La gente se olvidó del Covid y ahora se esperan los contagios

La pandemia del Covid-19 pasó a un segundo plano, lo que muy seguramente nos pasará en pocos días una factura muy cara en materia de contagios 

POR 
EDGAR 
TATIS GUERRA 

La ciudad de Santa Marta se olvidó de la pandemia del Covid-19 debido a la realización de marchas y caravanas en el marco del paro nacional de rechazo a los proyectos de reformas del Gobierno.

Absolutamente todas las movilizaciones violaron las normas sanitarias. Las aglomeraciones fueron además de evidentes, la constante. Y ello nos pasará factura. La veremos en los siguientes 14 días.

Con el inicio del mes de mayo empezaron las movilizaciones en conmemoración del Día del Trabajo para honrar las actividades de la clase obrera. Por las principales avenidas de la ciudad se vieron caravanas de vehículos y de motocicletas, así como a muchas personas recorriendo a pie la Avenida del Libertador con las medidas de bioseguridad ‘a medias’.

Con el transcurrir de los días las convocatorias fueron reuniendo cada vez, a más personas de diversas edades que llegaban portando banderas de Colombia y de otros colores, jóvenes con máscaras, disfraces creativos y pancartas. En medio de la algarabía, la distancia social y las normas de autocuidado fueron olvidadas dando paso a las aglomeraciones desmedidas. El uso obligatorio del tapabocas pasó a un segundo plano entre algunos que lo llevaban en el ‘lugar equivocado’. Sencillamente las movilizaciones del paro nacional opacaron al coronavirus SARS -Cov2- que produce la enfermedad denominada Covid-19.

Según analistas y especialistas en Salud Pública, el virus no se ha ido y así lo ratifican las preocupantes cifras de fallecimientos que no cesan. Las estadísticas reveladas a diario por el Ministerio de Salud y Protección Social son indicadores que mantienen las alarmas encendidas.

No solo han muerto personalidades, líderes o personas que presentan comorbilidades sino también profesionales del sector salud quienes están en la primera línea de batalla contra el ‘virus asesino’.

REFORMA A LA SALUD 

Vale mencionar que con las movilizaciones del paro nacional se rechaza el proyecto de ley 010 que iría en contra de la Ley Estatutaria y del derecho fundamental de la salud, ya que estaría favoreciendo al sector privado con incentivos y al mercado médico industrial.

“Con la reforma a la salud se profundizaría la privatización del sistema aumentando tanto las barreras para los pacientes como las desigualdades en el acceso a los servicios y en la formación médica y profesional”. A esta conclusión llegaron los voceros del gremio médico y científico, invitados al debate “Proyecto de Ley 010 – Reforma a la Salud. Capítulo 1: Una mirada desde las organizaciones médicas”, organizado por la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).

 “Creemos que esta propuesta de reforma no está alineada con la Ley Estatutaria, además de que no hubo un trabajo concertado con las diferentes organizaciones médicas”, apuntó el doctor Gabriel Carrasquilla, presidente de la Academia Nacional de Medicina.

La propuesta, que contiene 10 capítulos, fue el centro de la discusión por parte del doctor Carrasquilla (No el exministro de Hacienda) y los demás representantes del gremio médico y científico invitados: Milena Manrique, miembro de la Asociación Colombiana de Salud Pública; Otto Hamann, presidente de la Asociación Colombiana de Medicina Familiar; Jorge Acosta Correa, vicepresidente del Colegio Médico Colombiano; Sergio Isaza, presidente de la Federación Médica Colombiana, y Leonardo García, presidente del Colegio Médico Colombiano.

Todos ellos se centraron en el análisis del punto ‘Talento humano en salud’, uno de cuyos puntos prendió las alarmas -por el riesgo que representa para la autonomía médica y del profesional- fue el artículo 67 “Programa de Formación Continua de Competencias en Medicina General”, que plantea que este programa sería ejecutado por las EPS y las IPS del país.

Según los participantes en el debate, esto iría en contra de la autonomía universitaria, además de la autonomía médica ya establecida en la Ley Estatutaria de 2015, y agravaría las limitaciones que estas empresas aseguradoras y prestadoras del servicio de salud les imponen a los médicos, lo que a su vez se reflejaría en un detrimento en la salud de los pacientes.

 “En estos años hemos visto que las aseguradoras limitan la autonomía médica en la medida en que, en algunos casos, un médico general no puede ordenar más de tres exámenes de laboratorio, o que las prescripciones se deben limitar en ciertos aspectos, de manera que pensar en que a través de las aseguradoras se hará la actualización y formación de los médicos generales es algo que puede afectar severamente la autonomía del médico y los esfuerzos que se han hecho por promoverla y fortalecerla”, advirtió el doctor Carrasquilla.

RIESGO A HOSPITALES PÚBLICOS 

También se cuestionó el artículo 50 “Fusión e integración de empresas sociales del Estado”, que plantea anteponer la sostenibilidad financiera sobre la permanencia y desarrollo de los hospitales públicos.

Ante esto, la doctora Milena Manrique menciona que este artículo -junto con el artículo 4- iría en contra del derecho a la salud, en especial para las personas más vulnerables.

 “En muchas regiones del país hay hospitales públicos y centros de salud que aún siendo los únicos a los que las comunidades pueden acceder, los han cerrado porque no son financieramente viables en la red pública, lo que genera demoras en los diagnósticos, tratamientos, más barreras para los pacientes y aumento en la carga de enfermedad y muertes evitables, especialmente para las zonas rurales”, subrayó.

Este debate tendrá otras tres sesiones con la participación de profesionales y pacientes, en las cuales se abordarán diversos sectores. Recuerde: si va a salir a marchar que es un derecho constitucional de todos los colombianos, no olvide el autocuidado, mantener la distancia, usar correctamente el tapabocas y lavarse las manos. El virus mortal no se ha ido, no baje la guardia.

También podría gustarte