de la Policía Metropolitana de Santa Marta que vigilaban en ese momento los establecimientos comerciales, aprovecharon el encuentro para unirse en oración y clamar por la dura y difícil situación de orden público que se vivió no solo en el país, sino en la capital del Magdalena.

Los comerciantes y policías realizaron un círculo en el sector de la Avenida Campo Serrano – carrera quinta-, para hacer una sola petición, pedir por el regreso de la tranquilidad a la capital del Magdalena, en una noche que estuvo manchada por vandalismo y saqueos a nueve establecimientos comerciales, la mayoría pertenecientes a almacenes de cadena.

Por su parte, la Policía Metropolitana de Santa Marta, institución que reportó a cuatro de sus miembros heridos por los disturbios y que tuvieron que ser llevados a diferentes centros asistenciales en Santa Marta, agradeció este espacio como el que tuvo lugar en la quinta. “Estos actos nos reconfortan, agradecemos a la comunidad del sector comercio, unidos juntos en una oración de esperanza y apoyo incondicional”, escribió la institución policial en su cuenta oficial de Twitter.

También podría gustarte