Así fue el cara a cara de coalición de la esperanza con Duque

Por más de tres horas los líderes de la Coalición de la Esperanza se reunieron con el Gobierno Nacional. Según sus propias palabras no estuvieron en representación de nadie sino a plantearle al gobierno alternativas para subsanar la crisis social que vive el país.

A ritmo de café y sin desayuno los opositores: Humberto de la Calle, Juan Fernando Cristo, Juan Manuel Galán, Jorge Robledo, Carlos Amaya, Iván Marulanda, Antonio Sanguino, Sergio Fajardo y Ángela Robledo, expusieron sus puntos. Básicamente solicitaron desmilitarización de las ciudades y que se negocie con el comité de paro.

Una fuente que estuvo en la reunión aseguró que «no es lo mismo dialogar que negociar. Esto último implica recoger y actuar conforme a las exigencias del comité de paro. No solo escucharlos».

De hecho, el senador Antonio Sanguino, del Partido Verde, dijo que «le pedimos al presidente que revoque la decisión de la asistencia militar en las grandes ciudades, que controle a la fuerza pública para que no viole los derechos humanos, que habilite una comisión especial de Derechos Humanos que investigue los asesinatos de los jóvenes y personas que han muerto en medio de las protestas, y que se investigue a los agentes del estado para que haya castigos ejemplares».

Por otro lado, Juan Fernando Cristo aclaró que entraron y salieron de la reunión con profundas diferencias con el gobierno del presidente Iván Duque, «le pedimos al presidente que le preste atención al estallido social pareciera que a veces no son conscientes de la situación que se está viviendo. Hoy existe una desconfianza de los colombianos en todo, por eso es necesariontener empatía con esa gente y que solo con una negociación con el comité nacional del paro se puede solucionar esta situación».

Los líderes de la coalición le dejaron claro al presidente que no se puede repetir el mismo error de la conversación nacional convocada en 2019, «si va a repetir esos errores lo único que va a hacer es aplazar las soluciones reales».

A su turno el senador y candidato Jorge Robledo aseguró que «el comité de paro es el que mejor puede representar los puntos de vista de las clases medias y la pequeña y mediana empresa».

Para el senador verde Iván Marulanda, «el reclamo es sobre la obligación del estado de atender 6 millones de familias con una renta básica inmediata que le ayude a esos hogares a resolver la situación de emergencia y de hambre que están viviendo esas familias».

Las profundas diferencias que expresaron afuera de la reunión también se vieron adentro, sin embargo el diálogo se llevó en completa calma sin altos tonos de voz. Una fuente al interior de la reunión dijo que «los reclamos se hicieron en completa calma. Aquí el objetivo es hacer ver al gobierno que tiene que cambiar de rumbo».

Sin embargo, otro asistente sostuvo que «se expusieron puntos de vista pero no hubo un llamado a la acción o un compromiso claro del gobierno».

LA VEHEMENCIA

A la salida de la reunión los más vehementes fueron Sergio Fajardo y Humberto de la Calle. Según el excandidato presidencial del Partido Verde, Sergio Fajardo, «queremos reivindicar el diálogo, nos podemos entender entre diferentes discutir opiniones distintas pero dialogar en colombia para superar la violencia que estamos viviendo».

Para el excandidato «le recordamos al presidente que Colombia es mucho más que Bogotá y que tiene una cantidad de regiones que deben ser escuchadas. Le dijimos que la primera tarea sería que el presidente fuera a Cali, a Siloé, a convocar a jóvenes sin esperanza al rededor de las escuelas».

Por otro lado, el también excandidato presidencial, Humberto de la Calle, dijo que «la situación es crítica y tenemos que resolver através del diálogo. El presidente mantuvo su posición».

Sin embargo, en los pasillos de la Casa de Nariño se rumora que muchas de las exigencias hechas por los miembros de la Coalición de la Esperanza solo salieron a relucir en la rueda de prensa y no se hicieron en el diálogo con el presidente. «Vinieron como gaticos y salieron vestidos de tigre», dijo una fuente que estuvo en la reunión y prefirió no identificarse.

El presidente Iván Duque estuvo siempre muy presto a escuchar a los líderes opositores. Tomó nota de lo que iban diciendo cada uno. El mandatario siempre fue preciso en señalar que ante todo se debe hacer respetar la institucionalidad, como también que su gobierno ha respetado el derecho a la protesta. Frente a la propuesta de ir a Cali, no descartó que se una alternativa por la que opte.

LAS VOCES DEL GOBIERNO

El ministro del Interior, Daniel Palacios, confirmó que el diálogo se hizo de forma cordial «el señor presidente ha venido escuchando a los colombianos y todos los sectores. Hemos reiterado el rechazo a las vías de hecho. Hemos manifestado, también un respaldo a nuestra fuerza pública y que no toleramos ningún abuso por parte de la fuerza pública y que las investigaciones están avanzando para clarificar los asesinatos que se hayan dado en el marco de las protestas».

El alto comisionado de Paz, Miguel Ceballos aseguró que la presencia de la coalición de la esperanza «ayuda para construir una agenda sobre lo fundamental».

Además reiteró el llamado para que los representantes del comité nacional del paro no esperen hasta el lunes para reunirse con el gobierno «insistimos en que las puertas del palacio de nariño vengan hoy mismo».

Bogotá, (Colprensa)

También podría gustarte